Asesinatos de periodistas en México

Viñeta del sábado 20/05/2017 en CTXT

Un centenar de personas se concentraron ante la embajada mexicana en Madrid, que arrió la bandera y no quiso recibir el comunicado de protesta contra los asesinatos de periodistas en México, contra la complicidad del Gobierno
El acto fue promovido por los Colegios de Periodistas de España y por la revista CTXT

prensa-mexico

 

Viñeta para el nº 3 de la revista MLPZ de septiembre de 2015 que dedicamos a los informadores asesinados y amenazados en México.

 Descargar MLPZ 3 (PDF)

Censura y derivados

161013-censura

“Línea editorial”. Estas dos palabras forman uno de los mayores eufemismos del periodismo.

Se podría traducir como raya que traza el editor determinando las patas de las que cojea y que todo empleado y colaborador debe respetar sin reservas. Como mucho se toleran ciertas piruetas suaves para esquivarla, como en épocas de censura total.

Los medios hacen su interpretación particular de eso tan casposo de “los límites del humor” para llenarse la boca de libertad, pero escondiendo las nuevas condiciones que inventan para poder practicarla en su cortijo.

Toda persona que trabaje en un medio nunca escuchará abiertamente en qué consiste exactamente  esta línea ni por dónde serpentea. Se da por hecho que todo el mundo viene sabido de casa y si el medio es nuevo, bastará con el perfil de los editores para intuirla.

Pero hay algunos valientes, que se autoproclaman comprometidos con la pluralidad, que no tienen escrúpulos a la hora de dejar sus vergüenzas al aire en determinados temas.

pedroj
Y negar que la censura se aplica apelando a esta línea, son ganas de engañarse y suavizar los tajos. Existirá siempre.

La censura existe dentro y fuera de los medios, maquillada de corrección, disfrazada de moralinas, supuestas buenas costumbres, convenciones sociales hipócritas,  respetos mal entendidos y leyes absurdas.

prensa
 

En internet, donde en muchos casos, se llevan las posiciones a lo absoluto y se pueden leer debates  muy extremos, hay personas para las que nada es censura alegando a que se puede publicar lo censurado en otro sitio y otros para los que todo es censura.  Incluyendo una negativa a publicar insultos con evidente ánimo de hacer daño, amenazas, datos privados o apología de la más grande las mierdas.

La censura va por barrios y por temporadas, dependiendo de lo que esté intentando pescar el medio en cada momento. Y no siempre tiene por único objetivo impedir que alguien se exprese. Algunas veces es simple celo espontáneo de directores dóciles protegiendo ideas propias  o intereses de sus dueños. Para no incomodar a anunciantes, creencias o posicionamientos políticos.

Si bien los medios son responsables civiles subsidiarios de lo que  publican, el menú de argumentos ambiguos para rechazar opiniones, por su lenguaje, tono o mensaje es infinito. Y eso son las viñetas, opiniones.

Y estos opinólogos, que en la mayoría de los casos ni siquiera son plantilla del medio, se conforman convenciéndose de que no es censura, que son discrepancias ocasionales con la línea editorial. Un regateo de razones, cosas de la profesión, sobrevivir,  un lo que sea. Me consta que se traga con pose de venir de vuelta de todo, pero pocos admiten que  tardan mucho en digerir los episodios de censura y que pasan a ocupar un lugar destacado en su anecdotario.

 

Casos hay a patadas, aunque no todos se conocen en su momento.  Muchos otros no se descubren jamás y otro buen montón vive en el limbo de la autocensura. Menos mal que siempre hay  personas que se niegan a que manosee su opinión y lo cuentan. Sucede en Puerto Rico y en Marruecos.

O como relata el dibujante cubano Adán Iglesias citando un caso de censura editorial a esta viñeta de Osval, (otros preferieren llamarlo dibujo “inadecuado”) por no ajustarse a la línea editorial.  Adán asegura que son muchos más los casos parecidos de censura de los que tiene conocimiento a la vez que asegura que la censura se circunscribe a determinados medios, nadie persigue esas mismas opiniones censuradas cuando se publican en un blog.

¿Pero qué pasa cuando son los gobiernos los que escriben y aplican leyes peligrosamente ambiguas o evidentemente prehistóricas?. Pues que hasta se secuestran revistas, ya se hacía antes y no tan antes.

O cuando las leyes y los derechos humanos  son lo de menos y se da muy duro por un lado y por el otro.

Y puede suceder, como en el caso del boliviano Jhonny Vallejos Solano, profesor de plástica de 30 años, que fue detenido mientras pintaba una nariz alargada y tapaba los ojos a una imagen de Evo Morales y añadía un mensaje de protesta en un mural en la calle.  Se podría haber saldado con una multa, pero  se enfrenta a seis años de cárcel,  pena desproporcionada por lo que consideran daño calificado y destrucción de un mural de patrimonio gubernamental.

Se anunció que fue detenido  “por distorsionar el retrato” del presidente Evo Morales en un mural de 100 metros de largo de la calle Dtto. (Destacamento) 317 (Sucre).  Aquí el truco legal para engordar la acusación está en que el mural se considera  “cosa de valor artístico” y no propaganda oficial o publicidad en una pared. Fuente.

Y así es como en la calle, en un muro de la gobernación vuelve a aparecer la “línea editorial”.

 

sucre
 

En definitiva, consideramos más o menos la censura en función de muchas variables, pero sobretodo suelen ser de sesgo y esta norma no escrita la aplicamos a casi todo, sea información u opinión.

Callamos o minimizamos unas y cacareamos y amplificamos otras, entrando en esa competición estúpida de intentar demostrar quién censura más y peor. Como si un censurón justificara una censurita.

La libertad, si no pica, no es libertad.

Manipulación de una viñeta, caso Excélsior

el-fer-original-excelsior

 

Arriba la viñeta original de Fernando de Anda  “El Fer” enviada al diario mejicano Excélsior.

Abajo la versión manipulada que se publicó en el diario el 30 de septiembre de 2013

Clic sobre las imágenes para ampliar.

el-fer-manipulada-mini

 

La diferencia entre ambas es más que evidente, el diario (además de corregir una errata en la palabra “señales”)  manipuló el texto de una manera burda.

El original es:

 “¿Cuál meteorito? Las sñeales del apocalipsis están en las reformas del PRI”  (Partido revolucionario institucional)

Y la manipulación lo convirtió en:

  “¿Cuál meteorito? Las señales del apocalipsis están en las marchas de la CNTE”   (Coordinadora Nacional de trabajadores de la educación)  

naricesRelacionado:  marchas de CNTE.

El dibujante hizo lo que debía, explicar que su trabajo había sido manipulado y transformado en una opinión que no era la suya y estos fueron sus mensajes en Facebook el 30 de septiembre y el 1 de octubre.

manoseada
 

manipulacion
 

 

Primero fue una disculpa y después una respuesta del diario,  el  director editorial de Excélsior  reconoce públicamente (en Twitter)  la manipulación y anuncia la suspensión (desconozco si eso significa despido) de las personas implicadas en ella.

 

 

pascual-beltran
 

Finalmente, el mismo día,  publican la viñeta original.   (PDF  2 de octubre edición completa 24MB)

Aunque para una parte de los lectores, una explicación en Twitter no es suficiente, el dibujante da por cerrado el asunto.

fin
 

naricesVíctor Esparza me puso en la pista de esta historia que es una de las formas más sucias de censura.

Actualizaciones:

naricesEl programa de radio en internet Los Forasteros, entrevista al dibujante. (a partir de minuto 28, escuchar podcast).

Grabación del programa en Youtube (a partir de  27:32). Aquí El Fer reconoce, entre otras cosas, que ya tuvo tres experiencias parecidas antes de la que provocó que abandonara el diario.

 

naricesLa revista El Chamuco publica esta parodia de contraportada imaginaria de El Excélsior 287:

parodia-excelsior