Ejercitar la tableta

X-Pen Star 06

Madero y plastiquet mirándose desafiantes

El miércoles llegó la tableta gráfica, una XP-Pen Star 06.

La idea es que sirva de complemento para trabajar en acabados y color y que poco a poco vaya tirando más de ella para dibujos completos.

X-Pen Star 06Vaya por delante que ni la marca, ni ningún intermediario, me ha pagado nada. Tampoco es un producto prestado o cedido, me ha costado los cuartos. Exactamente he desembolsado por ella 79,99 €

Tras las primeras horas de uso ya tengo algunas impresiones que comparto por si le interesa a alguien.

Imagino que para aquellas personas que no hayan usado nunca una tableta, esta puede ser la primera reacción tras sus primeros minutos de uso.

Hacía mucho que no usaba una. La última que probé fue hace unos siete años, se trataba de una Wacom Bamboo Pen & Touch de tercera generación, así que esa es mi única referencia para comparar algunos detalles.

Se puede decir que es una opción decente como primera tableta si no te puedes permitir una de características similares de otra marca más aplaudida por los profesionales del dibujeo.

X-Pen Star 06

Viene con un guante de licra para artistas. En cuanto te lo pones, aparece Velázquez y te te dice que eres guapa.

El cacharro está diseñado en California y ensamblado en China. El acabado es correcto pero sin pretensiones, el tacto es de plasticucho decente y ligero en general (con todos sus accesorios no llega a 700 gramos), lo que en principio da cierta sensación de fragilidad.

Su interruptor de encendido en la parte trasera es tan diminuto como endeble, parece que te lo vas a llevar por delante en cualquier momento. El resto de botones y la rueda tienen un tacto más consistente.

Otra cosa un poco chusca es el conector del cargador, a los pocos usos algo parece estar descuadrado en la ranura y hay que hurgar más de la cuenta para conseguir enchufarlo.

Dentro de las opciones económicas, más cerca de la gama media, destaca por varias cosas.

Por su área activa (254 mm x 152 mm)

Por los 8192 niveles de sensibilidad a la presión de su lápiz, aunque los que dicen entender aseguran que a partir de 2048 están sobrando niveles y apenas se perciben y/o aprovechan.

Se puede conectar por cable, cargando así la batería de litio que permite su uso inalámbrico durante 16 horas con una carga de dos horas, según el fabricante.

Otro punto a favor es que su lápiz no necesita batería.

La versión del software de configuración me parece muy limitado, mal resuelto y malote en general, sobre todo a la hora de configurar la rueda. Resulta confuso y hay que trastear casi a ciegas en modo ensayo/error para conseguir asignar acciones a la rueda.

X-Pen Star 06

El lápiz, como casi todos los lápices de tableta, en principio siempre parece demasiado gordo. En realidad lo es, bastante más que un lápiz común y ligeramente más grueso y pesado que un Eding 1200, pero es algo a lo que te acostumbras enseguida, aunque seas de mano pequeña.

X-Pen Star 06

Por mucho que evolucionen las tabletas ningún fabricante ha conseguido acercarse a la experiencia de dibujar sobre papel (posiblemente ni falta que haga)

Pasé el día entero practicando trazos, sombreados, rellenos y tramas, así como figuras geométricas básicas para ir acostumbrando la mano (y su conexión al tarro y a la nueva superficie) y la respuesta después de calibrar y ajustar todo lo que se puede ajustar es bastante aceptable.

Primeros trasteos al vuelo

Creo que no es una mala compra, siempre y cuando no tengas un perfil avanzado y vengas de usar otras tabletas (táctiles y/o con pantalla) superiores.

La pillé desde Amazon al fabricante y para mi sorpresa llegó un día antes de lo estimado, algo que es la primera vez que me ocurre y que rompe la norma.