Décimo aniversario del 15-M

+2
0

Décimo aniversario del 15-M

es

Décimo aniversario del 15-M

Viñeta del 15/05/2021 en CTXT.

El movimiento 15-M, también llamado “de los indignados”, ha cumplido diez años. Este fin de semana se han publicado cientos de artículos sobre la movida que nació de aquella manifestación del 15 de marzo de 2011 y que en sus carteles llevaba la frase: “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”.

En muchos de esos textos conmemorativos que han inundado los medios y las redes se habla de lo que regeneró, o no, el movimiento 15-M. Muchos de esos artículos opinativos acotan una parte de la historia a uno o varios sucesos relacionados con las movilizaciones como única causa de supuestos cambios sociales importantes con más o menos acierto.

Como esto sigue siendo un blog en el que lo que manda son las opiniones absolutamente subjetivas, me limitaré a recordar algunas cosas que considero significativas de aquellos días. De entrada, repasando las viñetas de aquella época, recuerdo que nos costaba mucho arrancarnos y pelear. Las huelgas se anunciaban como mucho como advertencia o amenaza, pero no se convocaban.

Durante dos largos años se anunciaron movilizaciones que nunca se hicieron, parecía que no había manera de que el personal reaccionara.

Sobada general

 

Y llegó la huelga general , fue en septiembre de 2010. Y se habló de las mismas cosas. Si bien esto no sirve de fotografía general del momento, creo que sí es una buena referencia de lo espeso de la situación que se arrastraba desde 2008. Es por esto que los medios no le hicieron mucho caso a aquellas movilizaciones. Por mucho que ahora se pongan dignos y publiquen toneladas de textos floridos, su primera reacción fue tratar aquella manifestación como una más, a efectos de actualidad, eran unos cuantos mataos que salían a la calle.

Por aquellos días me encontraba en constante peregrinación obligada por distintas ciudades andaluzas por cuestiones laborales y recuerdo perfectamente pasear el 15-M en una manifa petada de gente por las calles de Algeciras mientras leía en internet que en muchas otras ciudades pasaba lo mismo. Los medios tardaron muchas horas es querer darse cuenta de la magnitud de la cosa.

 
   

Luego harían lo que muchos recordamos y no olvidamos, horas y horas de debates con contertulios que no habían pisado ninguna concentración, ni pensaban hacerlo. Se dedicaron a hablar de perroflautas, de suciedad, de lo mal que lo estaban pasando los comercios por culpa de la acampada de Sol y todo el repertorio de argumentos clásicos de criminalización contra cualquier movilización reivindicativa que no se ajustara a sus idearios “socialdemócratas”.

Décimo aniversario del 15-M

Viñeta del 25/06/2011

También se habla mucho ahora de que Podemos nació del 15-M, pero el partido no nacería hasta marzo de 2014. Eso sí, se registró un día 11 de marzo con muchos guiños al 15-M, ya saben. Los círculos de rollito asambleario, los mensajes reducidos a aforismos del palo de los de abajo a por los de arriba, la “gente corriente” contra la casta y las llamadas a tomar el cielo por asalto.

Eso que los medios llaman “capitalizar” las protestas, lo hicieron, más bien lo intentaron, todos los partidos. Desde el PSOE acusaban al PP de estar detrás de las acampadas y el PP decía que aquello lo había montado Rubalcaba en contubernio con blocheviques come niños. Es decir, lo habitual. Tampoco podemos olvidar como las policías de distintas ciudades, bajo el mando de aquellos”progresistas”, repartieron palos con saña.

Barcelona, palos “límpios”

Eso de que era un movimiento apartidista se lo pasaron todos por el forro porque hacía falta un organizador con cabeza, rostro e ideas clásicas visibles para llevar la trifulca al terreno donde podían manosearlo a su antojo. Esto sólo ponía de manifiesto una carencia de cultura de movimientos sociales como herramienta de lucha independiente y a muchos se les fue toda la fuerza por la pancarta. Tampoco era fácil gestionar algo que se presentaba como una enmienda a la totalidad, una revolución en la que se reclamaba todo.

Décimo aniversario del 15-M

Viñeta del 02/06/2011

No soy muy amigo de romanticismos, si bien aquellos días renacieron  y/o se consolidaron movimientos anti-desahucios, de defensa de la libertad de expresión, de la sanidad y la educación públicas, el feminismo, el ecologismo,  la lucha de clases y los derechos laborales, también camparon entre ellos todos esos grupos conspiranoicos y adoradores de las pseudociencias. Había colegas pontificando sobre los peligros de los chemtrails, los transgénicos y la amenaza demoníaca del Nuevo Orden Mundial junto a bailongos de danzas mágicas.

Pude pasear por al menos cuatro acampadas en ciudades medias y grandes del sur. La sensación de que la historia en Madrid era bastante diferente a la de estos lugares era inevitable.

Además, era la única referencia que marcaba los siguientes movimientos del resto de sitios, pero las realidades locales quedaron bastante solapadas por el eterno guión capitalino que terminó imponiendo la prensa cuando los moradores de las plazas perdieron el control de sus canales de comunicación. Con el tiempo poco se podía hacer ya para redirigirlo.

Y pasó lo que pasó. En las siguientes elecciones generales, el PP se hizo con una aplastante mayoría absoluta. Los mejores resultados de la historia del PP y la segunda mayoría absoluta más importante de la democracia. mientras algunos se empeñaban en querer celebrar el supuesto fin del bipartidismo. Ahora todos sabemos que al bipartidismo, como mucho, se le hizo cosquillas.

Décimo aniversario del 15-M

¡Cómo hemos cambiado!

Años más tarde, aquellos de los que se dice que surgieron del germen de los que marchaban por las calles al grito de “¡PSOE y PP, la misma mierda es!” gobiernan con el PSOE mientras mantienen la reforma laboral que el PP aprobó nueve meses después del 15M, el mismo partido que implantó la infame la ley mordaza cuatro años después y que aún se aplica bajo este gobierno que se dice el más progresista de la historia.

Tenemos memoria de pez y el político de pura cepa lo sabe. Apropiarse de cualquier cosa que pueda dar votos es de primero de estrategia electoral. Pablo Iglesias llegó hasta a sugerir de manera distraída que había tenido algo que ver en con la creación del famoso Pásalo de marzo de 2004. El yoismo del cabeza de partido era mucho más que una evidencia desde su aparición. Y más risas cada vez que recuerdo aquel Que se queden con la bandera roja y nos dejen en paz. Yo quiero ganar”  que Iglesias escupió a lo que consideraba vieja izquierda. El resto ya lo saben, IU sería parasitada cuando parecía que salía del eterno agujero.

Aún así, creo que divagar hoy en términos absolutos sobre si el 15-M fracasó o triunfó es un error y un simplismo de manual. Amputar muchas otras pequeñas, medianas y grandes realidades con las que tuvo que convivir es hacer trampa.

Artículos relacionados

19F

El círculo azul

Rueda de prensa

¿Algo que decir?

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.