en Viñetas

Revanchismo

Viñeta del 3/07/2019 en CTXT

Atrás quedaron los alcaldes que convocaban a la prensa para hacerse una foto inaugurando una papelera o, en su defecto, un descampado donde prometen instalarla.

Almeida y Villacís se han retratado, nunca mejor dicho, quitando una maceta. Hasta allí se desplazaron sólo para inmortalizar su poderío frente al tiesto. Se pusieron frente a la grúa como el comandante que posa orgulloso junto a sus tropas sobre el terreno conquistado.

Tierras que ahora se devolverán a su legítimo propietario, al coche, porque todos sabemos que cuanto más grande sea el coche, más libertad.

Todo alcalde intenta dejar una obra magna que lo haga merecedor de la perpetuidad. En el caso de Almeida, nada lleva sello de autor. Todas sus ideas son de reciclaje o de destrucción de algo. Empezó reeditando desfiles triunfales y sueños de gloria y desactivando semáforos.

Ya avisó que lucharía sin descanso contra la amenaza de las cosas pintadas en las paredes. Y así fue.

Otro de sus brillantes movimientos de su paquete de destrucción ha sido la cancelación de un concierto de Def Con Dos, algo que ya intentó Ciudadanos en Valladolid porque en materia de libertades, ambos partidos que se reparten ahora al ayuntamiento de Madrid, son la misma ful.

La primera respuesta contundente del activismo feroz han sido unos carteles y unos tuits llamándolo «carapolla» y unos emoticonos/emojis de cochecitos de colores publicados a mansalva bajo los comentarios del alcalde en su cuenta de Instagram. Ríase usted del 2 de mayo.

Así va esto de la política municipal para besugos, se trata de que no pare el bucle de quitar aquello y poner lo otro, eso sí, siempre disfrazándolo de buen rollito y recordando que el sectario siempre es el saliente. Y entre tontería y tontería, chorrada.

 

 

Comentar

avatar
3000

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.