Twitter JRMora Cosas que escribo en Tonter...

Quiero ser libre



       
     

Quiero ser libre

         

Quiero ser libre

Gran noticia, ha salido un nuevo disco de Los Chichos, un recopilatorio que contiene 35 años de trabajos que son ya auténticos himnos de estos iconos del flamenco más callejero y popular.

Para este disco cuentan con la colaboración de muchos artistas consagrados de nuestra patria musical y de otros emergentes.

Libre, libre quiero ser

El disco se titula “Hasta aquí hemos llegado”. Puede parecer un adiós, pero todos sabemos que los artistas nunca se van del todo ni tampoco para siempre. No pueden.

Por contra, las malas noticias superan en número a las buenas.

Algunos idiotas creen poder “regular” lo que se hace y dice en internet, pero simplemente no pueden.

Por mucho que se empeñen en intentar crear falsos delincuentes para tener argumentos legales falsos.

Me parto la caja sólo de pensar la de miles de funcionarios currando a jornada completa que necesitarían para su supuesta regulación.

Así qué el CAC junto con Simancas y los de su partido no social español ya pueden ir pensando en buscar otros campos para poner sus granjas de engorde de las barrigas de sus colegas de la gestión de derechos impuestos.

Hijo de puta

Otra noticia mala es que la democracia esa de internet que se nos prometía tan maravillosa para muchos no existe, era una pose, quedaba guay.

Me hicieron creer que la libertad que nos capaban los malignos la encontraría aquí, me hicieron creer que todo era de todos, que la pluralidad del mundo virtual era la pieza angular de la maquinaria global de internet.

Quiero ser libre

Soy un hijo de puta, aún más y con mucho tiempo libre, así que he decidido  criticar algunos detalles sobre los  últimos días de una empresa que decidió compartir con todo el mundo en lacrimosa transparencia , su nacimiento, excelencias, éxitos, visiones, declive, llamada de auxilio, agonía, fundido a comunicado y cierre.

Y pienso criticar a todos los actores del culebrón y sus reacciones a las críticas.

Y pienso reflexionar también sobre contenidos audiovisuales desde el prisma de un currante “pelao” de la trastienda de una tele, aunque por ello algún alguien que cree que los hijos nacidos de las trabajadoras del sexo son malas personas desee coserme la cara a bofetadas. Porque no puede.

Se puede ser amigo de los amigos de tus amigos pero si criticas, seas quien seas, algunos macarras pueden querer cambiarle la profesión a tu madre y meterte a en el saco del circo de los aludidos, pero tampoco pueden.

Los humoristas también lloran

Ver llorar a tanta gente me ha afectado más de lo que pensé. Parece que muchos se olvidaron enseguida de la tropa para atender y consolar al general.

Siento un profundo dolor al descubrir que aquella democracia prometida de la red es una feroz criatura. Como una gran masa de hijos de puta con mucho tiempo libre. Un enemigo gigante e invisible contra el que no se puede luchar. Es imposible, no quiero creer que existan monstruos así. No existen, no pueden.

Me asusta y entristece pensar que algunos deben sufrir en silencio  bajo el cerco de los hijos de puta obligados a  callar pero no, no pueden.

Así es la vida, lo que empezó con tanta alegría a ritmo de Quiero ser libre” de Los Chichos terminó con un hondo penar y un desgarrado y lastimero llanto.

Ahora , con esta pena, no quiero ni debo hablar de modelos de negocio. Ni “de televisión”, ni de muertes de éxito. Tampoco de vendedores de humo de colores porque me pondría peor.

Pero poder, puedo.

Quiero ser libre

Otros enlaces relacionados para esos tiempos muertos de personas muy vivas

La economía de la cancamusa







11 Commentarios

  1. JRMora 27 noviembre 2009
  2. MalenaRoBe 27 noviembre 2009
  3. JRMora 29 noviembre 2008
  4. stone 29 noviembre 2008
  5. gruncho 29 noviembre 2008
  6. pericolospalotes 28 noviembre 2008
  7. stone 28 noviembre 2008
  8. stone 28 noviembre 2008
  9. iván 27 noviembre 2008
  10. stone 27 noviembre 2008
  11. david ankee cheyenne 27 noviembre 2008

¿Algo que decir?