Herencia borbónica

 

Herencia borbónica

Herencia borbónica. La paga

Viñeta del 11/07/2020 en CTXT

Felipito y Leti siguen de gira estelar, estarán todo el mes de julio paseando palmito por toda España, mirando cosas y saludando así con la mano. Los medios siguen dando cumplida cuenta de cada paso que dan, como ya hicieron con Juanca y Sofi, porque la historia no ha cambiado en lo magro.

Herencia borbónica

Felipito heredó un reino por gracia de su ADN borboniano-franquista, este no puede ni decir que lo “eligieron” los españoles en aquella farsa franquista de 1947, o la otra del 66, con la que el enano del culo blanco ratificaba y consolidaba, más aún, la dictadura.

Tras conocerse los trapis del yayo emérito, que ya practicaban todos sus antecesores, Felipito rechazó la herencia de su padre, reinventando y reformando toda ley y reglamento sobre sucesiones en España y además le retiró la paguita. En un acto simbólico y preventivo, casi acusatorio, también se desvinculó de cualquiera de los negocietes internacionales que hubiera hecho el canallita campechano en el pasado.

 

De lo que no se desvincula nunca de forma explícita, es de las raíces franquistas de su herencia.  Así es la “memoria” histórica para algunos, tiene inexplicables lagunas en lo de comerle el culo al dictador.

Herencia borbónica 3

Juanca en una entrevista de 1970 para la televisión suiza (el campechano iba mucho por allí, por lo que sea). A partir de 1973 ya andaba liado con las cositas del petróleo de Arabia Saudí.

Y claro, alguien puede decir que así eran aquellos tiempos, cualquiera se la jugaba y tal. Así que, por el bien de España, tuvo que jurar lealtad al franquismo y fidelidad a los principios del Movimiento Nacional.

Pues bien, unas cuantas décadas después de comerle bien el culo al dictador, Juanca se mantuvo firme con el mandato de Franco y recordó emocionado el último lametazo* que le aplicó en su lecho de muerte, justo un día antes de estirar la pata.

Herencia borbónica 4

“El día antes de morir, Franco me cogió la mano y me dijo: “Alteza, lo único que le pido es que preserve la unidad de España”.

*Imágenes del documental de 2015 “Yo, Juan Carlos I, Rey de España” de Miguel Courtois.

Pero todo esto está más que superado, por eso el CIS hace cinco añazos que no pregunta a la plebe por la monarquía, cosas de la herencia de las buenas costumbres de no incomodar.

En lugar de eso, la borbundia tiene un programa de televisión propio. Es semanal y dura 30 minutos. Se emite sin falta en RTVE desde hace ocho años de nada.

El bodrio hagiográfico en cuestión tiene un nombre muy cachondo; “Audiencia Abierta” y es todo un canto a la cortesanía del periodismo. Todos los recursos del ente público haciendo las veces de oficina de comunicación y relaciones públicas de la Casa Real.

Los medios privados tampoco faltan a su cita diaria con el peloteo más rancio.

 

 
   

2 Comentarios

  1. Loam 13 julio 2020

¿Algo que comentar?