Última horda

Descerebrados están imitando a periodistas desde hace años.

Son gente con enfermedades sin diagnosticar. Sus titulares y opiniones maquilladas como noticias nada tienen que ver con información o independencia en el criterio. Son asociaciones rebuscadas capaces de sugerir que existen vínculos entre  Heidi y Al Qaeda.

Son simples escupitajos desde la agonía del quiosco que ya ni salpicaban.

Pero ahora con Tuiter sus directores han encontrado un filón y se acercan para  darles luz a sus zurullos secos para intentar que vuelvan a brillar. Porque tuiter será divertido, útil en ocasiones y con un innegable poder para el eco, pero también es un terreno sembrado para que cualquier trolazo consiga que se hable, y mucho,  de todo aquello que la mayoría repudia.

Y aquí la mayoría caemos, ellos ya lo saben.

Con el crédito de la prensa ya en lo más bajo, arrinconado en la esquina más profunda del vertedero, el tratamiento del movimiento 15M añade más heridas mortales en el gremio de informar.

Estos gazmoños que imitan a periodistas son los intrusos, son los que dejan a verdaderos profesionales en la calle del desprecio.

De los titulares suicidas de estos lunáticos reincidentes que imitan a periodistas no se escuchan muchos debates apasionados en  todos esos congresos y saraos de periodismo.

Y sinceramente, nunca pido ni espero nada, pero me gustaría que todo plumilla o aspirante, a los que tengo por valientes,  que asomara  por aquí se sincerara y dejara su opinión sobre este titular.

(Me refiero al de apertura, no al de las prostitutas… pero si se considera usted un experto del puterío, puede ser un tema alternativo y/o complementario)

No es una broma, tengo verdadera curiosidad de saber qué opinan los periodistas  de esta asociación “distraída” y festiva entre manifestantes y terroristas.

 

El futuro de la prensa en papel

090323-futuro-prensa-papel

Ha sido como una plaga instantánea, si hace apenas diez minutos hablaban de todo lo dospuntocero con pasión, los mismos opinatodo marca Acme han cambiado el guión de repente y se han convertido en prestigiosos analistas de medios.

Todos esos nuevos analistas del estado de la prensa en papel que nacen como setas, todos esos periodistas de pose, los del copy&paste, los de pastel y los que juegan a serlo ya pueden abandonar sus investigaciones, cábalas, especulaciones, hipótesis y videncias con frases grandilocuentes sobre el futuro de la prensa en papel.

La prensa en papel no va a desaparecer pero en un  futuro cercano estará pegada en el cristal y el plástico.

Para llegar a ese público ahora alejado de los periódicos las noticas se servirán en las botellas de cerveza, vino, espirituosas y refrescos.

Así podremos pedir una tapa mientras saboreamos una birra al tiempo que leemos una noticia sobre la hambruna en África pegada como etiqueta, que eso sí que se lee. Somos grandes lectores de etiquetas.

Las noticias políticas tendrán la ventaja de poder girar la botella permitiéndonos leerlas del color del cristal con que se mire.

Podremos pedir  noticias frescas o de las calentorras, incluso del tiempo y por lo que a mi respecta las noticias sobre fútbol pueden escribirse en las chapas.

Las noticias llegarán a todos  los bares, casas, macro y mini medio botellones (captando aquí muchos lectores vírgenes), bodas, cumpleaños, bautizos, despedidas de soltería  a lo largo y ancho del país pudiendo ser mostradas también en los vasos de plástico que al tener mayor tamaño pueden permitir insertar noticias culturales y científicas, incluso reportajes en profundidad y de investigación.

Los artículos de opinión se mostrarán en las etiquetas de las botellas de dos litros de refresco para poder rebajar bien la información en una mezcla perfecta.

Así nos llegarán las noticias, ya pueden olvidarse de sus teorías futuristas, la información estará siempre ahí, en lo cotidiano.

Otro día habrá que ocuparse de las televisiones pero de momento a alguna ya le hemos empezado a cambiar un poquito su imagen corporativa.

vomitocolor300

Y esta imagen es por el siguiente motivo, 50.000 personas se manifiestaron durante el fin de semana en las calles de Tenerife en contra de  la construcción del puerto en Granadilla de Abona y aparece la Televisión Canaria con sus cámaras especiales de hacer desaparecer manifestantes y ofrecen el escalofriante cifra de asistencia de 2000 personas a la manifa, sí dos mil…

Y claro luego pasa lo que pasa

Y como este rediseño ha sido una coproducción Andaluzo-canario-catalano-aragonesa si desean adquirir los derechos estamos abiertos a escuchar cualquier oferta por parte de la cadena autonómica.

Maquillando la publicidad como noticia

Disclaimer (en cabeza, que no se diga): No toco de oídas, trabajé durante casi ocho años para el grupo PRISA hasta que sin motivo justificable y con la chulería empresarial típica del grupo cerraron varias de sus delegaciones cepillándose a todo empleado a la vista por causas”objetivas” sin contemplar la esperada, justa y lógica reubicación de esos trabajadores en cualquiera de sus entonces prósperas empresas, corría el ano 2006.

Aunque aquel día no lo viví con especial alegría pero desde la distancia lo descubro como una jornada feliz  que me permitió dedicarme de lleno y sin ataduras a lo que ahora me dedico y además me permite opinar desde ambas perspectivas, con este “disclaimer” puede usted intentar usar el argumento del despecho para deslegitimar esta opinión, pero no le auguro éxito.

Durante ese tiempo participaba en el proceso de elaboración de noticias y siempre por orden subliminal o explícita de la empresa, participé también en todo tipo de maquillajes para hacer pasar por noticia económica, política, deportiva o social cualquier chorrada de la empresa X , por motivos varios:

El producto a maquillar era de una empresa accionista del grupo, era de un anunciante que se ponía farruco y exijía su derecho a “salir” en los informativos presionando con su “gran cuenta” o bien se trataba de amiguismos varios y otros (el apartado otros también tiene su chicha, pero eso será para otro día)

Los medios son un gran cerdo, todo se aprovecha.

Admitirlo es sano, para todos, puede que no tanto para el que deposita su confianza ciega en el informador que no es siempre un simple currito, en ocasiones también toma justicia teniendo parte.

El que paga manda y marca la línea y el mandao ejecuta intentando que su profesionalidad quede lo menos perjudicada en el proceso, para ello usará todos los productos mágicos de su maletín de maquillaje.

Que esto se practica a diario no es ningún secreto por descubrir , basta buscar en cualquier medio contenidos con aspecto informativo para darse cuenta, cuando estas “publicias” son tan evidentes “que canta” es inevitable que el firmante quiera justificar y defender  el disfraz  argumentando con su profesionalidad e imparcialidad por bandera  primero y si se viera perdido se sacudirá las pulgas sobre la persona que decide su publicación en un baile coordinado de evasivas jerárquicas.

De hecho en el argot del editor cuando el texto, la pieza o el corte llega escaso de maquillaje a sus manos suele usar esa frase de “véndemelo mejor

Dame Cink y dime tonto

Cuando aterrizó esta idea trespuntocerista llegué a pensar que era un flame de empresa cocinado por algún roedor, por ello quise quedarme un poco en el arcén antes de remangarme demasiado con una opinión, pero era inevitable que tarde o temprano alguien se rompiera la camisa, y así ha sido.

Para situarse le sugiero lea en estos enlaces en este orden ya que creo que se ha iniciado y extendido un intercambio de opiniones necesario e interesante además de muy completo:

1Sesión de maquillaje
2¿Cómo hacer un publireportaje gratis en “El País”?
3Ética y “disclaimers”
4-El tambaleante discurso de Cink y sus artículos en El País

Añado algo que nunca me aventuré a dejar por escrito y siempre repito en círculos privados, en este caso viene muy al hilo:

Según qué izquierdas tienen mucho mejor engrasada su maquinaria propagandística y de defensa kamikaze, y digo esto porque militantes junto a otras figuras de la guerrilla base progresista sintiéndose aludidos han corrido a defender sus rebanadas.

Curiosamente, las críticas que deberían ser algo tan natural como asumido por todos los que lidiamos en los medios sociales en los que tanto cantamos las alabanzas a la libertad y los gestos dando la espalda a los arcaicos métodos de manipulación. Parece que no han sido bien encajadas por este círculo y se han movilizado retratándose como unos firmes defensores de lo suyo por imposición.

Disparar los cañones de humo no ha servido para nada, por suerte somos cada día más los que sabemos diferenciar ocio de negocio, charlatanes de opinantes, vendedores de crecepelo de creadores, maquilladores de periodistas.