El PP devorándose

 

El PP devorándose

         

Viñeta del 01/05/2019 en CTXT

Tras las elecciones, Pablo Casado anda desnortado. Tiene la mirada del boxeador que intenta caminar y suelta golpes al aire sin saber que ya está noqueado y tumbado en la lona. Y en el partido siguen intentando devorarse unos a otros.

 



 

Ultraderecha

La primera reacción del lenguas y cabeza del partido, fue salir del armario para calificar a Vox como partido de ultraderecha. Le ha costado animarse a admitir públicamente lo obvio, perder 71 escaños y  3,7 millones de votos le ha dado el empujoncito que necesitaba.

Con tanto voto perdido no hay sillas de pago para tantos vividores y el nerviosismo es evidente.

Casado también tuvo sus palabritas para Santiago Abascal, del que dijo que le debe mucho al partido por haber estado cobrando de “chiringuitos y mamandurrias” de Esperanza Aguirre, confirmando oficialmente el mamoneo mamandúrrico del PP. Unas declaraciones que son un caramelo para la historia.

 

 

Esperanza Aguirre, dándose por aludida y dolida en lo más profundo del culo de sus chiringuitos se manifestó así:

 

Casado ha querido dar una patada a Abascal en mi trasero”

 

La fiesta de la sangría de votos del PP está dando momentos gloriosos, pero esto no es más que el principio. Las campañas electorales están otra vez aquí y seguirán retorciéndolo todo.

Aunque lo van a tener difícil, porque están gastando cartuchos a buena velocidad. Pablo Casado también ha tirado de un clásico, el de la “herencia recibida” pero esta vez para culpar a Rajoy.

«Llevamos perdiendo apoyos electorales desde hace ocho años, por lo tanto no es algo que sea imputable a estas últimas elecciones generales».

Esperanza Aguirre también se ha arrimado y hasta culpa a Rajoy de ser el responsable de la división de la derecha.

No se vayan todavía

Que aún hay más, no vamos a dar a basto haciendo palomitas.

Alberto Núñez Feijoo también ha sacado el tirachinas para apuntar a Vox y ha relacionado a sus votantes con la Falange.

Y claro, la Falange le ha contestado añadiendo unas divertidas fotitos de Fraga con Franco.

“Hola, Feijoo, vemos que te gusta eso de hacer vínculos. Los falangistas te vinculamos a ti con el presidente fundador del PP y Franco”

 

El PP devorándose

Rafael Hernando, otro clásico bocazas, también anda llorando por los rincones y reivindica ese “centro derecha” que todos vuelven a reclamar cuando ser derechona se les sale de madre.

El PP devorándose

El PP devorándose

Viñeta de mayo de 2015

Y Albiol, el conocido “limpiador” de Badalona lo tiene claro y se marca un escaqueo renegando de sus siglas.

Explica que el logo del PP no aparece en su campaña para la alcaldía “porque es una candidatura transversal”. Así que no pide el voto para el PP, Al PP NO.

El PP devorándose

Mientras en el PP se apuñalan como no hubiera un mañana, en Vox siguen pidiendo recuento manual de los votos como si las papeletas las contara un robot de cocina y sus seguidores más exaltados han pasado a un misterioso estado de calma chicha.

Entre esta tormenta de intercambio de zurullos en la que está inmerso el PP, se lee que la jueza cree que Francisco Camps gastó 98 millones públicos para “proyectar su imagen”, me arriesgo a decir que muchos menos de los que lapidó Aguirre para lo mismo y alguna cosa más.

Y es que los populares no tienen competencia en lo de hacer humor involuntario, o no.

El PP devorándose

Viiñeta del 20/03/2019 en CTXT

En marzo, la Audiencia Nacional imputó por corrupción a Alfredo Prada, persona elegida por Pablo Casado como responsable para luchar contra la corrupción en el PP a través de su «Oficina del Cargo Popular».

También se citó a Isabelino Baños, director general técnico del Campus de la Justicia, José Sanz Piñar, subdirector técnico  y al director del área financiera, Alicio de las Heras.

El ahora imputado, Alfredo Prada, fue consejero de la Comunidad de Madrid durante la etapa de Esperanza Aguirre y ahora tendrá que declarar como investigado por presuntas irregularidades en la construcción del Campus de la Justicia.

Quizá sería hora de que dejaran de buscar excusas de mal perdedor y de hacer cábalas sobre qué votos han perdido, de quién y dónde han ido y admitan que la corrupción ha terminado de devorar las raíces del partido. Que es hora de hacer reformas, es decir, de recoger las ruinas que han ido amontonando y marcharse a la irrelevancia.

 







Post relacionados

Comentar