Aparcamientos de ancianos



       
     

 Aparcamientos de ancianos

Aparcamientos de ancianos

Viñeta del 06/06/2020 en CTXT

El número de muertos que el coronavirus ha dejado en las aproximadamente 5.457 residencias de ancianos españolas -ya sean públicas, concertadas o privadas- con Covid-19 o síntomas similares se sitúan en 19.415 según los datos de las comunidades autónomas. La mayoría de las defunciones se han producido en Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha. Así, los fallecidos en residencias de ancianos equivaldrían a un 71,5% del total notificado oficialmente por el Ministerio de Sanidad.

Así lo cuenta RTVE basándose en los datos ofrecidos por las distintas autoridades regionales.

Esta es una de las miserias más vergonzantes que ha dejado la pandemia. 19.415 de nuestros mayores arrumbados a su suerte en residencias sin recursos y/o en condiciones de mierda, 19.415 personas borradas sin remordimientos de los aparcamientos de ancianos.

Aquello tan manido de “cuando todo esto acabe” se va acercando, siempre que un brote no termine de joderlo todo aún más, y será entonces cuando haya que acostumbrarse a que todos los que han gestionado la respuesta a la pandemia deberán rendir cuentas, importándome un rábano de grandes dimensiones de qué pensamiento político sean.

Aún sin haber acabado “todo esto” ya hay demandas en curso, nadie quiere dejar pasar la oportunidad de politizar los muertos antes que el rival para anotarse puntos electorales porque van a hacer más falta que nunca. También la población civil prepara demandas para intentar recuperar algo de la humanidad que no se tuvo con los abandonados.

Una de las últimas movidas es  que existe un documento que prueba que el Gobierno de Ayuso fijó “criterios de exclusión” para no trasladar a enfermos de residencias a hospitales.

Lo que está provocando esto de de los borradores pueden leerlo ustedes en el medio que más se ajuste a sus sesgos y caprichos ideológicos, pero ahora lo que Ayuso llamaba un borrador que se estudió, pero que “no se llevó a ningún lugar” se trata de un protocolo firmado y sellado y con todas sus cosas reglamentarias. Cualquier cosa menos un “error”.

Para terminar de arreglarlo, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, contradice a Ayuso y admite que el protocolo para no trasladar a ancianos de residencias a hospitales sí se envió a los centros.







Un comentario

  1. bemsalgado 9 junio 2020

¿Algo que decir?