Brigada de los límites del humor

Límites del humor

Viñeta del 04/11/2017 en CTXT

Cinco sindicatos de policías nacionales, CEP, SUP, UFP, SPP y ASP NP, han presentado una denuncia por injurias contra la revista El Jueves a cuenta de este artículo satírico/de humor/ficción/con situaciones imaginarias de los mundos ilusorios del chiste titulado “La continua presencia de antidisturbios acaba con las reservas de cocaína en Cataluña“.

El director de la revista, Guillermo Martínez-Vela, ha sido citado como investigado (eso que antes se llamaba imputado) por el titular del juzgado de instrucción 20 de Barcelona para el miércoles 8 de noviembre y hacer la cosa de las diligencias previas por un delito de injurias.

Espero que se resuelva como suelen / solían resolverse estas cantinfladas, que termine en nada y hagamos muchos más chistes para celebrarlo.

Aquí una entrevista a Martínez-Vela en EiTB sobre el asunto

Actualización 8 de noviembre:

Tras interrogar al director, la jueza imputa, también por injurias, al autor del texto y subdirector de “El Jueves,  Joan Ferrús.  Ambos quedan investigados por injurias.

Relacionado:

Vagos y maleantes 2.0

Poniendo límites al humor: cuando las bromas son ilegales

Ver más de cien casos por todo el mundo:

humor-apuros
¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cuando se publiquen?

Nueva condena a El Agitador, 15.000 euros de multa y eliminación definitiva de artículo

fallo

Para encontrar el origen de esta historia hay que retroceder al  18 de enero de 2008, cuando la web satírica “El Agitador”, publicó este fotomontaje humorístico junto a este texto.

El 25 de noviembre de 2010, el Juzgado nº 1 de Arrecife dictó  un auto que ordenaba retirar dicha viñeta de la web. En octubre de 2011, el recurso de El  Agitador consiguió revocar la orden de  retirada de la imagen.

El 9 de abril de 2013 se celebró el juicio y el  30 del mismo mes, los tres administradores/autores de El Agitador, conocieron la sentencia, curiosamente a través de los medios, que los condenaba a pagar casi 20.000 euros.

Se les absolvía  del delito de injurias al fiscal Pallarés pero se les condenaba por calumnias porque el contenido de la viñeta excedía los límites del derecho a la información y de la libertad de expresión y consideraba las expresiones y la composición de la viñeta como injuriosas.

narices-verde El último episodio llega con una nueva sentencia fechada el 26 de junio de 2014 que los condena al pago de otros 15.000 euros al fiscal Pallarés por vulnerar su derecho al honor, la intimidad personal y familiar.

Esta vez por otra viñeta/fotomontaje y texto asociado,  publicado el 18 febrero de 2011 y que puede leerse aquí.  Además se ordena la eliminación definitiva del artículo.

La lectura de la sentencia resulta muy interesante en tanto se descubre que en el planteamiento se citan otros casos en los que se usaron fotomontajes y caricaturas y  termina centrándose, entre otros argumentos,  en  el derecho al honor y la propia imagen rodeando hábilmente el animus iocandi para centrarse en el supuesto uso con intención vejatoria de la fotografía del rostro del denunciante  sin caricaturizar.  Resumiendo mucho, interpretan que el  propósito burlesco es una excusa para el escarnio.

También resulta curioso que, solicitando datos al hospedador de la web sobre el número de visitas de ese post en concreto y al no recibir cifras sobre esa entrada en particular, tienen en cuenta las cantidad total de visitas  de los últimos tres años a toda la web, en un intento de cifrar la cantidad de la multa según el supuesto daño en función del alcance de la difusión de la imagen y texto (publicidad)

Estoy casi seguro que de haber sido una caricatura dibujada, o incluso un fotomontaje con referencias más subliminales al denunciante, lo hubieran tenido mucho más difícil y muy posiblemente no hubiera prosperado.

De tener que pagar esta última multa, el total del dinero a desembolsar, incluyendo costas, superaría los 38.000 euros. Desde El Agitador ya han manifestado su intención de presentar recurso de apelación.

pdf-2 Leer sentencia de 26 de junio de 2014 (PDF)

Antecedentes.

narices(2010)  Juzgado de Arrecife ordena la retirada de una viñeta de una web
narices(2013) La sátira puede salir muy cara, caso “El Agitador”
narices(2014) La Audiencia de Las Palmas confirma la condena a El Agitador por una viñeta sobre el fiscal Pallarés

narices(2015) El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de casación presentado por El Agitador por la viñeta “Demolition man”

La sátira puede salir muy cara, caso “El Agitador”

el-agitador

Internet está petado de viñetas, fotomontajes, chistes y chuflas sobre casi todo hijo de vecino y tema, pero lo que debería ser solo eso, en ocasiones puede vaciarte el bolsillo además de darte más de un quebradero de cabeza.

Esta historia empieza el 18 de enero de 2008, la web satírica “El Agitador”, publica un fotomontaje junto a este texto.

El 25 de noviembre de 2010, el Juzgado nº 1 de Arrecife dicta la retirada de la viñeta como medida cautelar tras la querella interpuesta contra los administradores de la página por el ex fiscal coordinador de Lanzarote, Miguel Pallarés Rodríguez, que denuncia injurias y calumnias.

En octubre de 2011, el recurso de El  Agitador consigue revocar la orden de  retirada de la imagen.

La viñeta El fiscal mudo se publicó a raíz de un artículo de opinión publicado el 9 de enero de 2008 en La Opinión de Lanzarote (blog cerrado el 5 de abril de 2011), titulado “Y a todas estas, ¿qué hacen los fiscales?”, que señalaba la inactividad del Ministerio Fiscal en varios casos de corrupción, entre ellos el de La Bufona.  A día de hoy siguen apareciendo artículos de opinión relacionados.

El 9 de abril se celebró el juicio, y el pasado 30 de abril, los tres administradores/autores de El Agitador, conocieron la sentencia, curiosamente a través de los medios, que los condenaba a pagar casi 20.000 euros.

El juez les impone una multa de 2550 euros a cada editor  y 12000 euros más de indemnización que deberán ingresar al fiscal Pallarés de forma solidaria. Además deberán publicar íntegramente el fallo en la web. El  fallo es recurrible en apelación ante la Audiencia Provincial de Las Palmas.

El fallo dice que EL Agitador acusaba a Pallarés:  “por intereses espurios, de faltar a su función como fiscal, por deliberada pasividad efectuando una paralización de la investigación y persecución de varios delitos urbanísticos, atribuyéndole de esta manera  la comisión de delitos de prevaricación y de omisión del deber de perseguir delitos, imputaciones absolutamente gratuitas“.

He vuelto a trasladar algunas preguntas a uno de los demandados y aún no saben si recurrirán, pero esto no termina aquí.

El mismo fiscal ha interpuesto una nueva demanda por otra viñeta y texto, “Demolition Man“, por la que ahora les pide 60.000 euros. El juicio se celebrará en los próximos meses.

Carlos Manuel Meca, uno de los tres redactores de El Agitador, se lamenta “de un exceso que deja en mal lugar a nuestra justicia, tratándose de una web minoritaria y que los hechos que denunciamos ya habían sido publicados anteriormente en diferentes medios locales.

Y es que sorprende la desproporcionada cantidad de la multa, recordar que  la portada “perrito” de El Jueves se saldó con una de 3000 euros, además sin que mediara denuncia del “injuriado” . (Que se sepa)

También es reseñable la poca repercusión mediática, en cuanto a opinión se refiere, y el casi inexistente apoyo a los demandados en comparación con otros casos en los que se ven involucradas otras cabeceras humorísticas “cabezas de cartel”. Y lo peor, la casi ausencia de debate entre los profesionales de la sátira y la información, se entiende que en este país sigue siendo mucho más importante quién dice qué.

Sin embargo, para mi, este caso debe estar en la lista de sentencias absurdas que nos habla una vez más de gente “intocable” por la peligrosa mano del humor.

Ah,  hoy es el Día Mundial de la Libertad de Prensa, y todo eso.

 narices Sentencia (PDF)

narices La historia contada por sus autores

naricesEntrevista a portavoz de El Agitador (2010)

naricesRelacionado (Ebook): ¿Dónde están los límites del Humor Gráfico?

 

Actualización 14 de mayo 2013 : El Agitador anuncia que recurrirá la sentencia

Actualización agosto 2015 El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de casación presentado por El Agitador por la viñeta “Demolition man”

Risa o muerte

Humor, es el peor título que podía haber elegido.

Cualquier intento de explicar qué es el humor o de rebuscar en sus orígenes me parece una  pérdida de tiempo, el humor no necesita explicación, tampoco justificación. La risa, en ocasiones, es como un buen orgasmo que nos sienta fenomenal y eso no necesita justificaciones,  en otras nos deja flácido el músculo de la sonrisa, también sin explicación científica.

Hay casi tantos tipos y colores de humor como personas, aunque hay grupos que aún sigan disfrutando del humor más “raso” y simplón que recibe incrustado en Pogüer Points maquetados  con insultante cutrez, pero hoy no toca filosofar sobre las intenciones de los autores.

No sé si serán cosas mías, creo más bien que se trata de una corriente de embrutecimiento que recorre la red desde no sé bien cuando.

Hablo de aquellos que visitan contenidos humorísticos sólo para indignarse, porque ya aparecen con el cabreo puesto dejándose cualquier conducta risueña en casa.

Hay un montón de ejemplos, unos más cercanos, otros no tanto,  que me han llamado la atención estos últimos días y que he ido anotando para arrejuntar aquí. Los iré soltando poco a poco para no cansar con tochos. Cuando acabe hasta puede que alguien sea capaz de llegar a una conclusión. Aquí el primero:

Las cavernas de 20minutos

No han pasado ni tres meses desde que el gratuito 20minutos aceptó publicar los webcómics y viñetas de algunos dibujantes afincados en internet ampliando su nómina de dibujeros, aunque todo sea dicho, por lo que se deduce de los comentarios de más de un autor se trata de una colaboración no pagada.

La estrella espontánea de esas nuevas incorporaciones ha resultado ser el aspirante García, (que no sabía dónde se metía)  sin esperarlo se ha convertido en el saco de una piara idignada que disfrtuta pegándole una buena manta de comentarios por debajo de la cinturilla. Y sí, las viñetas de García son flojas. Muy flojas.

Hay que reconocer que alguno de esos comentarios superan cualquier viñeta, incluso algunos buenos consejos proponiendo mejoras en la ortografía, pero entre ellos hay también una buena cantidad que  piden la cabeza de García  porque no les hace reir, pero vuelven a indignarse.

Vaya, que vienen predispuestos a reirse y se sienten estafados, y como es normal, si  los garabatos  no consiguen que los visitantes se puedan carcajear hasta morir, se propone el suicidio al dibujante. Que es lo que procede en estos casos.

Entre eructo y eructo, como les pilla de paso, tampoco pierden oportunidad para putear a Eneko recriminándole que no sale de su trinchera ideológica. Aunque cualquier otra excusa sirve para trolear. El autor como buen profesional, tiroteado por el paso de las viñetas, permanece impermeable.

Nunca entendí la política de comentarios de 20minutos, aunque sigo pensando que les va la marcha morrallera o que los comentarios los hacen  dos o tres monos locos contratados con órdenes  muy concretas. Quizá sea cosa del perfil de los lectores del sitio, a saber…

No le auguro mucho futuro a la permanencia de estos  dibujantes en esa nueva sección, del comeflorismo que por lo general se encuentra en sus respectivos blogs  (los que tienen algo de participación) se han topado con el giro radical del azote del troll. Porque como ya sabemos, en internet, la calidad de los comentarios ha de ser obligatoriamente o calva o con setecientas pelucas.