Crónica de un estado de alarma

 

Madrid, crónica de un estado de alarma

Viñeta del 10/10/2020 en CTXT

Este podría ser un resumen. muy resumido, de la nueva movida madrileña.

Por romper con la dinámica desinformativa general, alguien debería descubrirnos qué conocimientos y criterios y/o fundamentos científicos y sanitarios manejan los jueces para paralizar las medidas destinadas a proteger la salud pública. Esta historia tuvo un reflejo en Aragón, donde el TSJ también dictó un auto acordando no autorizar el confinamiento perimetral de varios municipios por el coronavirus. Hay que hacer un esfuerzo importante para intentar entender las vainas estas.

Si usted ha seguido la historieta del desencuentro entre el gobierno de este, su país y el de la comunidad de Madrid sin cabrearse como un mono, le felicito. Y si es capaz de recordar la cronología de piezas de infopinión y titulares penosos que ha generado, además le admiro.

Las cifras de la pandemia en Madrid son terribles y es absurdo que las huestes Ayusas sigan enrocadas en que toda medida que venga del “exterior”, sea las que sea, para controlar la situación es un castigo político y personal.

Pedro me tiene manía, dice Ayuso, que no es tonta ni está loca y sabe que esta mierda funciona muy bien para jalear a su parroquia victimizándose y victimizando Madrid como arma emocional arrojadiza chusquera.

Relacionado:

 

Hablan del estado de alarma como una invasión de la capital, tratan el asunto con un lenguaje de rollo casi bélico para alegría de las rotativas fachas. Mientras que en otras ciudades europeas se considera una situación muy grave la aparición de unas decenas de casos de contagio y anuncian restricciones, en Madrid siguen intentando vender la moto de que todo está controlado, que todo va bien.

Esto no quita que el gobierno ha mareado la tórtola hasta el aburrimiento y llega tarde, regumal y con su habitual estrategia de comunicación tan penosa como jartible. Aunque resulte ridículo tener que decirlo, la mera declaración del estado de alarma no es más que un trámite, está por ver cómo se aplica y lo que resulta.

Almeida ya ha lo ha llamado 155 sanitario“, coincidiendo así con el resto de voceros cavernarios de las extremas derechas, que ya están poniendo a punto sus autos locos para hacer otra procesión de carromatos.

Y como no sólo de Madrid vive el hombre, vayan dos apuntes de norte y sur. Navarra pide a sus ciudadanos que se “autoconfinen” tras registrar su máximo de contagios en 24 horas. Granada, Jaén y Dos Hermanas (Sevilla) registran el mayor aumento de casos de Covid-19 por 100.000 habitantes en la última semana. Tampoco crean que la cosa con la segunda ola va mucho mejor por el resto de Europa.

 

 

 
   

¿Algo que comentar?