Dame clic y dime tonto

clic

La viñeta del domingo en CTXT

Por mucho que el ruido se empeñe en hacernos creer que todos los días hay decenas o cientos de nuevas noticias, no es así. Como mucho hay una o dos, la mayoría de los días ninguna. Sí, ninguna. En ocasiones no hay ni novedades sobre las de ayer, sólo nuevas interpretaciones según la trinchera que las trate.

Pero los medios tienen que soltar una cantidad gorda de cosas con apariencia de noticia cada día para sobrevivir en la subasta del clic. Y si no hay, se recrean.

No han inventado nada, normalmente todas esas paridas que se leen a diario terminaban desperdigadas en breves o como pildorita de curiosidad incrustada en alguna pieza. Ahora las chorradas son el contenido.

Sin entrar en el chorreo diario de textos de opinión, más o menos incendiarios, maquillados como noticia, que ya son uno de los pilares de la estrategia de recolección de clics, los tontolares han colonizado la agenda digital. Los medios han tenido que prestar atención a las tonterías de ocio/humor que hace no tanto sólo eran carne de blogs, casi todos ya en manifiesta decadencia, para darles apariencia de cosa relevante.

Algún autoproclamado gurú de los medios soltó varias veces que el modelo de listas, memes y paridas de Buzzfeed era el camino, y casi todos se tiraron al estanque de las tonterías, tonterías que van desde basuras, bulos y chismes hasta publicidad camuflada. A veces hasta son todo eso junto.

Se podrían poner miles de ejemplos, ahí va sólo un puñadito, todos de medios que dicen ser innovadores adaptándose a las nuevas preferencias de los lectores más críticos y exigentes.

tontolares

Miss Internet

Hoy tengo el corazón dividido, por un lado sé que esto es un tontolar como un piano, pero por otro  refleja la estupidez de ese que muchos lelos  llevan años considerando como el cerebro del partido socialista, la estrella política, el orador ágil  de mente preclara.

Y también tengo miedo de levantarme una mañana y encontrar un tanque impidiéndome el acceso al módem, porque esto suena a que el vicepresidente podría empezar a denominar a la ciudadanía internetera como  presuntos internauterroristas.

Hoy Rubalcaba se ha coronado con esta  idiotez digital:

El terrorismo internacional no existiría si no existiera Internet

Alfredo Pérez Rubalcaba Miss internet 2011  – Visto aquí

Nota: Los “si no existiera” posibles  son infinitos”

Periodismo de orejeras

En un encuentro digital, por supuesto en su diario, el director de El País contaba que tenía a 30 de sus mejores muchachos y muchachas trabajando a codo partío en los cables  filtrados por Wikileaks.

Pues entre el montón de cables han considerado que la bomba informativa para abrir hoy su diario es esto:

Destacando estas chorradas,  no me exraña que haya tanta gente tachando las filtraciones como simples marujeos.

Mientras Amazon descabalga a Wikileaks de su servidor, Paypal suspende su cuenta y la empresa que le suministraba el servicio del dominio se lo cepillaba  y mientras mueven a uno Suizo… el diario español de la “exclusiva” compartida se dedicaba a esta portada ridícula con un tontolar de Aznar de 2007.  Aunque claro, igual no tenían otra cosa mejor y esta es la mierda seca de siempre que tanto nos gusta desayunar.

Porque aparece justo en un momento “caliente” cuando parece que hay miles de cosas interesantes por  desmenuzar y preguntarse y cuando aún había alguno que esperaba un poco de información  y un análisis profesional por parte  esos  que tanto han cacareado haber  sido elegidos por Wikileaks como medio riguroso y serio para servirla.

Hemos pasado ya del periodismo de “fulano dice” al de  “fulano dijo”. Bienvenidos al periodismo de orejeras.

Mirrors de Wikileaks

http://46.59.1.2/

Y otro:

http://213.251.145.96/

Y muchos más – y más

Y también puedes hacer una redirección como esta:

http://wikileaks.jrmora.com

Y aquí te explican cómo hacerlo

Tontolares

Basta darse una vuelta por las portadas cualquier día para encontrárselos, son los tontolares.

Tienen una estructura fija, suele ser así:

“Fulanito, dos puntos, gilichorrez suprema dicha por el político lenguaraz citado antes de los dos puntos”

También los hay salidos de estudios varios, tontos todos, pero eso es mejor dejarlo para otro rato.

No importa si el que pronuncia la frase idiota del día está en la cumbre mundial sobre la hambruna o inaugurando una fuente de dos chorros en la plaza del pueblo. La cosa es que los profesionales de la política se conocen el rollo y no dejan ningún acto huérfano de  frases gilichorras servidas en bandeja para delirio de la prensa.

Los tontolares son llamados así porque son tonterías dichas para que la prensa tonta las amplifique y puedan legar al resto de la masa tonta que lo repetirá sin descanso durante todo el día.

En la mayoría de ocasiones son puras opiniones personales del que las suelta con algún ataque o descalificación al contrario. Paja seca para quemar. Porque ya se sabe, para pertenecer a este partido, la principal y única condición es estar en contra del adversario más cercano.

Y a  esto los papeloides lo llaman información política, que complementan con más opiniones personales del redactor, un poco de análisis de ascensor bien empapado de línea editorial y alguna voltereta literaria para que el conjunto quede simpático.

Y así, mientras vamos jugando al “¡Huy , lo que ha dicho!” no nos enteramos de nada porque no nos queda tiempo que perder entre réplicas, comunicados,  recontracontestaciones, desmentidos, declaraciones y aclaraciones.

Es la nueva prensa, esa que es más vieja que el cagar.