Asociación de empresas chinas en Bélgica y Luxemburgo exige disculpas a un diario y su dibujante

 

Asociación de empresas chinas en Bélgica y Luxemburgo exigen disculpas a un diario y su dibujante

Viñeta del belga Steven Degryse, “Lectrr”, del 23 de enero de 2020

La asociación de empresas chinas en Bélgica y Luxemburgo ha publicado una nota en la que considera que la imagen de Lectrr, publicada en su web  y en Twitter el 23 de enero, y también en el diario De Standaard,insulta a China e hiere gravemente los sentimientos del pueblo chino“. Además, añaden que  “la sátira es inapropiada y ofensiva para nosotros y para otros en distintas comunidades en todo el país”.

Las empresas exigen que, tanto el periódico como el dibujante, se reprochen su error y se disculpen públicamente con el pueblo chino.

“We demand that the newspaper and the drawer immediately reproach themselves for the mistake and publicly apologize tothe Chinese people”.

Asociación de empresas chinas en Bélgica y Luxemburgo exigen disculpas a un diario y su dibujante

Asociación de empresas chinas en Bélgica y Luxemburgo exige disculpas a un diario y su dibujante 2  Comunicado completo

 

Esta historia es casi un calco de esta otra de hace unos días. Y es que en China no llevan bien que se le toque la bandera.

Hasta la viñeta lleva el mismo planteamiento gráfico, nada rebuscado y ya muy explotado, por cierto.

En la reprimenda al diario belga, hasta el texto del comunicado es casi idéntico al de la nota del caso danés. La diferencia es que es algo más largo y añade algunas matizaciones a sus quejas.

En el comunicado se dice que la publicación de la viñeta aboga por la cultura de la intolerancia y perpetúa la retórica xenófoba, sobre la libertad de expresión hacen una particular interpretación:

“La libertad de expresión no debe ser a costa de dañar a otros países y personas, y ciertamente no debería ser un pretexto para insultar a China y al pueblo chino”.

 

“Entendemos la libertad de expresión, pero sabemos claramente que la libertad no es absoluta, se deben aplicar fronteras y restricciones.

La percepción de la sociedad europea del nuevo coronavirus puede causar pánico innecesario por la enfermedad y preocupaciones por la salud y seguridad públicas. La sátira también genera aislamiento y discriminación y viola el código de conducta del periodismo”.

Lectrr, que colabora con varias publicaciones belgas, ha declarado que no se siente presionado por las reacciones negativas.

“Creo que la libertad de expresión es importante y seguiré haciendo viñetas sobre el virus, no siento la presión de parar”, dijo al diario holandés con sede en Amberes HLN.

 

Relacionado, más de 140 casos en distintos países.

El humor en apuros, recopilación de casos

 
   

¿Algo que comentar?