Ahorrar

Ahorrar

Estoy hasta el cilindrín genital de tanta porquería posmoderna en los medios.

Esta vaina no es nueva, la arrastramos desde aquello de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades“.

Ya les importa todo un comino. Ahí anda Villalobos diciendo que debemos ahorrar dos eurillos para la pensioncita privada o Mariano pregonando que hay que ahorrar ahora que se ha inventado una recuperación cimentada en la precariedad y la miseria salarial.

Se han crecido ayudados por una avalancha de artículos que han apoyado toda esta mierda renombrando la pobreza y dándole apariencia de algo “chuli”, de nuestro tiempo.

 

El País ha sido uno de los medios que más ha explotado la temática “prepper” dando consejos para ser “feliz” en la miseria hablando del “salario emocional” y toda esa ristra de gilipolleces para ir tirando sin dinero para lo básico como el “nesting”, el “friganismo” o el “job sharing”, etc, que no dejan de ser una normalización cínica de la pobreza, sin apellidos.

 

Macroeconomía

Macroeconomía y pobreza

Viñeta del 24 de enero de 2018 en CTXT

Pueden echarle un vistazo al informe “Premiar el trabajo, no la riqueza” de Oxfam o leer el resumen.

Un adelanto rápido, salarios más que bajos, desigualdad a lo bestia y pobreza.

Esa recuperación económica de la que hablan ha favorecido cuatro veces más a los ricos que a los pobres.

Una tasa de pobreza del 22,3% o lo que es lo mismo, 10,2 millones de personas con una renta por debajo del umbral de la pobreza,  lo que nos situa como tercer país europeo en desigualdad, por detrás de Rumanía y Bulgaria y empatando con Lituania.

Más beneficios con menos salarios. Las ganancias de las empresas subieron hasta un 200,7%, al alza desde 2013, mientras que el coste laboral por trabajador apenas se movió 0,1%. Los salarios en dique seco.

Las mujeres, siguen a sufriendo desigualdad laboral, el 58% de las personas que están en  situación de vulnerabilidad son mujeres.

Según Oxfam, siete de cada diez personas que cobran los salarios más bajos son mujeres y  sólo representan el 34,5% de las personas que más ganan. Dentro de este grupo, cobran hasta un 14% menos que los hombres.

Y como tendencia mundial, más multimillonarios. Uno nuevo cada dos horas.

Así andamos, en el Foro Mundial de Davos 2018, ese sarao por donde se pasea Felipito diciendo cositas de politiqueo y los dueños de El Corte Inglés pidiendo que les hagan un mercado más a medida, se conoció lo evidente. España está a la cola de las economías desarrolladas en esfuerzos por reducir la desigualdad se refiere.

Según este informe, se advierte que la tasa de pobreza ha aumentado un 1%, y la renta media per cápita ha caído un 4,8%.

Entre otras cosillas, lo tenemos bastante chungo en cuanto a empleo y salarios. Nuestra tasa de paro nos colocaen la cola de Europa, crece la economía sumergida y tenemos la tasa más alta de personas con un trabajo temporal.

Vamos como un tiro.

 

Desigualdad

Desigualdad

Viñeta del 26/11/2017 en CTXT

 

La Comisión Europea califica de “crítico” el nivel de desigualdad en España, un análisis  socioeconómico de los 28 países de la UE no deja en buen lugar a nuestro país en cuanto a bienestar social, nos coloca en la séptima posición por la cola en cuanto a desigualdad.

Además de la desigualdad, España también es uno de los países en alerta por el abandono temprano de los estudios, el segundo peor de toda la UE después de Malta, y está en vigilancia por la caída de su renta disponible o por su tasa de pobreza. (Fuente)

Estas y otras conclusiones se desprenden del borrador del informe de la Comisión sobre empleo.

Informe Draft Joint Employment Report 2018

 

Según otro informe que lleva por título “Tendencias mundiales del empleo juvenil 2017″  (descarga local) publicado recientemente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)uno de cada cinco jóvenes españoles empleados está en riesgo de  pobreza. (Fuente)

Además somos el segundo país de la UE donde más creció el paro juvenil de larga duración. El 11% de los jóvenes españoles lleva más de un año sin trabajo, según Eurostat