Recaída de Tontolares

 
     

Recaída de Tontolares

         

Sólo hace falta darse una vuelta cualquier día por las portadas de los diarios para encontrárselos, son los Tontolares.

Tontolar es el término que excreté un día para denominar las tonterías dichas o construidas por alguien que terminan en un titular.

Son titulares tontos que los medios paren y amplifican y llegan rápidamente a la masa tonta que los repetirá sin descanso durante todo el día, o durante unas horas o minutos, porque la vida de cualquier noticia es cada vez más corta y la siguiente viene rápido empujando fuerte a golpe de tuits. Hay apenas unas pocas variedades de Tontolares, pero el volumen es aplastante.

La recaída

Hace seis años creí que sería divertido recopilarlos para que se pudieran consultar y tener una idea de sus orígenes y las temáticas en las que se usan. Ocho meses aguanté actualizando y abandoné el tugurio por una mezcla de aburrimiento y prevención de enfermedades mentales.

Hoy lo retomo haciendo un alarde de masoquismo con la intención de actualizarlo periódicamente. Nadie sabe lo que aguantaré este viaje.

Durante esta etapa de silencio, los “Tontolares” no sólo no han cesado, han mutado, se han multiplicado y extendido por todo tipo de medios. Ya son casi inabarcables. Han colonizado medios que practican ese engendro del info-entretenimiento, deportivos, del colorín, revistas temáticas, medios generalistas nacionales y locales.

Apenas queda cabecera que no haya recurrido alguna vez a ellos por el ansiado y muy  disputado clic.

Si quieres saber de qué va la página y qué hostias es un tontolar con más detalle, puedes empaparte de todo pinchando con ansia aquí.

Y si ya estás más que tiroteado en el noble arte de la caza de Tontolares puedes enviarlos desde este formulario

   
   

¿Algo que comentar?