La vida fácil

73-ctxt-pp-refugiados

La viñeta del sábado en CTXT

Nada me gustaría más que todo fuera fácil, tan simple como decidir entre blanco y negro, bueno y malo. Todos nos evitaríamos un importante desgaste del cerebro. Para los dibujantes de viñetas sería el paraíso. Aunque en el fondo tampoco harían falta ni viñetas, ni debates. Ni nada. Bastaría con alinearse con claridad a favor del ¡gñé! o del ¡ungé!

Siento algo de envidia por aquellos que consiguen reducir todo a dos posibles posturas,  donde una es la correcta y la otra la equivocada. Sin más. Los imagino felices. Debe ser muy reconfortante que ninguna duda ni matiz les impida despachar asuntos profundos desde la posición más superficial.

Y esa es la sensación que tengo sobre varios asuntos que ya son clásicos. En su día, el PP acuñó la ya popular expresión del “efecto llamada” para arrojarla contra todo lo que tuviera relación con la llegada de inmigrantes, y así poder darles goma y largarlos de vuelta en caliente.

Después intentó usar su gran éxito del “efecto llamada” con los refugiados sirios, pero cuando el argumento empezó a flaquear recurrió a una carta infalible. La del miedo, “vienen a matarnos

Cuando Javier Maroto usó el comodín de que entre los refugiados vienen los yihadistas a poner bombas, solo trataba de agradar a su parroquia de simplistas.  Ni rectificando supo acertar. Maroto no se representa. Sus palabras no reflejan lo que piensa, dijo.

Pero en realidad disparó con intención. Este discurso está instalado porque es fácil. Y no es el único que lo usa.

¿Quién puede negar que los que tiran homosexuales desde el tejado, queman vivas a personas, les cortan el pescuezo y otras bestialidades contra niños, mujeres y público en general  son el enemigo sin reservas contra el que que hay que rasgarse las vestiduras y pelear?

Y , sin dudarlo,  bombardear cada palmo del territorio donde se encuentren, es siempre  la única solución universal  que se escucha enseguida.

En este punto es donde empieza a construirse una historia, la de la amenaza global del Islam (así a bulto) contra el cristianismo. Y por lo tanto contra la civilización occidental, el mundo libre  y la democracia (todo ello también a bulto)

Porque de nada sirve señalar que existen más de 1200 millones de musulmanes en el mundo, la cosa es pillar el todo por una parte. El enemigo único. Una guerra con muchos actores es muy difícil de entender e impide crear los dos bandos necesarios del bien y el mal. Y las guerras no se ven con tanta equidistancia cuando sus efectos empiezan a verse en la puerta de tu casa.

Esta semana se leía, a saber hasta que punto es cierto, que el líder de Al Qaeda Al-Zawahiri declaraba la guerra al “califa” Al-Baghdadi del ISIS.

Pero cuidado con andarse en el peligroso terreno de los matices, para muchos es una defensa del terrorista. Y si ya me parece absurdo apelar a Alá para matar gente, rollo cruzada,  imaginen lo que me parece hacerlo apelando a Cristo para condenarlo pidiendo que se haga lo propio.

Y los hay que van más allá. Porque aunque parezca imposible se puede simplificar aún más.

comentarios

Comentarios vistos aquí

Para estos besugos dejo unos chistes de humor inteligente, calculo que en un plazo no mayor de tres o cuatro meses habrán conseguido captar el profundo mensaje que hay en ellos.

chistes-populares

 

Enlace relacionado: El misterio de ISIS. Interesante, aunque sin firmar.