Hace 14 años, secuestro de El Jueves y condena a dos dibujantes por un chiste sobre Felipe y Letizia

 

Hace 14 años, secuestro de El Jueves y condena a dos dibujantes por un chiste sobre Felipe y Letizia

Auto por el que se ordena el secuestro de una edición de El Jueves, proceso que terminaría en condena para dos dibujantes por un chiste sobre Felipe y Letizia.

Mañana se cumplen 14 años de uno de los pasajes más vergonzosos en materia de pisoteo de la libertad de expresión relacionado con el humor de nuestra historia reciente.

Aunque por aquella época parecía que ya se tocaban con cierto relajo, casi todos los asuntos relacionados con la monarquía desde distintos frentes humorísticos, el juez Juan del Olmo Gálvez decidió pegar un puñetazo en la mesa, en concreto en la de los dibujantes Guillermo y Manel Fontdevila y ordenó el secuestro de una edición de la revista El Jueves acusándolos de delitos de injurias contra la Corona.

Los autores fueron declarados culpables y condenados. Si bien muchos mostraron públicamente su rechazo al secuestro y a la posterior condena, el silencio de muchos otros fue atronador y peor aún, para no olvidar el apoyo o justificación a este atropello por parte de algunos.

Guillermo, en este artículo de Cuarto Poder destaca también la “curiosidad” de que terminaron en el banquillo por la denuncia de un fiscal “supuestamente progresista”, Cándido Gómez Pumpido. La entonces vicepresidenta del Gobierno del PSOE, María Teresa Fernández de la Vega, defendió también la decisión poco después de producirse. Curiosamente, desde las filas del PP cuestionaron más el asunto, recuerda Guillermo.

Por entonces Twitter tenía poco más de un año de vida y aún no “ardían” tanto las redes, pero internet tampoco era un desierto. Toda la chicha se movía aún en blogs, foros y en sitios como Menéame, el caso se convirtió enseguida en noticia nacional y de ahí saltó a muchos otros países. Aquel día escribí el que creo es el post más largo de este blog al que fui añadiendo las reacciones y estuve actualizándolo durante varios días. Se puede leer aquí.

 

Resumen de la historia

El 20 de julio de 2007  el juez del Olmo ordenó secuestrar el número 1.573 de la revista El Jueves (ver auto)  y solicitó que se retiraran todos los ejemplares de los puntos de venta, el motivo fue su portada.

El fiscal ordenó incluso “desconectar” la web de “El Jueves” aunque no hubiera hecho falta ya que colapsó enseguida por avalancha de visitas. Esta historia tuvo repercusión internacional.

El secuestro de publicaciones por orden de los jueces tras la muerte de Franco por informaciones relativas a la Corona consideradas injuriosas tampoco eran una novedad, aunque en por aquellos días hacía ya más de 20 años que no sucedía por este motivo.

La Constitución española prohíbe la censura previa de publicaciones, pero sigue permitiendo el secuestro una vez en la calle si un juez determina que vulnera ciertos derechos fundamentales.

La portada, con dibujo de Guillermo y guión de Manel, bajo el enunciado “2.500 euros por niño” mostraba unas caricaturas del príncipe Felipe y Letizia en la cama practicando la postura del perrito, la escena ilustraba un chiste sobre el popularmente conocido como “cheque bebé” que iba a aprobar el gobierno ZP y que otorgaba una ayuda a las familias cuyos hijos hubieran nacieron entre el 1 de julio de 2007 y el 31 de diciembre de 2010. En la imagen, Felipe le comenta sonriente a Letizia:

“¿Te das cuenta? Si te quedas preñada… ¡Esto va a ser lo más parecido a trabajar que he hecho en mi vida!”

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, envió requerimiento al director de la revista para que identificara a los autores de la caricatura, porque supuestamente podrían haber incurrido en  delitos contra la Corona previstos en los artículos 490.3 y 491 del Código Penal. De ser así, se enfrentaban a penas de hasta 2 años de prisión por calumnias o injurias contra el rey o sus descendientes.

Una de las anécdotas más absurdas fue que el juez pretendió retirar las planchas de la revista, concretamente “el molde”. Otro absurdo fue el del debate en los medios y en internet sobre lo “soez y lo grosero” como si la grosería fuera un ilícito penal.

El  13 de noviembre de 2007 los dibujantes fueron declarados culpables del delito de injurias al príncipe heredero y el juez les impuso una multa de 3.000 euros (el fiscal pedía 6.000) para cada uno de los dibujantes considerando que tanto el dibujo como el texto de la viñeta era “objetivamente injurioso”.

Hace 14 años, secuestro de El Jueves y condena a dos dibujantes por un chiste sobre Felipe y Letizia 7

La sentencia puede leerse completa aquí

El Tribunal Constitucional desestimó la admisión a trámite del recurso que la revista  interpuso contra la condena fijada por la Audiencia Nacional. Se anunció que se recurriría ante el tribunal de Estrasburgo pero al final no prosperó por una cuestión de forma y ahí terminó la cosa dejando una bonita mancha de mierda jurídica en la historia del humor.

 
   

Un comentario

  1. Loam 20 julio 2020

¿Algo que comentar?