Ciudadanos, partido no político

Ciudadanos avioneta playas

Viñeta del 22/08/2018 en CTXT

Al verano le queda ya menos de un mes, pero las chorricias playeras aún pueden dar mucho de sí antes de que empiecen las tonterías de otoño.

Una de las iniciativas de Ciudadanos, emulando a la de aquellos chalados de VOX con sus locos cacharros, ha sido sobrevolar las playas catalanas con una avioneta durante todo el mes de agosto. Hacen un llamamiento a los bañistas para que quiten los lazos amarillos y reconquistar así esa España española, muy española, neutra, grande y libre.

Ayer silbatos o camisetas, hoy lazos y mañana podría ser el color del pelo o un gesto chiquistaní al andar.

El portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña, Carlos Carrizosa, argumenta que se trata de una iniciativa para recuperar y concienciar sobre la neutralidad de las instituciones y de las calles.

Esos mismos que pagan pantallones naranjas para hacer del furgol un sarao político-festivo de exaltación del patrioterismo

Viñeta del 18 de junio de 2016

 

María José Segarra, fiscal general del Estado no ve delito ni en poner ni en quitar lazos de los espacios públicos, así que ya tenemos servida la discusión circular engordada con sentimientos, sesgos, creencias y opiniones. Sin olvidar matices, claro.

Cuentan que el dictador Franco, el del culo blanco, pronunció esta frase: “Usted haga como yo y no se meta en política“. Dicen que se la soltó al director del diario “Arriba”, Sabino Alonso Fueyo, cuando se quejó de que recibía presiones de distintas figuras destacadas del Movimiento Nacional. En otras versiones de la historia se dice que la pronunció durante una conversación con José María Pemán y en otras con alguno de sus ministros.

Viñeta de diciembre de 2014

Sea como sea, me parece que este mensaje es el que más se ajusta a lo que pretenden transmitir los de Albert Rivera: queremos espacios públicos asépticos, grises, despolitizados, muertos. Haga usted eso de la política en la intimidad, las calles son nuestras. Nosotros somos esos “todos”. Y a callar con la vaina de la pluralidad y el disenso.

De paso, criminalizan la política dejando caer que todo activismo que se sale del marcado por sus formaciones es ilegal e intolerable, todo lo que escape al monopolio del canuto político de los partidos, los suyos, es agresión, delito, antidemocrático, anticonstitucional, antispaña y anti todo.

El lenguaje de los insectos

Las reacciones a la moción de censura del PSOE contra Rajoy han ido más o menos por donde se esperaba, al fin y al cabo aún anda fresca la que perdió Podemos en 2017. No deja de ser una reedición del mamoneo que provocaron las negociaciones que desembocaron en la repetición de las elecciones generales en junio de 2016 por falta de acuerdo entre los grupos políticos para formar gobierno.

De entre todas las chorradas habituales expresadas por los portavoces de los partidos y que producen risa, bochorno, o ambas cosas, destacan las de Hernando, uno de los personajes más despreciables y ridículos del PP.

El PSOE presenta una moción de censura y Rafael Hernando cree que lo que va a funcionar es relacionarla con el chalet de Podemos y el caso Filesa, sí. Todo empotrado sin vaselina por el mismo bujero.

Más allá del mensaje absurdo y las comparaciones de taberna en hora feliz, adaptadas a su parroquia votante más unineuronal, resulta muy reseñable lo gestual. La comunicación no verbal de Hernando es como un homenaje a Charles Manson en un día de la peor levantera.

Hernando gira la cabeza más rápido que Regan MacNeil para tirar miradas penetrantes a varios infinitos situados en diferentes ubicaciones de la sala, gestos repentinos de  enfado, felicidad, sorpresa y preocupación. Todos falsos. Acompaña su masturbación del putamen con un balanceo de balandro en tormenta y cambios de tono a lo montaña rusa emocional que dejarían a Aída Nízar a la altura de Heidi.

Menos de dos minutos de mucha vergüencita ajena. Disfruten.