La viñeta, un derecho fundamental




La viñeta, un derecho fundamental

 

La viñeta, un derecho fundamentalLa viñeta, un derecho fundamental. En 2017, dibujantes profesionales de la prensa de todos los orígenes, sensibilidades y continentes se reunieron en torno a un proyecto: que las viñetas en prensa sean reconocidas como un derecho fundamental a escala internacional.

 

Si bien la libertad de expresión, en general, es un derecho fundamental reconocido como tal, aunque a menudo es violado, como se demuestra en multitud de casos, aquí el objetivo es promover y defender su uso a través de lo que es específico de las caricaturas de prensa: humor, burla, ironía, crítica, denuncia…

Existen países donde una viñeta puede llevar a su autor a la cárcel acusado de variopintos delitos como sedición o incitación a la rebelión, injurias, delitos contra los sentimientos y/o símbolos religiosos, insultos a los emblemas nacionales, instituciones, reyes o gobernantes, incitación a la alteración del orden público, incluso por acusaciones de terrorismo y otras interpretaciones caprichosas de leyes relacionadas con la expresión y la prensa.

Así pues, hasta la fecha, más de 400 viñetistas internacionales reconocidos han redactado y firmado una declaración.

Esta declaración fue presentada a ADDIS-ABEBA el 3 de mayo de 2019, Día Mundial de la Libertad de Prensa. Fue durante la conferencia internacional del Día Mundial de la Libertad de Prensa del mismo año, organizada en esta ocasión por la UNESCO, el Gobierno de la República Democrática Federal de Etiopía y la Unión Africana.

 

Declaración

1. Recordamos solemnemente que la libertad de dibujar es un derecho fundamental inscrito en el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que establece que “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones,y el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. De igual forma, la Resolución 25 C / 104 de la Conferencia General de la UNESCO de 1989 recuerda el derecho a “la libre circulación de las ideas por la palabra y por la imagen a nivel internacional y nacional”.

2. Recordamos el derecho intangible a la integridad física del dibujante y nuestra oposición a cualquier amenaza o presión de cualquier tipo contra el o la dibujante de prensa. Proponemos que cada año se presente un informe específico a la Dirección General de la UNESCO y se transmita a los Estados Miembros.

3. Llamamos a los Estados y la comunidad internacional a abrir procesos de discusión y reflexiones sobre “el derecho a la sátira y la irreverencia”.

4. Tomamos la iniciativa prevista por varias organizaciones de prensa y solicitamos a la UNESCO que dedique un día mundial a la prensa.

5. Solicitamos a la Dirección General de la UNESCO que transmita esta declaración a la comunidad internacional en la próxima Conferencia General de la UNESCO.

 

Un paso más

Ahora, esta declaración ha entrado en una nueva fase y se está transmitiendo a todos los estados miembros. Para ello, invitan a compartir este enfoque común con los dibujantes que aún no han firmado la declaración. También con los directores de los periódicos para los que trabajan, las asociaciones con las que trabajan en la prensa, la cultura y otros sectores. El objetivo ampliar aún más el movimiento y conseguir más apoyos.

Firmar como dibujante, miembro de una organización  o ciudadano.

El proceso

 

Por no olvidar

España. Secuestro de la revista El Jueves y condena a los dibujantes Manel Fontdevila y Guillermo Torres

Este fue quizá uno de los casos más sangrantes de secuestro de una publicación satírica con condena y multa a dos dibujantes en democracia. (Leer historia)

La viñeta, un derecho fundamental

El Jueves nº 1.573

El 20 de julio de 2007, el juez del Olmo ordenó secuestrar el número 1.573 de la revista El Jueves (ver auto)  y solicitó que se retiraran todos los ejemplares de los puntos de venta, el motivo fue su portada. El fiscal ordenó incluso “desconectar” la web de ‘El Jueves’ aunque casi no hubiera hecho falta ya que colapsó por avalancha de visitas.  Esta historia tuvo repercusión internacional.

La Constitución española prohíbe la censura previa de publicaciones, pero permite el secuestro una vez en la calle si un juez determina que vulnera ciertos derechos fundamentales.

El dibujo de Guillermo , con guión de Manel , bajo el enunciado “2.500 euros por niño” mostraba unas caricatura del entonces príncipe Felipe y Letizia en la cama practicando la postura del perrito, la escena ilustraba un chiste sobre el cheque bebé del gobierno de Zapatero.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 envió requerimiento al director de la revista. Pedía que se identificara a los autores de la portada porque, supuestamente, podrían haber incurrido en  delitos contra la Corona previstos en los artículos 490.3 y 491 del Código Penal. De ser así, se enfrentaban a penas de hasta 2 años de prisión por calumnias o injurias al rey o sus descendientes.

Una de las anécdotas más absurdas fue que el juez del Olmo pretendía retirar “las planchas” de la revista. Otro absurdo fue el del debate en los medios y en internet sobre lo “soez y lo grosero”. Como si la grosería fuera un ilícito penal.

El 13 de noviembre de 2007, fueron declarados culpables del delito de injurias al príncipe heredero. El juez impuso una multa de 3.600 euros (el fiscal pedía 6.000) para cada uno de los dibujantes. Consideró que tanto el dibujo como el texto de la viñeta era “objetivamente injurioso”. El Tribunal Constitucional desestimó la admisión a trámite del recurso que la revista  interpuso contra la condena que fijó la Audiencia Nacional. Se anunció que se recurriría ante el tribunal de Estrasburgo pero ya no hubo más noticias.

Relacionado, más de 130 casos en todo el mundo:

humor-apuros







Post relacionados

Comentar

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.