19J Toma la calle

Hoy volveré a tomar la calle, para volver a sentirme un alguien más como parte de un gran todo.

No hace tanto, cuando salía a la calle, bien para manifestarme o bien para grabar o hacer fotos de otros que lo hacían,  tenía esa sensación de que los ocho “desactivados” de siempre ya ni miraban a los cuatro gatos que salían con sus protestas “tradicionales”.  Ya no es así.

Y hay que salir, tantas veces sea necesario porque nadie me/nos va a devolver todos estos años de puteo, ¿quién va a indemnizar a los que sufrieron noches de desvelo pensando en la forma de quitarse una deuda de encima o en cómo encontrar un curro? , nadie nos va a pedir perdón por estrujarnos más cuando casi no nos quedaba nada.

Tampoco hace tanto cuando se hablaba de un sin techo, o de alguien que rebuscaba en un contenedor, o de un dashuciado por no poder hacer frente a su hipoteca… no eran nadie, o lo eran solo unos minutos. Se veían como cuentos de esos de tocar la fibra, sensiblerías e historias ñoñas, un chiste sobre “La gente de Bart” y a otra cosa que la vida sigue.

Nos estamos empezando a rescatar, eso me reconforta, frenar los desahucios es una forma de desobediencia civil justa.

Defender al que van a desahuciar y parar ese proceso de desocupación debería ser lo normal, no deberíamos haber llegado a esto pero aquí estamos, ningún alcalde debería permitir que ni uno solo de sus vecinos se quedara sin vivienda sin plantar batalla para evitarlo, además de ofrecerle una salida digna.

Ahora la justicia social está enviando a todos esos servidores de lo público, que se inhibieron de sus funciones,   montones de facturas  que se deben.

Aquí no hay líderes, ni siquiera naturales, otro alguien, un quién sea, puede explicar de forma simple y directa como se sienten muchos.

El que pensó que la reacción de gente pasándolo tan mal durante tantos años iba a ser estilo Flanders, ese  es el verdadero ingenuo.

El infantilismo y el simplismo en los medios y en la política aquí no cuela.

Violencia es permitir que gobiernen “los mercados”.  Mañana salimos a la calle. Y es por esto.

Translated by  Yoshie Furuhashi / MRZine:

“Where did all these people come from?”
“Who cares!  Don’t stop.  They don’t belong to our circles.”

Maqueta

Ya está lista la maqueta  y  primeras pruebas del cartel y folletos de las  jornadas tituladas Crisis económica, reestructuración de empresas y Derecho del Trabajo que se celebrarán en marzo en la Universidad de Salamanca (click para ampliar)Maqueta folletos jornadas Crisis económica, reestructuración de empresas y Derecho del Trabajo, universidad de Salamanca

Cartel negroCartel naranja

Derecho al y del trabajo

Esta viñeta va a ser parte del cartel anunciador y resto de papeleo anunciador de unas jornadas llamadas “Crisis económica, reestructuración de empresas y Derecho del Trabajo“, que está organizando  Wilfredo Sanguineti Raymond, Profesor Titular de Derecho del Trabajo de la Universidad  de Salamanca  conjuntamente con  colegas de la Universidad Miguel Hernandez de Elche.

Las jornadas se celebraran el 26 de marzo y se puede asistir a ellas de forma gratuita, pretenden esencialmente  sensibilizar a los alumnos sobre lo que  muchos profesionales del mundo académico consideran ya  un auténtico drama.

La destrucción de empleo y el deterioro de eso que personalmente considero tan ambiguo y maltratado como “el derecho al trabajo” que nada y mucho tiene que ver con  el “Derecho del Trabajo

Barriendo para casa, los que se lucran con el deber y el derecho de otros

Artículo 35 de La Constitución Española de 1978

1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

Si tengo el “deber” de trabajar y el derecho a una remuneración suficiente para satisfacer mis necesidades y las de mi familia que alguien me explique por qué este gobierno con la patronal, los sindicatos y el resto de fuerzas “vivas” de lo social , fija un  SMI tan miserable que va subiendo con el cuentagotas del rácano.

Me gustaría entender por qué se permite que las empresas entren en la triquiñuela del aprovechamiento caníbal del trabajador tanto en periodo de crisis como fuera de ella incumpliendo el 35 sistemáticamente.

Lo de la elección de la profesión es otra de las ambiguedades más absoluta, puedo elegir la profesión que quiera, sí pero a según qué profesiones no se les da protección ni apoyo de ningún tipo, son los gremios desierto.

Siempre me ha sorprendido que los artistas y consumidores de lo audiovisual estén bajo el yugo del trapicheo del cobro de chantajes legalizados de entidades como la SGAE con la protección de un gobierno que se hace llamar progresista que fomenta la recuperación del diezmo mientras los artistas de los gráfico tienen que lidiar con su mercado en solitario.

Compare por ejemplo la diferencia en el modelo de gestión negocio de la SGAE (desde 1941) con cualquier otra entidad de gestión de derechos para artistas gráficos (plásticos) como el VEGAP (desde 1999) ,web caída desde hace bastantes días  y verá que aunque puede elegir su profesión en función de la que decida desarrollar le joderán y/o ayudarán o protegerán en mayor o menor medida.

Aunque bien mirado es de agradecer que los de lo gráfico no tengamos una SGAE de por medio, más vale sólos que malintencionada e interesadamente gestionados.

La desigualdad es más que evidente y la Constitución sigue con sus ambiguedades y sus frases bíblicas de antaño y siempre.