Bulos

 

Bulos

Viñeta del 28/11/2020 en CTXT

Cuando un medio publica una noticia de alcance que es sorprendente por inesperada, obvia por esperada, escandalosa o excepcional y no la tiene nadie más, o bien está publicando una exclusiva, le han colado mercancía defectuosa o se trata de un bulo como un piano difundido a sabiendas.

Todos sabemos diferenciar entre información pura y opinión, aunque cada día estén más mezcladas para colar discursos, crear confusión, manipular o todo a la vez. Aún así, es lícito posicionarse cuando de opinión se habla y cada cual es muy soberano de creer en lo que quiera, otro rollo es la información, eso que debería ajustarse a la verdad, cuando menos a la realidad.

Bulos

En cualquier caso, creer eso que se nos cuenta a diario como noticias no deja de ser un acto de fe. Recibimos cada día una avalancha de enunciados con condicionales, opiniones, especulaciones, mentiras, rumores y cábalas con licencias a la fantasía que nos permiten cubrir cualquier sesgo.

En Libertad Digital publicaron esta semana uno de esos, en un tuit con la siguiente afirmación:

“Victoria legal para Trump: Biden deja de ser presidente electo al encontrarse “evidencias de fraude” en los estados claves”.

En el enlace, que mantienen en su página, aseguran que “Joe Biden deja de ser presidente electo después de que los jueces de los estados claves ordenaran el bloqueo de los resultados electorales”.

Tuiter marcó ese tuit como “Multiple sources called this election differently”. Después, desde muchas otras fuentes se desmiente tal supuesta información. (1) , (2) , (3). Pero en Libertad Digital no se bajan del burro.

No sabría decir si hoy existen más mentiras en los medios que hace X años, pero sí que es preocupante y una mala noticia para el periodismo que el  factchecking sea ya un negocio habitual en el paisaje.

Bulos a punta pala

Hay medios que ya ni sorprenden cuando publican un bulo, se da por hecho que lo falso adorna y salpica su línea editorial por tradición. Libertad Digital es uno de esos, le da lo mismo inventarse un Rolex que un fraude en las elecciones de USA.

Crear un bulo es muy fácil, pero no tanto conseguir que la masa deje de creerlo. Hay muchas formas de construir una mentira para disfrazarla de supuesta verdad.

En todos los casos basta con escribir un titular goloso, puede basarse en una afirmación de algo que no se puede comprobar o una afirmación que nadie ha hecho, nadie ha verificado y que, como el caso de ECD (otros profesionales de las noticias “inexistentes”) nunca, jamás de los jamases, se cita fuente alguna más allá de un “fuentes cercanas” y derivados ambiguos. Así es como creó una noticia falsa en agosto.

Para no pillarse del todo los dedos, en el texto, puro relleno especulativo, convirtieron la supuesta noticia en una supuesta sospecha de no se sabe quién.

Poco importaba ya, el pescado del bulo estaba vendido desde el título. Un mes antes se había sacado otro apetitoso bulo caza clics de la manga con este otro titular: “El Gobierno planea subir el IVA del pan, la leche y la fruta” para alegría de tuiteros con espasmos en el dedo de cliquear.

El procedimiento para apuntalar el bulo es el de siempre, noticia de preocuparse mucho, foto de ministros como si se tratara de un anuncio hecho por ellos, cero fuentes y mucha literatura de fantasía y política ficción. Aquí el truco es el verbo, planea. ahí cabe todo y cualquier cosa. Si resulta que nada de lo que se afirma sucede, no pasa nada. Nadie se acordará, y si lo hace, siempre le quedará la duda de que podría haber sucedido. Otra vez el milagroso condicional.

Es más, en el texto de esa mentiricia aseguran que el gobierno negó cualquier subida del IVA en dichos alimentos, pero claro, eso no era un titular rentable.

ECD jamás añadió rectificación a estas historias. Siguió creando bulos ( 1 ), ( 2 ), ( 3 ), ( 4 ) porque dan buenos dineros y está la cosa muy mala. Cómo será la cosa de ECD que hasta VOX, especialistas en crear y encender mechas de noticias falsas les afearon la conducta por crear noticias falsas. Glorioso choque de bulópatas.

 

 

Antes apuntaba bulos que olían mucho a bulo. Dejaba pasar el tiempo para observar su evolución. Esperaba por si el medio se disculpaba por ellos o los desmentía, pero normalmente eso no suele suceder y muchas de esas mentiras siguen publicadas e instaladas en el ideario de más de uno.

Además, estoy convencido de que es una guerra perdida, la mentira llegó para instalarse y colonizar la actualidad con el beneplácito de todos, tristemente con los silencios de buena parte del gremio o con una respuesta cuando menos “discreta” contra los “medios” dedicados a jornada completa a la propagación de basura.

4 comentarios

  1. cachas 3 diciembre 2020
  2. Miguel 3 diciembre 2020
  3. Miguel 2 diciembre 2020
  4. Bulo 2 diciembre 2020

¿Algo que decir?