JRMora, humor gráfico

El botijo rosa

Que sí, que el verano tiene eso, ya se sabe. Que la sequía provoca que haya que darle una vuelta más a la chorrada más chorra.

Pero el seguimiento rosa pasteloso de si Micaela de los Obamas chupa un helado, canta jondo en el Sacromonte o si ha soltado una flatulencia contenida tras contemplar la belleza de la Alhambra ha resultado de lo más cateto.

Hoy hasta el Mocito feliz me parece más profesional que cualquiera de esos de la legión de mayordomos de la prensa que tiene Micaela Omaba olisqueándole el trasero.

Más ciudadanos revolviéndose en sus teclados :P

 
   
Salir de la versión móvil