Esa pobreza

Hoy se celebra el Día de Acción Blog, la edición de 2008 hace una llamada a que escribamos sobre la pobreza.

Puedes inscribir tu blog en la página de la acción para que sea listada junto a blogs de todo el mundo que participarán durante el día de hoy, un código se encargará de rastrear tu acción.

No es la primera ni creo será la última vez que escriba o dibuje algo sobre  la verguenza que nos debería dar que hayamos llegado a pensar que la pobreza es natural y necesaria para el “equilibrio” mundial.

Por esto no escribiré sobre esa pobreza que todos tenemos ya asumida como unas imágenes de apenas  unos minutos de miseria y moscas en un informativo de sobremesa, hablaré de mi pobreza, de la tuya, que no es más que la falsa sensación de bonanza europea, progresista y triunfal.

Nuestra pobreza es como cualquier otra, es la pobreza con la que nos amenaza cada día el salario mierdoso, la que nos garantiza el capital hipócrita que nos mira muy atento pero no ve personas.

La pobreza que se esconde tras los colorines de la publicidad, esa pobreza, la mía , la tuya.

La que nos espera en cualquier esquina y nos obliga a someternos al teatrillo diario, a arrastranos entre reptiles con la cabeza bien baja y las ideas olvidadas en sótanos, archivadas en carpetas con la etiqueta del inmovilismo, olvidadas y empolvadas de conformismo.

Esa pobreza, la tuya, la mía, pobreza camuflada con el tunning del falso bienestar construido de escayola y pintado con témperas.

Mi pobreza, tu pobreza, esa que se consuela con la de África, la pobreza del tonto, esa que nos engaña.

Esa pobreza.

Relacionado: Una historia curiosa
….
..
.