Comisión real



       
     

Comisión real

Comisión real

Viñeta del 13/06/2020 en CTXT

La Fiscalía del Tribunal Supremo se ha hecho cargo de la investigación del asunto del AVE a La Meca que relaciona a Juanca con trapis en comisiones por la adjudicación de las obras a empresas españolas.

Esta vaina la llevaba la Fiscalía Anticorrupción y estimó que el campechano pudo cometer un delito de fraude fiscal y otro de blanqueo de capitales escaqueando, presuntamente, una buena morterada de billetes a la Hacienda Pública española.

La investigación intentará “delimitar o descartar la relevancia penal de los hechos” ocurridos después de junio de 2014, fecha en la que Juan Carlos número 1 abdicó en Felipito número 6 y dejó de ser inviolable en virtud del artículo 56.3 de la Constitución española que reconocía este privilegio especial al matarife de elefantes y por el que no estaba sujeto a responsabilidad penal por los actos que llevara a cabo en el ejercicio de su función.

No tengo muchas esperanzas de que se pueda demostrar que Juanca se haya apalancado y repartido los milloncillos con sus colegas.

Actualización 16/06/2020: No ha habido que esperar mucho. PSOE, PP y Vox rechazan la comisión de investigación sobre las finanzas de Juan Carlos I tras su abdicación

Los grandes golpes son los que, aún ofreciendo muchas pistas, no dejan ni un sólo rastro contundente del recorrido y último destino de la pasta. Si de algo saben los borbones es de escaquear los dineros, experiencia tienen. Son fieles a su tradición de rebañar pasta y esconderla en Suiza o vaya usted a saber.

Comisión real

Cuño real. Viñeta de Alberto Fernández, alias “La Boca del Logo” en CTXT

¿Dónde está la mosca, aquí o allá?

En marzo, según según Tribune de Genève, supimos que Juan Carlos I tiene unos 100 millones de dólares apalancados en Ginebra (Suiza).

Según este diario suizo, Juanca primero recibió 100 millones en una cuenta del banco privado Mirabaud. El fiscal Yves Bertossa investigaba el asunto por sospechas de lavado de dinero.

Una investigación judicial descubrió una cuenta con 100 millones de dólares a nombre de una empresa panameña. El único beneficiario de la cuenta con todos esos kilos de billetes es Juan Carlos I.

Al parecer, según este medio suizo, la pasta se la endiñó al Juanca en 2008 el anterior rey de Arabia Saudí como un “regalo tan suntuoso y secreto” que ahora, el fiscal suizo ha abierto una investigación sospechando que pudo servir para blanquear dinero o, vaya usted a saber.

En 2012, el dinero que quedaba en esta cuenta, unos 65 millones de euros, fue transferido a la ex amante de Juan Carlos, Corinna Zu-Sayn Wittgientein, la que conocemos ahora como Corinna Larsen. Se dice que fue un regalito de agradecimiento para Corinna. Ella ya ha dicho que denunciará en Reino Unido a su coleguita íntimo asegurando que la ha amenazado para que no revele “secretos de Estado”.

La respuesta del Congreso español fue también entonces “contundente”, rechazó investigar a Juan Carlos I.

Comisión real

El rey del pueblo

Felipito número seis sí que fue resolutivo, no quiere saber nada de los negocios de su padre en el extranjero.

El muy preparao rechazó la herencia de su padre, reinventando y reformando toda ley y reglamento sobre sucesiones en España y también le retiró la paguita.

Esto sí que es un rey en condiciones, del pueblo y para el pueblo. Con esta renuncia y castigo familiar lo dejó muy claro, ni comisiones ni mierdas. Él no va a seguir los pasos de su padre y tampoco va a beneficiarse de los chanchullos que pudiera haber hecho en el pasado. Todo se lo ganará madrugando y currando diez o doce horas como el resto de mortales.

Y es que el rey deja a cualquier activista por los derechos y libertades a la altura del más cruel de los villanos, ya se encarga la prensa de que así sea. No hay día que no tenga su titular “haciendo el bien” por el pueblo.

Hasta ha conseguido que la nobleza lance alimentos desde los balcones de sus castillos para que la plebe pueda tener algo que llevarse a la boca en estos tiempos tan crudos.

 







¿Algo que decir?