Coleccionando condenas

Condena EL País TV3

Viñeta del 13/01/2017 en CTXT

El Juzgado de Primera Instancia nº 20 de Barcelona ha condenado al diario El País a publicar una rectificación a un artículo de dos páginas del 12 de noviembre de 2017 titulado “Una semana en la burbuja de TV3“, el mismo texto se tituló en la web como  Una semana viendo solo TV3“. La televisión pública denunció que “perjudicaba su imagen”.

El 17 de noviembre, la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales envió un texto firmado por el director de TV3, Vicent Sanchis, en el que se afirmaba que se publicaban “hechos que son inexactos y cuya divulgación ha causado perjuicios a la entidad”, exigiendo a Antonio Caño, director de El País, una rectificación en su diario.

Antonio Caño ignoró la reclamación de Vicent Sanchis, lo que provocó la acción legal y la sentencia que obliga a El País a publicar el escrito de rectificación remitido por la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales.

La respuesta del diario, además de anunciar que recurrirán la sentencia, fue un editorial titulado “Ataque a la libertad de información” y las ya habituales trifulcas en tuiter alimentadas por sus jerifaltes.

Polémica absurda para desviar la chicha de los datos inexactos alegando que la sentencia no habla de mentiras.

Pero para que la bola se haga bolón, añaden otro artículo llamado “EL PAÍS responde a la manipulación informativa de TV3” en el que pretenden rebatir punto por punto las inexactitudes que señala TV3. Un texto que lejos de aclarar nada retuerce más aún sus errores para intentar convertirlos en dudas. Otra pieza opinativa que pretende hacerse pasar por informativa.

Además, algunos se cuestionan si TV3 como organismo público puede tirar del derecho de rectificación, de réplica en este caso.

Sea como sea, al margen de profundidades legales que son negociado de los que saben de estas historias, en este caso resultaría muy fácil comprobar si se publican mentiras o no, basta repasar lo que se escribe con lo que se emitió durante esa semana. Que lo hagan los que tengan que hacerlo.

Al final todo esto importa un bledo, cada cual sentenciará que miente uno u otro según sople su sesgo porque aquí la manipulación no es delito y nos conformamos con discutir como paletos sobre si uno manipula más que el otro.

Rectificar tarde, mal y obligados

Una cosa es cierta, al diario de PRISA, eternamente instalado en su hegemonía de la sobradez le cuesta mucho recftificar y cuando lo hace siempre intenta irse cantando bajito, como la última vez que fue condenado a rectificar por inventarse historias.

O como en octubre de 2016, cuando Antonio Caño reconoció abiertamente en una carta de respuesta a los suscriptores que solicitaron dejar de recibir el diario, que había sido “presa de la efervescencia” del momento para referirse a su campaña obsesiva contra Pedro Sánchez.

El País, ese diario que nunca fue de izquierdas según Cebrián, con Gabriel Elorriaga (PP) , Felipe González y Alfredo Rubalcaba (PSOE) en su consejo editorial lleva muchos años herido de prepotencia y orgullo mal entendido y pretende seguir dando lecciones como si siguiera siendo aquello que un día algunos creyeron que era.

Rectificar

Viñeta del 30/12/2017 en CTXT

En 2014 El País publicó  (versión impresa) una información bajo el título “Roures posee 250 millones en 150 cuentas, un tercio en paraísos fiscales” basándola en el clásico “según la documentación a la que ha tenido acceso El País”.

Tres años después, la Audiencia Provincial de Barcelona condenó al diario El País a publicar una rectificación íntegra y en portada considerando que la información publicada por el diario carece de “elemento alguno que permita constatar la veracidad de lo afirmado” y que “El País ha sido incapaz de aportar elementos que demuestren sus afirmaciones.

Según la sentencia, el único documento que presentó El País no tiene “eficacia probatoria”, pues se trata de  una simple relación de la cual se desconocen la autoría y las fuentes y no contiene ningún elemento que permita constatar la veracidad del artículo.

Resumiendo, una noticia falsa.

Desde mayo de 2017, en El País han ido retrasando la rectificación y finalmente la publicaron el 28 de diciembre con unas cuantas palabras relegadas a la esquinita inferior derecha y este texto en el interior, que también puede leerse en su web.

Mediapro explicó en un comunicado que el asunto no ha terminado y que exigirá judicialmente que el diario haga una rectificación acorde con la ley y según lo ordenado por el Juzgado de Primera Instancia número 28 de Barcelona, que le obliga “a publicar en el diario, sin comentarios ni apostillas, el texto rectificatorio, con relevancia semejante a la noticia que se publico? en el ejemplar de fecha 14 de diciembre de 2014, con el mismo tipo y medida de letra, en la portada e interior, seccio?n Sociedad”.

Para Mediapro, la rectificación no cumple con lo que establece en la sentencia mi con la ley ya que el texto no tiene ni la misma relevancia y difusión que tuvo la noticia en su día, ocupando una página entera, con una importante llamada en portada y en domingo.

El texto publicado ni ocupa el mismo espacio ni se ha publicado en domingo. Desde mayo de 2017, tanto El País como su director, Antonio Caño, han desoído la sentencia del juez negándose a rectificar como establece la ley sus informaciones falsas. El pasado 11 de diciembre, el juez dio un nuevo plazo improrrogable de un mes para publicar la rectificación. Por tanto, El País tiene todavía hasta el 21 de enero para hacer una rectificación en condiciones. En caso de no hacerlo, Mediapro recurrirá nuevamente al amparo judrídico.

(Fuente)

 

Clic para ampliar