Monarquía asentada

 
     

Monarquía asentada
         

Monarquía asentada.

Viñeta del 07/03/2020 en CTXT

Según Tribune de Genève  Juan Carlos I tiene 100 millones de dólares apalancados en Ginebra (Suiza).

Según este diario suizo, Juanca primero recibió 100 millones en una cuenta del banco privado Mirabaud. El fiscal Yves Bertossa está investigando el asunto por sospechas de lavado de dinero.

Una investigación judicial descubrió la existencia de una cuenta con 100 millones de dólares a nombre de una empresa panameña. El único beneficiario de la cuenta con todos esos kilos de billetes es Juan Carlos I. Así se las gastan los borbones, son fieles a su tradición de rebañar pasta y esconderla en Suiza.

Un minuto después de publicarse esta noticia, cientos de periodistas de todos los medios españoles se han desplazado a Ginebra para investi…nááá, mentira.

Para Corinna, con amor

Al parecer, según este medio suizo, la pasta se la endiñó al Juanca en 2008 el anterior rey de Arabia Saudí como un «regalo tan suntuoso y secreto» que ahora, el fiscal suizo ha abierto una investigación sospechando que pudo servir para blanquear dinero o, vaya usted a saber.

En 2012, el dinero que quedaba en esta cuenta, unos 65 millones de euros,  fue transferido a la ex amante de Juan Carlos, Corinna Zu-Sayn Wittgientein, la que conocemos ahora como Corinna Larsen. Se dice que fue un regalito de agradecimiento para Corinna. Ella ya ha dicho que denunciará en Reino Unido a su coleguita íntimo y escamocha-elefantes asegurando que la ha amenazado para que no revele «secretos de Estado».

La respuesta de Congreso español ha sido también contundente, ha rechazado investigar a Juan Carlos I.

Pero no se vayan, aún hay más

Felipe VI es el segundo beneficiario de la fundación que recibió los 100 millones de Arabia Saudí, según The Telegraph. Todo podría quedar en familia.

Esta es la segunda movida oscura relacionada con los dineritos ocultos del emérito y sus allegados. Hace unos días, The Telegraph publicó unos documentos que apoyaban la teoría de que el primo del rey se había agenciado una buena comisión.

Según los documentos que cita Telegraph, Álvaro d’Orleans-Borbón, primo y confidente de Juan Carlos I, se embolsó unos 50 millones de francos suizos ( 39 millones de libras) como intermediario por la desastrosa venta del Banco Zaragozano al Banco Barclays de Londres.

Relacionado. El «caso Corinna», un escándalo de Estado

   
   
Anuncios

Comentar