Presunto pobre

 
     

Presunto pobre
         

Presunto pobre. Viñeta del 03/10/2018 en CTXT

 

Lo contaba El País el pasado 2 de octubre, la Comunidad de Madrid exige saber cuánto ganan los mendigos para descontarlo de sus ayudas. El Gobierno regional pide a los solicitantes de la RMI (Renta Mínima de Inserción) una declaración jurada de sus ingresos en la calle.

Lo asegura EL País. Según un documento con fecha de 20 de agosto que dicen haber consultado. La Dirección General de Servicios Sociales le da a un mendigo un plazo de 10 días para que cuantifique sus ingresos mensuales.

La Comunidad de Madrid lo niega y asegura que no se habla de la mendicidad, ya que pedir dinero en la calle no es ninguna actividad económica.

Desde la Consejería de Asuntos Sociales matizan que en el decreto de 2014 que fija las condiciones para conceder la RMI -e incluso en la ley anterior a este decreto- se establece que hay que preguntar a los solicitantes si realizan actividades económicas a las que dediquen varias horas al día y por las que obtengan beneficios, tales como la venta de chatarra o la venta ambulante.

Viñeta de 2011

Ahora me quedo con la duda de saber si es una paradoja absurda más del laberinto burocrático. También de si se trató sólo se trató de un error surrealista en el trámite rutinario que debe seguir cualquier persona, sea mendigo o no, y en el que no se pregunta por la situación económica para iniciar la gestión. Aunque también es probable que sea una forma retorcida más de disuadir a los que no tienen nada. Otra forma de impedir que soliciten las ayudas o para ahorrarse parte de la pasta de las partidas dedicadas a  la RMI.

Intento no creer en la cabronía de la administración cuando de ayudar al más desafavorecido se trata, pero siempre lo han puesto muy difícil. Los que deberían trabajar para atajar la pobreza se salvan de ser apedreados porque la economía sumergida, tolerada por despiste, mantiene ese equilibrio hipócrita que permite que la sociedad no reviente.

 

   
   

¿Algo que comentar?