Misiles inteligentes

 
     

Misiles inteligentes

         

Viñeta del 15/09/2018 en CTXT

 

«El Gobierno sabe que lo que está vendiendo son láser de alta precisión y,  por lo tanto, si son de alta precisón, no se van a equivocar matando a yemeníes».

Isabel Celaá, portavoz del Gobierno de España. (Vídeo).

Celaá asegura que en el contrato de la venta de bombas, que cerró en 2015  la administración de Rajoy, no figura eso de matar gente de a pie. Que no le consta, o algo así.

Unos días antes, Josep Borrell, ministro de exteriores, ya había soltado una cantinela por el estilo, que las bombas que se envían a Arabia Saudí son de precisión y no producen efectos colaterales.

Aquí unos hablan de complejo debate, otros de delicadas y complicadas relaciones bilaterales y otros sentencian, sin detenerse en la dicotomía, que no hay más alternativa que vender pepinos de alta precisión para que los encargos de Arabia Saudí para la construcción de corbetas no se pierdan y con ellos los empleos en Cádiz.

El PSOE no tiene reparos en pasarse por el forro la ley contra  la venta de armas que vendió en 2007 a bombo y platillo para evitar que el armamento español se usara en conflictos y violaciones de derechos humanos. Ley que no evitó que el PP autorizara durante años ventas de armas por valor de cientos de millones de euros a Arabia Saudí, que comete crímenes de guerra en Yemen especializándose en hacer saltar por los aires a personas que celebran bodas y funerales o se encuentran en mercados, centros médicos y otros lugares.

Hipócritas unos, sicópatas otros

Pocos son tan sinceros como lo ha sido Albiol, que confiesa sin reparos que con las armas que vendieron mientras gobernaba su partido se mataba civiles. Y vaya, que se la sopla, que eso es lo correcto, coherente, digno y sincero. Pasta por sangre sin escrúpulos ni remordimientos.

Misiles inteligentes

Tuit del colaborador necesario de asesinatos de civiles y copia en Archive por si se le borra por error.

 

No hay guerra buena, pero unas son rentables, económica y políticamente hablando y otras no. Cuanto más lejos mueran y menos posibilidades de relacionar tus bombas con los muertos, mejor.

La cadena se estira tanto hasta llegar al verdugo que no hace falta ni lavarse las manos, así que Albiol las usa para taparse la cara, las orejas y el agujero negro donde debería tener alojado el corazón, la boca no, que es lo más grande y sin conexión con el cerebro que tiene.

 

 

   
   

5 Comentarios

  1. Loam 20 septiembre 2018
  2. Pepe Pope 19 septiembre 2018
    • JRMora 19 septiembre 2018
      • Pepe Pope 19 septiembre 2018
      • JRMora 19 septiembre 2018

¿Algo que comentar?