Rescate de Tontolares

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)

Rescate de Tontolares

es

Aspecto que tuvo el blog “Tontolares”

Otra de las muchas cositas que se han hecho por aquí es recuperar contenido perdido. Esta vez le ha tocado a una página creada el 6 enero de 2014  dedicaba a recopilar estos enunciados absurdos que en su día bauticé como Tontolares.

Como ya hice con la página de reseñas de documentales, he agrupado todo su contenido en una categoría.

Ya no tenía mucho sentido mantener una página más que, además de actualizarse con una periodicidad loca, ya no recibía apenas visitas, terminó enterrada en el pozo de la irrelevancia y cerrada en enero. Lo justo era darle una muerte digna sin que eso supusiera su desaparición.

Integrando su contenido aquí también tendré una excusa para ir añadiendo nuevas entradas sobre esos enunciados chorra que tanto gustan.

Esta fue la descripción con la que se presentó Tontolares en su día.

Rescate de Tontolares

Esto es un blog. Un sitio personal de opinión y/o humor.

Nada se publica de manera automática, las opiniones que no aparecen firmadas son del autor del blog.

¿Qué es un Tontolar?

“Basta dar una vuelta por las portadas cualquier día para encontrárselos, son los tontolares.

Tienen una estructura fija, suele ser así:

“Fulanito, dos puntos, gilichorrez suprema dicha por el político lenguaraz citado antes de los dos puntos”. A esto le sigue la tradicional ronda de respuestas que crearán más tontolares que configuran  un ecosistema de tertulianos acostumbrados a colar opinión como si de información se tratara.

También los hay salidos de estudios varios, con afirmaciones increíbles, de muchos nunca más se vuelve a saber. Otros son simplemente falsos o mal interpretados.

Los tontolares son llamados así porque son tonterías escritas con ánimo evidente de llamar la atención, algo que no tiene nada de malo si no fuera por aquellos que los retuercen hasta parir frases gilipollas.

En la mayoría de ocasiones son puras opiniones en las que se encasquetan frases que simulan datos, especulaciones, incluso deseos del autor. Los hay con ataques o descalificaciones más o menos veladas a personas o colectivos. Posicionamientos editoriales por simpatía o lo contrario,  supuestas evidencias para construir un discurso que desemboca en una supuesta noticia sobre algo que no ha sucedido.

Los Tontolares pueden tener mil caras.

Hay tontolares inverosímiles, que no siempre coinciden con lo que se lee tras ellos. Noticias extraídas de supuestos medios asiáticos, malas traducciones, sátiras que se cuelan en un medio que las desparrama y contagia al resto. Agencias que producen miles de noticias cada día y no dedican ni 10 minutos a verificarlas, no ya por dos o tres fuentes, por ninguna.

Pero también hay titulares simpáticos, los menos, porque dependiendo del tema tratado convierten el contenido en una chufla. Y eso también tiene sus riesgos, pero aseguran la risa.

Somos malos lectores, la mayoría no pasa de leer el titular, o al menos es lo que parece.

Si el Tontolar es atractivo, fascinante, escandaloso o cachondo corremos a cacarearlo sin cuestionarnos nada. Y la coartada de muchos es que toda la responsabilidad es del medio o periodista. Quizá esta excusa tuviera algo más de sentido antes de la era de Internet.

Hoy, cualquier paisano puede encontrar mucha información para formarse como lector crítico. Pero ya se sabe,  aquí la palabra “crítico”  se entiende de entrada como peyorativa, cuando debería ser un síntoma de lector saludable.

Declaración de intenciones

Se pretende dar caza a titulares absurdos, pero también a los que, siendo gilipollas, esconden noticias falsas o sugieren sucesos imaginarios.

No se pretende construir un blog temático para corregir errores en datos, para eso hay otros que lo hacen mucho mejor. Tampoco queremos centrarnos en las noticias falsas, pero se despacharán con gusto.

Tontolares manifiesta que la calificación de “Titular Gilipollas” no puede ni debe interpretarse como una declaración del tipo:  “el autor del mismo es gilipollas”. Salvo que pueda probarse lo contrario.

Esta declaración de intenciones estará en permanente revisión y actualización”.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.