Publicistas de la nada

 
     

010209-publicistas
         

Será que a medida que me hago mayor se está acelerando mi proceso de catetización  pero el tostón de los autobuses ya me cansa cosa mala, casi tanto como el rollito del espionaje ridículo de garrulos de lo político.

También intento mantenerme alejado de correctismos teológicos, más aún cuando se trata de la existencia de deidades.  Veo de lo más natural  creer en Batman  en lugar de hacerlo en dios, tampoco me preocupa manifestarlo en cualquier situación o lugar ni  considero que sea una agresión o insulto a nadie confesarlo, es una opción más de esta sociedad plural chachiglobal.

Hace tiempo que confesé públicamente mis creencias religiosas y pidiendo respeto por ellas.

Pero aquí los que se están hinchando son las empresas que gestionan la publicidad en los autobuses. Que a estas alturas de la historia haya que provocar debates a la búsqueda de «indecisos» o de cerebros de infantes vírgenes de  fe me parece muy  jartible.

Me crié entre crucifijos, biblias, carcas flagelosos, moralinas de caníbales de negro, miedos del cielo e infernales y pecados capitalizados. No me hicieron ningún efecto.

Así que  huyo de adoctrinamientos y evangelizaciones masivas vengan de donde vengan.

Y ahora ruego me disculpen que he de seguir preparando mi cuerpo, mente, alma y corazón para la venida de nuestro señor Batman.

   
   
Anuncios

5 Commentarios

  1. petaqui 15 diciembre 2009
  2. Amkiel 1 febrero 2009
  3. Necronomicón.net 1 febrero 2009
  4. JRMora 1 febrero 2009
  5. hax 1 febrero 2009

Comentar