Fin del acuerdo

 
     

trump

         

Viñeta del 4 de junio de 2017 en CTXT

Trump retiró a EE UU del Acuerdo de París contra el cambio climático. Ninguna sorpresa, ya había avisado.

Donald, experto em llenarse la boca de palabras que juntas parecen sonar bien, soltó su rollo habitual:

Mi obligación es para el pueblo estadounidense. El Acuerdo de París socavaría nuestra economía, debilitaría a nuestros trabajadores, debilitaría nuestra soberanía, impondría riesgos jurídicos inaceptables y nos pondría en desventaja económica permanente con los demás países del mundo.

El vicepresidente, Mike Pence, se limitó a repetir muchas veces «estadounidense»:

Nuestro Presidente está optando por poner en primer lugar los empleos estadounidenses, los consumidores estadounidenses, la energía estadounidense y la industria estadounidense.

Rick Perry, secretario de energía y gobernador de Texas, tiró por el triunfalismo chusco genérico:

Seremos un ejemplo para el resto del mundo sobre cómo alcanzar metas económicas, energéticas y ambientales simultáneamente.

El congresista James Sensenbrenner, fue aún más primitivo:

«El presidente está manteniendo su promesa de poner América primero.

Aplaudo al Presidente Trump por poner a Estados Unidos primero y dejar este acuerdo climático injusto. Todos queremos un aire y un agua más limpios, pero podemos lograr estos objetivos sin perjudicar al país y subcontratar puestos de trabajo a países extranjeros «.

América para los americanos, América primero, somos los mejores,  su rollo patriotero barato que no esconde más que el cateto mensaje negacionista, aislacionista y otros istas de siempre.

Farfolla adornada con un supuesto mensaje de defensa del trabajador, sin fondo, ni argumentos ni recorrido.

   
   

¿Algo que comentar?