Salario mínimo

191-gurusblog-salario-minimo

La viñeta de la semana en Gurusblog

La ministra de empleo dijo ayer en el Pleno del Congreso que:

“ningún trabajador a jornada completa cobra por debajo del salario mínimo (655,2€) porque sería ilegal y si no es así le invito a denunciarlo”

Fue la respuesta a Alberto Garzón en el Pleno del Congreso a una pregunta relacionada con la precariedad laboral y sobre las soluciones en las que ha pensado el gobierno.

Para la ministra, si algo es ilegal no existe.

No existe la precariedad, ni el fraude, ni la economía sumergida, ni los atropellos laborales, ni los explotadores, ni los trabajos basura con los que muchos deben tragar hasta que encuentran alternativa decente.

En los mundos de la ministra, si algo no se denuncia, no existe.

Uno de cada cuatro jóvenes con trabajo vive en riesgo de pobreza y exclusión social

Casi uno de cada cuatro jóvenes con trabajo (24,5%) vive en riesgo de pobreza y exclusión social, en gran medida por la precarización de sus empleos, que ha provocado además que la cifra de los que han conseguido emanciparse sea la más baja en doce años, un 19,7% .

Datos del Observatorio de Emancipación de CJE, Consejo de la Juventud de España del primer semestre de 2016. Nota (PDF) Informe completo.

Para la ministra estos jóvenes no existen. Si este es el panorama de los jóvenes, mejor no preguntarse por el de los mayores de 40.

Bajan los salarios, crece la desigualdad

Para la ministra tampoco existe el aumento de la desigualdad.

El  último informe de la ong Intermon Oxfam (PDF) advierte que los sueldos más bajos en España han caído un 25% entre 2005 a 2014 frente a las rentas más altas que han visto como su riqueza ha crecido en un 3,8%

Según este informe, las mujeres son las más perjudicadas por estas diferencias salariales. A nivel global, y a pesar de la reciente incorporación de más de 250 millones de mujeres en el mercado laboral, su nivel salarial de 2015 es el mismo que el que disfrutaban los hombres 10 años atrás, en 2006.

España no ha escapado a estas tendencias y a día de hoy es uno de los países europeos con mayor desigualdad de renta, y la diferencia entre los más ricos y los más pobres no ha hecho más que aumentar.

Para la ministra, estas personas tampoco existen.

Menos de 300 euros

Según datos de la agencia tributaria, un 22% de los trabajadores españoles cobra menos de 300 euros al mes.

En total, desde el inicio de la crisis el 16% de los asalariados (19.310.627) cobraba menos de 300 euros, siete años más tarde y con 2,5 millones de trabajadores menos (16.899.024) el porcentaje de este colectivo subía al 22%

Para Báñez, estas personas tampoco existen. O ninguna de ellas trabaja a jornada completa ni se ve obligada a tirar de la economía del trapicheo para llegar a fin de mes.

Fátima Báñez tiene los verdaderos datos de la realidad laboral, económica y social de España, se los da la Virgen del Rocío, a la que agradece cada noche su ayuda para salir de la crisis.

Trabajo y jubilación

trabajo

Fátima Báñez propone, si gobiernan, permitir que se pueda cobrar el 100% de la jubilación y trabajar al tiempo.

La ministra lo plantea desde el punto de vista de la cancamusa política del “envejecimiento activo“, para que los españoles sientan que son capaces de aportar voluntariamente su experiencia a la sociedad a través de un empleo. Vendido así suena bonito.

Pero aquí hay mucho por opinar. Las empresas no piensan tanto en estas cuestiones sentimentales y podrían ver una oportunidad para conseguir mano de obra más barata. Podría crearse una nueva bolsa de trabajadores, no tan voluntarios, que se verían obligados a aceptar sueldos aún más bajos para conseguir compensar la porquería de jubilaciones que tienen.

Así que es probable que esto terminara poniendo un poco más difícil la incorporación al mercado laboral de los más jóvenes, se supone que el relevo generacional debería ser algo natural.

Quizá estén preparando ya al personal para que se vaya acostumbrando a que hay que ir sustituyendo eso tan caro de las pensiones por una sociedad que trabaje hasta el último minuto de su vida.

Ya imagino los anuncios, se busca trabajador con un mínimo de 60 años de experiencia.

eBook nº 4 y un poco de brasa

portada-4

Este eBook me viene que ni pintado para soltar algo de lastre.

Desde que abrí este blog intento conservar la sana costumbre de la autoedición, sigo creyendo que no hay nada mejor que una venta directa y el formato digital la facilita, abarata el coste y agiliza el proceso.

Nunca me han ido mucho los lamentos y los reproches al viento, es lo que elegí hacer y así son las cosas, pero esta es una profesión dura. Como muchas otras. Aquí la mayoría vamos de autónomos sin red. Cuando un cliente se cae y no se consigue otro,  te quedas con poco y a veces tirando a nada. Y se pasa mal. En julio se fue uno.

No hay liquidación, ni paro ni rescate. Es el precio a pagar por esa pequeña, pero gran concesión que hacemos para poder acotar una parcela de independencia. Que considero inevitable y necesaria para dedicarse a esto.

Y porque no hay que engañarse, aquí nadie contrata a un dibujante como lo hace con cualquier otro tipo de trabajador, al menos yo no conozco a ningún viñetista trabajando por cuenta ajena con dos o tres pagas extra y vacaciones. Tampoco creo que aceptara ya currar así.

Por eso, seguiré con el machete por la selva, porque esto se hace o no se hace. La experiencia me ha chivado varias veces que dejarlo es comprar muchos boletos para terminar abandonando.

Y tras la chapa, va el cuarto eBook.

eBook nº 4

La cuarta entrega de la colección de recopilaciones temáticas contiene 123 viñetas sobre empleo, desempleo y el vapuleado mercado laboral publicadas durante los últimos años en distintos medios y aquí mismo.

Se envía en PDF a tu dirección de correo. Tú pones el precio. Paga lo que quieras.

Y aquí tienes los números anteriores.

*Los suscriptores de Patreon reciben todos los eBooks gratis.

Pero si no te apetece desprenderte de tu preciado capital y quieres pillar uno por la patilla, aquí puedes descargar este de 2007/2008 de 220 páginas, para que no te vayas de vacío.