Las prioridades de los asesinos

Razan al-Najar asesinada

La viñeta del 10/06/2018 en CTXT

El Ejército israelí dispara contra todo el que se acerque a menos de 300 metros de la frontera, pero según periodistas extranjeros presentes  en la zona durante las últimas protestas, ahora disparan contra personas que se encuentran a mayor distancia. Las cazan sin más.

Un francotirador asesinó a la enfermera voluntaria Razan al-Najar, de 21 años, que socorría a los heridos. Iba vestida con uniforme y llevaba distintivos de enfermera. Ese día, el ejército disparó a otros 40 palestinos.

Como es tradición, la maquinaria de propaganda israelí, que suele presumir de saber exactamente donde pone cada bala, no tardó en sacudirse las pulgas diciendo que no le dispararon intencionadamente, al poco, ya culpaban a la víctima.

Días después, otro francotirador hizo blanco en la pierna de Mohammed al-Baba, fotógrafo de AFP, mientras trabajaba.

Son sólo dos nombres más de entre los miles de heridos y muertos que no conoceremos y sólo unos pocos recordarán.

El ejército de Israel mata a 17 palestinos en Gaza

Israel mató ayer a 17 palestinos en Gaza durante el inicio de la “Gran Marcha del Retorno”, que durará seis semanas (hasta el 15 de mayo) para reivindicar el derecho a volver de todos los refugiados palestinos.

El Ejército israelí disparó contra los manifestantes en la frontera de Gaza con Israel dejando además a 1.416 personas heridas, casi cien de ellas de bala, según el Ministerio de Salud palestino. Algunos medios hablan de cientos de heridos y otros de más de 2.000.

La policía británica reabre el caso del asesinato del dibujante palestino Naji al-Ali

Naji al-Ali*Naji al-Ali. Foto de Saleh Abbas (1969). Fuente: libro “Filastin. L’arte di resistenza del vignettista palestinese Naji al-Ali“. Abril de 2013. Editorial Eris. Adelanto de 32 páginas. (Descarga PDF 2,59Mb)

 

Cuando se cumplen 30 años del asesinato en Londres del dibujante palestino Naji Salim Hussain Al-Ali, creador del popular personaje “Handala“, los investigadores del Counter Terrorism Command (CTC) de la policía metropolitana han reabierto el caso.

Sobre las 17:10 del miércoles 22 de julio de 1987,  Naji al-Ali, viñetista político del diario kuwaití Al-Qabas, fue asesinado por la espalda de un disparo en la nuca cuando se dirigía a su oficina en Ives Street, Knightsbridge.

Al-Ali, de 51 años, fue llevado al hospital, donde permaneció en coma 37 días hasta que murió el 29 de agosto de 1987. El dibujante había recibido varias amenazas de muerte durante los años previos a su asesinato.

 

Cronograma de los hechos. Fuente London's Metropolitan Police

 

Ismail Sowan, un estudiante palestino de 28 años, nacido en Jerusalén, fue detenido durante la investigación y más tarde fue condenado y encarcelado por posesión de armas y explosivos. Sowan afirmó haber estado trabajando para la OLP y el servicio secreto israelí, Mossad.

Un segundo sospechoso, también detenido y después deportado, dijo ser un agente doble. Más tarde se reveló que el Mossad tenía dos dobles agentes que trabajan en Londres. El Mossad se negó a compartir información relativa a este asunto con sus homólogos británicos del M16, lo que provocó la expulsión de diplomáticos israelíes, uno de los cuales era el agregado de la embajada e identificado como la persona que dirigía a los dos agentes.

Margaret Thatcher, entonces primer ministro, cerró el centro de operaciones del Mossad en Green Palace, Kensingtonm, 24 horas después de que Sowan fuera condenado por posesión de armas y explosivos en Old Bailey en 1988.

Buscando nueva información

El Comandante del CTC (o SO15) Dean Haydon declaró:

“El brutal asesinato del Sr. Al-Ali devastó a su familia y 30 años después siguen sufriendo la pérdida”.

“Hemos revisado este caso y hemos seguido una serie de líneas de investigación que no nos han llevado a identificar a estos dos hombres. Sin embargo, en 30 años mucho puede cambiar las lealtades y las personas que no estaban dispuestos a hablar en el momento del asesinato y  podrían presentar ahora información crucial.

“Mantenemos la mente abierta sobre el motivo del asesinato del Sr. Al-Ali y creemos que hay algunas personas que tienen información que podría ayudarnos a llevar a los responsables de su asesinato ante la justicia”. (Vídeo)

Retrato robot del asesino de Naji Al-ali. Fuente: London's Metropolitan Police

Según Hayden:

“El pistolero fue visto siguiendo a Al-Ali durante unos 40 segundos antes de dispararle. A pesar de la brevedad del ataque, los testigos pudieron dar a los investigadores una buena descripción del sospechoso.

“Creemos que esa persona pudo haber organizado encontrarse con otro hombre visto conduciendo un Mercedes gris plateado después del asesinato. Creemos que este conductor fue visto escondiendo la pistola en su abrigo, con la intención de usarla”

 

Fotografía de la Tokarev 7.62 que los investigadores creen que se trata de la pistola que fue usada para asesinar a Naji al-Ali . Fue encontrada el 22 de abril de 1989 en una finca de Hallfield Estate, Paddington, casi dos años después del asesinato.

La Policía metropolitana ha dispuesto varias vías de contacto con el equipo de investigación para cualquier persona que pueda aportar alguna información sobre el caso.

-Teléfono 020 3276 9014
-Llamadas desde fuera del Reino Unido:  0044 9014 203 276
 –Llamadas anónimas: 0800 555 111
-También se puede contactar por correo electrónico a amazon@met.pnn.police.uk
-En cualquier caso, se debe citar que se trata de información sobre la “Operation Amazon”

Handala

Naji al-Ali nació en 1936 en el pueblo palestino de Ash Shajara (Galilea)

En 1948, Ash Shajara fue uno de los 480 pueblos destruidos en lo que se conoce como la “Nakba”, o catástrofe. La Nakba es la devastación de Palestina en la creación del estado israelí. Los palestinos perdieron más de la mitad de su terrirritorio, se produjeron masacres que crearon alrededor de 750.000 refugiados. Naji al-Ali tenía 10 años cuando él y su familia fueron expulsados de Palestina al campo de refugiados de Ein Al-Hilweh en Líbano. A principio de los 60 emigró a Kuwait.

En 1974 empezó la guerra civil en el Líbano y Naji al-Ali volvió para unirse a los fedayín palestinos, atrincherados en Beirut. Cuando la OLP negoció con Israel la retirada de su ejército,  las Falanges Libanesas iniciaron la persecución de los refugiados palestinos culminando con la masacre de Sabra y Chatila, dos campos en las afueras de Beirut. Naji al-Ali se escondió durante seis meses  en los túneles de la ciudad hasta que finalmente pudo escapar a Kuwait.

Desde allí denunció a los dirigentes de la OLP señalando que tenía responsabilidad indirecta en las matanzas de Sabra y Chatila. En respuesta, la dirección de la OLP y varios periódicos árabes organizaron una gran campaña de prensa en contra de Nayi al-Ali, que se plasmó en actos públicos de repudio. Finalmente, fue expulsado de Kuwait. Ningún otro estado árabe quiso acogerle y se exilió en Londres. (1)

Desde 1975 hasta su muerte en  1987, Naji al-Ali dibujó numerosas viñetas denunciando la situación de los refugiados palestinos.

Su personaje, Handala, siempre de espaldas al espectador (interpretado como guiño a los que dan la espalda a las reivindicaciones de los palestinos), simboliza ese niño refugiado de 10 años que él fue y que  se convirtió en un icono de los refugiados palestinos. A día de hoy, sigue siendo un poderoso símbolo de la lucha y la resistencia del pueblo palestino por la justicia y la autodeterminación.

En el momento de su asesinato, desde Oriente Medio se mantenía que lo habían matado como parte de una campaña  de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) para silenciar a sus críticos en Europa y Oriente Medio, algo que la OLP negó.

Su hijo Khalid al-Ali dijo:

“Es evidente que muchas personas no estaban contentas con sus viñetas a lo largo de su carrera, desde, obviamente Israel a los líderes y gobiernos árabes, incluyendo líderes palestinos.

“Siempre hubo amenazas, siempre había problemas con sus dibujos, pero esto no le impidió seguir dibujando.”

La familia de Al-Ali sigue convencida de que el asesinato pudo ser ordenado por Yaser Arafat.

Relacionado: Revisiting the great Palestinian cartoonist Naji al-Ali 30 years after his assassination por Jonathan Guyer

Fuentes consultadas:

Metropolitanan Police  Appeal following the murder of cartoonist in 1987

The Thelegraph

The New York Times

Handala.org

Relacionado:

humor-apuros

Soldados israelíes asaltan el estudio de dibujante palestino Osama Nazzal

Osama Nazzal en su estudio revuelto por el ejército israelí

El representante regional de CRNI en Palestina, Mohammed Saba’aneh informa de un ataque militar israelí contra la casa del compañero dibujante Osama Nazzal.

Saba’aneh cuenta que recibió una llamada de Nazzal después de que el lunes 27 de marzo,  un grupo soldados allanara su casa, saqueara su estudio y confiscara algunos de sus dibujos. Se llevaron al menos 15 de sus trabajos.

Detalle de la puerta, forzada por los soldados. Fotos: Osama Nazzal

Más de 30 soldados rodearon su estudio, que se encuentra en la casa de sus padres e interrogaron a su familia para preguntar por él. Osama Nazzal vive en la ciudad de Ramallah, pero su estudio se encuentra en la localidad de Kafr Ni’ma.

Nazzal, que agradece las muestras de apoyo, relata así el suceso:

“El ejército israelí atacó mi casa ayer a las 3 de la madrugada, destruyeron mi taller, el sitio donde pinto, rodearon a mi familia, los mantuvieron encerrados en una habitación, los interrogaron y se llevaron mis obras de arte. Yo no estaba allí“.

El autor ha documentado el resultado del asalto.

 

 

Como curiosidad, los soldados arrancaron todo lo que tenía colgado en la pared y sólo dejaron un recorte. Para Nazzal tiene un significado.

“Quitaron y tiraron todos los cuadros de la pared y confiscaron algunos, sólo dejaron este recorte de una noticia de los años noventa sobre el enjuiciamiento de una caricaturista.
Un mensaje claro”.

 

humor-apuros