TCF – Transparency and Consent Framework

 

TCF – Transparency and Consent Framework Error Adsense 2.1a

No hay forma de librarse de los avisos de cookies que se comen cualquier cosa que pretendas leer. No sólo no van a desaparacer, es que además están mutando a cartelones cada vez más molestos y cojoneros de configurar.

La principal novedad de la política de cookies a la que tienen que adaptarse, sí o sí, los propietarios de páginas es la transición a TCF v2.0, es decir una nueva actualización sobre la política de cookies que elimina la opción de seguir navegando como consentimiento válido para la instalación de las cookies.

El texto recoge la posibilidad de trabajar con “muros de cookies”, siempre que se ofrezca al usuario una opción genuina alternativa para que no se instalen las cookies sin consentimiento técnico real y efectivo.

Se acabó lo del cartelito chusco

Es decir, todos esos banners de cookies de “si sigues navegando aceptas las cookies” con un botón de aceptar o cerrar sin más ya no serán válidos. Y los hay a patadas. El usuario debe consentir el uso de cookies antes de que se instalen, conocer los usos y poder revocar el consentimiento en cualquier momento, entre otras cosas. Y ojo, que las multas no son de reirse.

El incumplimiento del Reglamento general de protección de datos puede dar lugar a multas de hasta 20 millones de euros o del 4% del volumen de negocios mundial de la empresa, en determinadas infracciones. La autoridad de protección de datos puede imponer medidas correctivas adicionales, como obligar a poner término al tratamiento de los datos personales.

El plazo de implantación para los nuevos avisos es hasta el 31 de octubre por lo que ya no hay mucho margen para adaptarlos a los textos y condiciones de la versión 2.0 del TCF si no hay prórrogas.

¿Qué es el TCF 2.0?

El TCF (Marco de Transparencia y Consentimiento) es un conjunto de normas y políticas de consentimiento creadas por la IAB Europe con la intención ayudar a los sitios de contenidos que utilizan publicidad a cumplir con el Reglamento general de protección de datos (GDPR) y todas las leyes que protegen a los lectores y usuarios para respetar su privacidad en Europa y en el mundo.

El objetivo es informar a los usuarios sobre qué datos se están recopilando y cómo van a ser utilizados, utilizando un lenguaje común con el que comunicar la autorización del usuario para la entrega de publicidad y contenidos digitales.

TCF – Transparency and Consent Framework Error Adsense 2.1a

Todo esto es info muy primaria, para empaparte más y mejor puedes leer sobre este asunto en estos documentos:

TCF – Transparency and Consent Framework 2Guía sobre el uso de las cookies

TCF – Transparency and Consent Framework 2TCF en IAB Spain

 

TCF v2.0 y los anuncios Adsense

El 23 de septiembre apareció un mensaje: “Hemos detectado problemas con su cadena sobre el Marco de Transparencia y Consentimiento de la IAB en uno o varios de sus sitios web o aplicaciones. Es posible que estos errores afecten a su capacidad para mostrar anuncios a usuarios europeos. Puede ver un informe detallado en la página Consentimiento de usuarios de la UE”.

 

TCF – Transparency and Consent Framework 4

Para cuatro duros que deja Adsense al año, no da más que problemas, pero pensé que se trataría de otra pijadita de esas de hacer tres clics aceptando los firulises legales, o algo así. Iluso de mí.

Error Adsense 2.1a

El primer contacto con la explicación de los errores 1.1 y 2.1a fue como leer un manual para tocar el Theremín con los pies. Todo me sonaba a dialecto marciano. Y mientras tanto, los errores seguían creciendo

TCF – Transparency and Consent Framework 6

Ahora que soy casi experto en comunicaciones extraterrestres puedo decir (de forma muy resumida) que el error 1.1 se arregla casi solo y que el 2.1a es que no se ha bloqueado la cookie del anuncio antes de que el usuario haya dado el consentimiento para que se muestre. Vamos a por la solución y para eso hace falta un CMP, dicen.

 

TCF – Transparency and Consent Framework

 

Banner de cookies adaptado a TCF 2.0 en WordPress, los CMP

Se llama CMP (Plataforma de Gestión del Consentimiento) a cualquier mecanismo instalado en una web para recopilar y almacenar la información sobre el consentimiento que los usuarios aceptan o rechazan sobre las diferentes cookies que se usan en ella. En el caso de WordPress hay bastantes plugins dedicados a este asunto, pero no todos sirven.

Todos los CMP de esta lista que se actualiza a diario han pasado las comprobaciones de cumplimiento exigidas por el programa de cumplimiento CMP de IAB Europe. Los CMP que no están en esta lista no están registrados en el TCF o no cumplen.

Vaya por delante que hay que advertir que ninguno de estos plugins garantiza que con sólo instalarlos ya se está cumpliendo con la ley.

Todo ajuste técnico para hacerlo compatible con tu instalación de WordPress (si es el caso), tu plantilla y el resto de plugins que usas, corre de tu cuenta. Deberás ocuparte de que los consentimientos /rechazos de cookies sean efectivos y funcionen correctamente o buscar a alguien que lo haga o te de soporte para hacerlo como es debido.

 

Plugin Complianz – GDPR/CCPA Cookie Consent

Después de probar varios plugins CMP con distintos resultados, por lo general chungos para hacerlos rular, caros o engorrosos, he encontrado uno con el que he conseguido configurar correctamente la cosa del consentimiento, en gran parte gracias a su soporte. Y ahora espero que desaparezca la ristra esa de avisos de la muerte antes del 31 de octubre.

Se trata del plugin Complianz, que tiene una versión gratis básica, pero que cumple con su función, y tres versiones de pago que ofrecen interesantes y necesarias funciones como los documentos legales y otras configuraciones interesantes.

 

Error Adsense 2.1a

En ambos casos tengo que aplaudir su soporte, para la versión gratis lo hacen desde la página del repositorio y en las versiones de pago a través de tickets (en inglés).

Los tiempos de respuesta son aceptables y se preocupan por solucionar los problemas de funcionamiento y compatibilidad con otros complementos. Doy fe, estuve dándoles la chapa a diario durante casi una semana hasta que se pudo apañar todo.

Aún quedan algunos flecos de errores menores con el idioma de los textos, pero lo fundamental, que es su funcionamiento, es 100% correcto. O eso espero, porque nunca se sabe como pueden reaccionar los gremlins que habitan en WordPress.

Han sido 39 dólares bien gastados (ahora tienen la versión personal para una instalación de WP en 45$).

Si te decides a comprar una versión Premium después de probarlo y te cuadra, puedes hacerlo desde este enlace de afiliado y me darán unos pocos maravedíes. Y si te puedo echar una mano en algo que no sea de mucho trabajar, ahí abajo está la caja de comentarios.

 

 
   

2 Comentarios

  1. santino 16 octubre 2020
    • JRMora 16 octubre 2020

¿Algo que comentar?