Puerto Rico, el diario Primera Hora despide a los autores de la tira “Pepito” tras las quejas de políticos

Pepito zafacón

Tira de Pepito, motivo de la cancelación de la serie

El 11 de julio, el diario Primera Hora de Puerto Rico publicó la viñeta de la serie “Pepito” de  Harold Jessurun  y Aníbal Quiñones, como llevaba haciendo desde hace 10 años.

El detonante del lío ha sido el uso de la palabra “zafacón” (cubo de basura), el niño protagonista de la tira la usa como ejemplo de objeto inanimado que contiene desechos con los que no se puede discutir. Una metáfora para aludir las ideas retrógradas de Charbonier.

Los cabreados tiraron de lo literal,  no quisieron ver más allá de la palabra zafacón y sólo entendieron que se estaba llamando basura a Charbonier. Sin más.

Al día siguiente, el presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico envió una nota al diario pidiendo una disculpa “por publicar una caricatura que burla a una dama“. Además califica la tira de “despectiva, insultante y discriminatoria a la representante María Milagros Charbonier“.

Carta de Méndez Núñez a GFR

Cancelación de la tira  y despido de los autores

Pero lo que llegó al día siguiente , además de la disculpa, fue una nota en el diario donde se informaba de la cancelación de la tira de Pepito y por extensión del despido de sus autores. En apenas 24 horas se ventilaron al dibujante y al guionista sin mucho debate.

El mismo día, la persona aludida en la tira aceptó agradecida las disculpas y también la cancelación del contrato de los dibujantes, algo a lo que en ningún momento se opuso. Apuesto algo a que le pareció lo justo. No manifestó ninguna objeción, encantada con el despido.

Hasta habla del personaje de un niño como si de un niño real se tratase, todo bastante loco.

Charbonier es conocida por su posición anti-LGBTQ y por sus esfuerzos para imponer la religión en sus decisiones políticas, lo que hace que no pocos la señalen por apoyar a fundamentalistas católicos.

Reacciones

El 13 de julio, los autores publicaron un extenso comunicado (captura) en la página de Facebook del personaje con su posición sobre lo sucedido, entre otras cosas, muestran su disconformidad con la decisión del diario y hablan de presiones de grupos relacionados con el Estado.

“No estamos satisfechos con la decisión. Especialmente porque no se nos otorgó el espacio de discutir lo sucedido. Grupos de presión relacionados con el estado han hecho campaña para ponerle fin a este proyecto acusándolo de fomentar la violencia contra la mujer. Acusación que se aparta de la trayectoria histórica de denuncia activa a favor de mejorar las condiciones de vida de la mujer puertorriqueña y salvaguardar sus derechos”.

Aún así, el 16 de julio afirman (captura) que no pretenden que sus quejas sean entendidas como un llamamiento al boicot.

Pepito no pide un boicot hacia Primera Hora, les invitamos a dejarse sentir exigiendo trabajo periodístico de profundidad y fiscalización, espacios para todo tipo de voz en el diario y mayor libertad para las artes.

Pepito cancelado, tira del 17 de julio de 2017

Presiones

Tras las numerosas críticas que hablaban de censura por presiones políticas, debido a lo sucedido durante los dos días tras la publicación de la tira, Charbonier se lavó las manos achacando el despido de los autores de Pepito “a las redes sociales”.

Y quizá tenga parte de razón (sobre lo que no se ve) y fue el medio el que decidió castigar a los autores e imponerse un castigo de flagelación.

Pero por mucho que se empeñen en negar intervención política,  hay declaraciones de las que se desprende algo muy distinto. Como las de Lourdes Ramos del 12 de julio.

 

Sea como sea, lo que no puede esconder el político es que tras sus reacciones y movimientos se intuyen las formas y objetivos. En definitiva, hacen una lectura de la sátira como un insulto para poder criminalizarla. No es un gesto inocente.

Así dan cuerpo “legal” a sus quejas. Sin atender al contexto y sin aceptar ningún análisis de la intencionalidad despojan a las viñetas de su formato humorístico, satírico o de crítica.

Finalmente la gran perjudicada, para variar, es la libertad de expresión.

 

Viñeta alusiva por Rangy del 13 de julio de 2017

 

Como el número de críticas al diario, señalándolo de haber cedido a presiones políticas  seguía creciendo, Primera Hora publica el día 17 de julio una nota titulada  “A nuestros lectores” (captura) en la que aprovecha para acusar a Harold Jessrurn de mentir.

 

“Lamentablemente, el señor Jessurun ha decidido tomar ventaja de la situación, valiéndose de expresiones falsas. Si hasta ahora nos mantuvimos al margen de la controversia fue porque, precisamente, respetamos la libertad de expresión, así como una deferencia con el caricaturista, quien fue nuestro colaborador por espacio de 10 años.

No es cierto que al momento de terminar la relación contractual se haya aludido a presiones políticas, simplemente porque no las tuvimos y porque no son un factor que tomemos en consideración. Sí se habló del contenido ofensivo de la tirilla -independientemente del objetivo de la misma-, así como del impacto negativo que tenía para la marca. Esa es la verdad y el señor Jessurun lo sabe. Levantar la bandera de la censura apoyándose en una mentira es un golpe bajo para todos los que realmente estamos comprometidos con la libertad de expresión”.

 

Y esta fue la contestación de Jessurun y Quiñones a la nota del diario:

 

“Aclaración: No se ha dicho que el periódico me notificó sobre presiones del gobierno en ningún foro. Tal como me dijeron, hemos expresado que la razón por la cancelación fue que la tirilla afectó la reputación del diario. Sin embargo, las cartas y solicitudes oficiales públicas por parte de funcionarios, por ejemplo el comunicado de prensa de Lourdes Ramos y la carta dirigida al periódico por Johnny Méndez, dejan en evidencia el sentir que estos funcionarios le hicieron al diario. Si fueron de influencia en la decisión, queda a discreción de cada persona.

Nuevamente, estamos agradecidos por la relación de 10 años y le deseamos éxito en proyectos futuros”.

Entrevista a Harold Jessurun y Aníbal Quiñones 

: ¿Cuál era vuestra intención, la idea central de la tira, usando el zafacón? ¿Crees que ha sido malentendida?

La posturas que defiende la Representante Charbonier son ideas del pasado que han sido descartadas por las civilizaciones modernas. Priorizar la religión sobre el estado, atacar a grupos por su orientación sexual, limitar la educación de los niños a lo que subscriba una religión y ponerle trabas al desarrollo de sectores económicos y de salud son ideas desechables para una cultura de avanzada. Utilizar el zafacón como metáfora es obvio pues ahí está o se contiene lo que se descarta.

 

¿Pensasteis en algún momento que esa tira podría provocar un lío semejante?

Pensamos que la tirilla podía ser censurada por el periódico, como ha ocurrido en otras veces. En esos casos sencillamente enviamos otra y listo. Pero más allá de eso no nos imaginamos todo lo que pasó. De todas las cosas que se dicen de los políticos es algo relativamente “light”. Además tenemos el derecho de pensar y emitir juicio sobre las ejecutorias de los miembros electivos. No hay nada de malo con la crítica.

 

: ¿Cómo y cuándo os comunica Primera Hora la cancelación de la tira de Pepito y el fin de vuestra relación con el diario?

El día después que publica la tira, la Directora Asociada nos informa que, debido a quejas y por el daño irreparable que ocasionó la tira al periódico, la gerencia había tomado la decisión de cancelar el contrato.

 

: ¿Qué tipo de relación laboral teníais con el diario? ¿Tenías algún tipo de contrato?

Era un contrato como suplidor. No tenía fecha de expiración.

 

: En vuestro libro “Las tiras de Pepito” nº 1 de 2010 aparece una nota en la portada en la que se dice que incluye tiras censuradas por Primera Hora ¿Hubo otras viñetas censuradas? 

Ese libro contiene las tiras del primer año que publicaba Pepito en Primera Hora. Ese año, como en todas, habían ocasiones que el medio decidía no publicar una que otra tira, Esas aparecen en el libro.

 

: ¿Cuál fue la última viñeta de Pepito que se publicó en Primera Hora?

La del zafacón.

 

:  ¿Qué colectivos, organismos, asociaciones o compañeros de gremio os han manifestado su apoyo?

Amnistía Internacional Sección de Puerto Rico (internacional), Asociación de Caricaturistas de Puerto Rico, Asociación de Periodistas de Puerto Rico, PEN de Puerto Rico Internacional, diversos programas de Radio, TV, y blogs también se han expresado.

 

: Pepito se ha publicado bajo el mandato de cuatro presidentes de dos partidos ¿con cuál creéis que ha habéis tenido más presiones o problemas?

La verdad nunca habíamos sentido una presión por parte del gobierno hasta ahora. De hecho, en la pasada administración la presión que ejercimos se tomó como una oportunidad de colaboración. Y posiblemente ha sido la administración que más fuerte hemos criticado.

 

¿Cuál es vuestro diagnóstico sobre la salud de la libertad de expresión y de prensa en Puerto Rico en la actualidad?

La crisis económica está ahogando las publicaciones en la isla. La presión de poder mantener los auspicios comerciales (tanto públicos como privados) encuentra la forma de tocar las editoriales de las revistas, diarios, programas de TV y Radio.

Muchos medios se ven también forzado a cambiar voces experimentadas por chicos que apenas salen de la universidad lo que hace que se pueda controlar lo que se dice más fácil. Además se están creando muchos conglomerados de medios. Lo que se dice queda en mano de unos pocos y eso siempre es preocupante. Aún con la pluralidad del Internet, es necesario que se escuchen voces diversas en los medios comerciales de un país.

 

Portada del libro con la recopilación de las primeras tiras de Pepito

 

Pepito, un poco de historia

Harold Jessurun comenzó dibujando a los 8 años cuando publicó su primera tira cómica semanal para un periódico en la isla de Guam. Desde entonces, sus dibujos se han publicado en importantes publicaciones como Time.

Pepito fue creado por Harold en 2006,  Samuel Figueroa dibujó a Pepito desde 2006 hasta 2009.

Aníbal se unió al equipo de Pepito como coguionista en 2011.

Aníbal Quiñones es un galardonado profesional de la publicidad. Su primera tira cómica web, “Mi vida Adnormal”, fue creada para canalizar las frustraciones por las que pasan  todos los creativos en las agencias de publicidad. En la actualidad, Aníbal trabaja en una agencia multinacional de publicidad en San Juan.

El personaje, con poco más de 10 años de vida ya ha recibido varios reconocimientos importantes. Premio UNESCO, Premio Mejor Ilustración de la Asociación de Fotoperiodistas de Puerto Rico, Mejor libro Latino Book Awards y dos premios Leones de Cannes en 2016, uno de plata en la categoría de Medios y uno de bronce en la categoría de Promociones.

Curiosa historia sobre cómo Pepito consiguió “salir” del papel para conseguir cambios en la vida real.

 

Los autores han decido seguir por su cuenta para lo que han abierto una nueva web al margen de las que ya tienen en redes sociales. pepitocomics.com

Relacionado:

humor-apuros
 

 

Censura por “contexto histórico”

“La Asociación de Caricaturistas de Puerto Rico (ACPR) acaba de cancelar la apertura de la Exposición 40/30 que comenzaría (comenzó) el martes, 14 de septiembre de 2010 en el vestíbulo de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) en Hato Rey.

El presidente de la ACPR y caricaturista del periódico Primera Hora, Gary Javier, denunció la censura por parte del presidente de la CEE, Héctor Conty Pérez, quien fue el responsable de desaprobar las obras.

La Comisión Estatal de Elecciones nos comunicó que habían sacado nueve (9) obras de la exposición por contexto histórico. Que esas nueve obras no se podían utilizar en la exposición”, manifestó Javier.

No hay duda de que esto es un claro ejemplo de censura a nuestro arte. Nuestra exposición presenta obras de diferentes caricaturistas locales y la Comisión Estatal de Elecciones no tiene derecho de juzgar nuestras obras y decirnos qué presentar y qué no en nuestra exposición”, añadió el presidente de la ACPR, quien identificó que las nueve obras en cuestión eran de carácter político.”

Así empieza el comunicado remitido por la ACPR. Ver comunicado, Ver vídeo de la exposición.

Ayer pude hablar con Gary a través de Skype, y aunque era un día complicado para él, gracias al correo he podido conseguir algunas respuestas.

La exposición estaba auspiciada” (¿patrocinada?) por  Mapfre, tampoco se sabe si esta empresa española se ha posicionado sobre este asunto.

A su criterio el motivo de retirar esas viñetas obedece sólo a presiones partidistas. A falta de la versión de los que recortaron estos dibujos, e información adicional,  poco más se puede hacer que exponerlas.  Son estas:

Hay todo un repertorio de excusas, frases hechas y discursos demagogos o hipócritas que suelen usarse para aplicar censura al humor gráfico, pero reconozco que es la primera vez que escucho esta del “contexto histórico” y aún no he encontrado a nadie que sea capaz de argumentarlo. Habrá que seguir intentándolo.

No sé si ha sido una consecuencia de esto o es una actividad que ya tenían preparada desde la ACPR, pero aquí está la muestra solidaria  “Humor y Censura”

Haré alguna viñeta más y la enviaré, estás invitado a enviar las tuyas, porque la censura velada, escondida, subliminal, directa o indirecta sigue practicándose por empresas y gobiernos.