Falsas necesidades

 

Ver imagen a tamaño completo.

La explotación y la precariedad permiten aliviar la necesidad vital e irrefrenable del ser humano de adquirir cualquier producto en cuestión de minutos.

Para pisotear los ya pataleados derechos laborales y cualquier conquista de anteriores generaciones, basta seguir creando y alimentando falsas necesidades para tener una coartada con la que volver a culparnos y responsabilizarnos de nuestra miseria.

Recomendación al hilo, pueden recurrir a sitios como este o a su librería de barrio más cercana y si no tienen una biblioteca cerca, ahí está eBiblio porque  las bibliotecas siguen existiendo, ahora también virtuales, para acceder gratis a miles de libros en un par de clics.

¿Algo que decir?