La culpa de todo es tuya

 
     

La culpa de todo es tuya

Viñeta del 11/04/2020 en CTXT

Muchos trabajadores han vuelto esta mañana a sus centros de trabajo. Mañana lo harán los del resto de comunidades donde hoy es festivo, como Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja, Navarra y País Vasco. Que no nos pase ná, aunque si algo nos sucede será culpa nuestra. Ya se encargará alguien de decírnoslo tarde o temprano.

Sobre el reparto de mascarillas aún no se sabe con exactitud si faltan o sobran, mientras que en El Mundo se lee que la Comunidad de Madrid denuncia que el reparto de mascarillas apenas alcanza el 20% de las estaciones de Metro, en el Eldiario se dice que en algunas estaciones van a sobrar por la escasa afluencia y acogida de las mascarillas que dispuso el Gobierno en esta primera vuelta al trabajo.

Otras mascarillas fueron noticia ayer, las desechables (nunca mejor dicho en este caso) que repartió el Gobierno de Cantabria, pagadas por un banco y otras empresas. La cutrez de la servilleta doblada de Revilla con un mensaje de taza de Mr. Güonderful escrito sobre un icono de Me Gusta de Facebook merece todas y cada una de las críticas y chuflas que está recibiendo.

La culpa es tuya

La culpa de todo es de la gente, en abstracto. De la sociedad, pero en concreto tuya. Tú eres el culpable.

Esa es la conclusión final de aquellos a los que hemos puesto donde están para gestionar la cosa pública. Es la socorrida pescadilla de tú los votas (o no, pero no importa). tú eres el culpable de las cagadas que dejen.

El discurso envenenado de cabecera de estos sociólogos de palo y de muchos políticos escurrebultos termina sentenciando que la picardía (la mala) viene con nosotros de fábrica, que los chorizos que votamos son nuestro reflejo, que los hemos parido a nuestra imagen y semejanza. Y que no hay más.

La socialización de culpas es la parada final. Como la sociedad no hizo nada en contra, ellos siguieron jodiéndola considerando que eso era lo que la sociedad les pedía que hicieran.

Y ejemplos hemos vuelto a tener varios estos días, el más reciente fue el del exministro socialista Miguel Sebastián.

«El Gobierno se ha fiado de unos expertos que han fallado y recogía el sentimiento social de que no había que alarmarse tanto. Ha sido un error, pero de toda la sociedad». Miguel Sebastián, 2020

Después fue González Pons, eurodiputado del PP, el que escupió las culpas sobre la sociedad por los recortes en Sanidad de los últimos años.

«Eso no fueron decisiones políticas prescindir de todo aquello que necesitábamos, fuimos todos los que poco a poco lo fuimos consintiendo». Esteban González Pons, 2020

El ahora aplaudido alcalde de Madrid (los caminos de subida al guindo son inescrutables), va más allá y asegura que los recortes son una leyenda.

Es una leyenda que se hayan producido recortes y, sobre todo, que haya una relación de causalidad entre esos recortes y esta pandemia«. José Luis Martínez-Almeida, 2020

Especialistas en socializar culpas

Si en algo es experto el PP, además de mentir y la lapidarde lo público, es en lo de repartir culpas con generosidad y desparpajo. Sobre la corrupción que practicaron a saco durante décadas, los populares dejaron grandes frases para nuestra gran enciclopedia de las vergüenzas políticas.

«La corrupción es parte de la condición humana». María Dolores de Cospedal, 2013

 

«La misma corrupción que puede haber en un partido político, la puede haber en la sociedad«. María Dolores de Cospedal, 2014

 

«Nadie puede evitar la corrupción en el planeta porque es parte de la condición humana» Mariano Rajoy, 2014

 

«La corrupción forma parte de la naturaleza humana«. José Manuel García-Margallo, 2015

 

«La corrupción es la condición humana». Cristóbal Montoro, 2015

 

Hacer pedagogía de que todo ser viviente lleva un cabrón malnacido dentro que robaría cualquier cosa, malversaría y arruinaría la vida a cualquiera a la menor oportunidad, es una estrategia miserable y muy dañina.

       

No, no somos las mismas personas, es el insulto más bajuno y macarra que un político puede soltar a la sociedad a la que se supone debe servir.

   
   

¿Algo que comentar?