Spain is different!

+7
0

Spain is different!

Viñeta del 21/03/2021 en CTXT

Mantenerse informado nunca fue una tarea tan dura y no tiene pinta de que esto vaya a cambiar a mejor. El bombardeo sólo hace pausas para arrastrarnos a la chorrada diaria que marca cualquier movida del colorín televisivo, acaparando toda la atención para caducar en menos de 24 horas.

Mientras esto sucede, los temas capitales van quedando mustios porque la “actualidad” manda y no hay tiempo para pausas y reposo. Entre anecdoticias sobre la campaña electoral en Madrid, todo se vende como píldoras autoconclusivas de consumo rápido.

Uno de los asuntos que vuelve a gobernarlo todo es la transición suave pero inevitable de la tercera a la cuarta ola de la pandemia. Aquí estamos a verlas venir observando su impacto por el mundo, pero sobre todo en el todopoderoso capitalismo, que sin nuestros bolsillos no es más que una piltrafa llorica que se arrastra por las esquinas exigiendo rescate desde lo público. Aunque no se engañen, sus fuentes para ordeñarnos son infinitas.

Al igual que en 2020 se nos vendió como imperativo neoliberal que había que “salvar” la temporada de verano, la de Navidad y otros etcéteras, todo vuelve a girar sobre el turisteo.

Spain is different!

Viñeta del 21/06/2020 en CTXT

En España se decidió que en Semana Santa había que abrir los brazos y las piernas al turismo alemán al tiempo que se seguía restringiendo la movilidad a los españoles dentro de sus fronteras. Y claro, esta incongruencia había que venderla a costa de lo que fuera.

 

 
   

Spain is different! rezaba aquella campaña turística que Fraga se sacó de la manga en la década de los 60 para maquillar la imagen chusca que ofrecía España en el exterior y mostrarla como una virtud. En realidad no éramos entonces tan diferentes ni lo somos ahora.

Sólo ha cambiado un poco el decorado del chiringuito de playa que siempre fuimos para Europa y cada vez más para el resto del mundo. Basta que echen ustedes un ojo al panorama de nuestros más poderosos vecinos de la UE.

Alemania, del sí al no en un estornudo

Ayer, Ángela Merkel montó una rueda de prensa a las 3 de la madrugada después 12 horas de negociación: “Estamos en una situación muy grave. Esto significa una Pascua tranquila durante 5 días, en la que la gente se debería quedar en casa”. Vean cómo se alababa la decisión en la red del pim pam pum.

Poco ha durado la cosa, las medidas han muerto en apenas un día. El Gobierno alemán ha reculado hoy para cargarse las restricciones anunciadas y finalmente no va a cerrar en Semana Santa. Merkel lo argumenta agarrándose a que dice haber cometido un error personal.

Economía o salud, falsa dicotomía. Viñeta del 31/10/2020 en CTXT

Hacer un repaso por las reacciones de los gestores de lo público de aquí es como asistir a una convención mundial de sociópatas reunidos en una bañera llena de speed. No busquen la coherencia, se perdió en el laberinto de puertas tapiadas de la retórica criminal, egoista e inhumana de ese derribo que ahora llamamos economía.

Viva la fiesta

No sólo es Madrid, media España es una fiesta en plena pandemia y desde Bruselas la UE  pide “coherencia” con las restricciones pero bajito y sin matizar para no mojarse mucho como si se trataran de unos opinólogos más que ni pinchan ni cortan.

Sacrificio al dios capital

Así, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, defendía ayer “sacrificar nuestra movilidadpara “garantizar” espacios seguros a los visitantes. Si hay que decir que el alcalde de Málaga es un mierdas, se dice. Incluso podemos desplegar nuestras mejores ironías y chistes como mecanismo de desahogo, pero al final sólo queda lo de siempre. El capitalismo en su versión más pura, esa que deja que se te infecten las heridas que te ha provocado y luego defeca sobre ellas prometiéndote que su mierda es la cura.

De la Torre no deja de ser otro frame de esa secuencia en bucle sin fin. Sigue la línea del partido, como Ayuso, siempre inmersa en su espiral generadora de estupideces conscientes cuando Madrid registraba casi la mitad de todos los contagios de España acercándose, otra vez, a niveles de riesgo extremo seguida por otras localidades del norte.

“A mí si me viene un francés a mover la economía madrileña, bienvenido”, decía Esperanza Ayuso para añadir que los turistas vienen a visitar los museos.

Mientras tanto, la Junta de Andalucía sale con un chorri vídeo a lo Bienvenido Mr. Tourist como si aquí no pasara nada y  Juanma Moreno anuncia un paquete de ayudas de tres millones de euros para las cofradías andaluzas.

Se supone que uno de los sectores que está palmando mucha pasta es el de los servicios, como la hostelería, pero se le insufla pasta a los que no pierden ni un céntimo porque este año no podrán pasear santos. Por otro lado un estudio un estudio científico dice demostrar la relación entre la hostelería y el virus: “A más cierres, menos contagios”.

Más aún, veinte estudios científicos defienden que el cierre del interior de los bares es el camino para frenar los contagios.

Spain is different!

Los datos decían hace apenas tres días que la pandemia dejaba ya más de 122 millones de contagios mundiales tras registrarse otros 525.000 nuevos casos, pero aquí seguimos tratando la propagación del virus como algo cortoplacista y local, un asunto circunscrito a cada ciudad, pueblo, barrio y terraza.

Ministros de las cosas que pasan

Reyes Maroto, la ministra de Turismo, defendió que no se pueda viajar por España pero sí que vengan extranjeros porque “todos vienen con PCR y eso no se puede garantizar en los viajes en la Península”. Y se queda tan ancha. No se puede. Y ya está. Toda una declaración de incompetencia que encima pretenderá que entendamos como un argumento válido y racional.

Un día antes, la ministra de Sanidad, Carolina Darias , advertía de un “posible cambio de tendencia” en los casos de COVID-19 y pedía “máxima precaución y preocupación”. ¿A quién le le pide qué? Pues lo que sea al viento. Al menos en algo hay que darles la razón, es para estar preocupados, pero por tener a estos elementos de por medio en la ecuación pandémica.

Artículos relacionados

2 comentarios en «Spain is different!»

  1. Lo del alcalde de Málaga me toca el corazón… cuando no había extranjeros nos pedían a los malagueños que fuéramos al centro a hacer gasto… hasta nos pagaba el bus si hacía falta. Ahora, nos vuelve a dar la patada en el culo como ya hiciera antes enfocándolo todo al turismo… que sí, que la hostelería da mucho dinero, pero solo a unos pocos. A los demás les deja trabajos precarios y muchas horas de trabajo casi esclavo… Qué cansancio ya, pero eso si, luego volveremos a votarle :(

    +4
    0
    Responder

¿Algo que decir?

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00