Recuperación

Viñeta del 27 de enero de 2018 en CTXT

La Gran Muralla China no se ve desde el espacio, aunque algunos sigan creyéndolo. Con la recuperación económica pasa algo parecido.

Los que se empeñan en pregonar que nos hemos recuperado pasan de largo por el panorama que ha dejado esa supuesta recuperación y se llenan la boca de datos macroeconómicos.

La última imagen icónica de la recuperación es la de miles de personas haciendo cola a las puertas de un establecimiento hotelero. El lumbreras que lo organizó pensó que tener a los aspirantes desfilando durante horas por los alrededores, cual casting de OT, era una publicidad estupenda y gratis. Así fue.

El mercado laboral se ha convertido en una jungla en la que el machete ya no lo lleva el que intenta abrirse paso, para alegría del explotador.

 

Jauría

WhatsApp Policía Muncipal

Viñeta del 22/11/2017 en CTXT

A unos cuantos policías municipales se les calentó el hocico en un grupo de WhatsApp y soltaron sus ladridos. Algo normal, lo que suele hacer este tipo de cenutrios un día cualquiera.

El resto de la historia ya la conocen, uno de ellos hizo públicos los mensajes y a tres de los de la jauría les retiran la placa y la pipa. El que destapa la cosa recibe amenazas mientras que los sindicatos policiales hablan de que se trata de asuntos privados, filtraciones malintencionadas, libertad de expresión, de que falta el contexto y otras gaitas. Algunos de los escribientes de los mensajes dice que el tono del chat era “gracioso”. Al final, varios terminaron amenazando a un compañero por haberles recriminado sus mensajes y haberlos hecho públicos.

Cualquiera que se pasee habitualmente por internet sabe que existen estas jaurías agrupadas en foros, cuentas de Twitter o grupos de Facebook y otras comunidades donde firmantes anónimos que dicen pertenecer a cuerpos policiales, o simpatizar con ellos, sueltan sus babas habituales y se revuelcan en su pocilga que ahora pretenden llamar ideología. Y lo es. Basurienta, eso sí.

No por conocido es menos grave, pero ahora un discurso neocastrojo sostiene que hay que ser tolerante con los mensajes de odio, racismo, xenofobia, machismo así como otros etcéteras de la colección de mierdas nazis, incluyendo invitaciones explícitas a torturar y/o asesinar personas.

Todos los mensajes de los policías denunciados por amenazas.

30/11/2017 – El juez imputa a tres policías del grupo por amenazas a un compañero.

 

 

La prensa de la boina

211-ctxt-noticias-spain

La viñeta del 31/12/2016 en CTXT

Por fin termina la locura informativa navideña, marcada por un gran recital de paletismo orquestado desde algunos medios.

Empezó con el tráfico de Madrid, que no con la contaminación, y terminó con la cabalgata de Madrid. Como extra, también con alguna cosita de Catalunya, que son los dos y únicos grandes temas de la prensa residente en Madrid.

Aunque usted viva en Tenerife, A Coruña o Cádiz, el tráfico de Madrid, una farola madrileña, una papelera de la capital o la última chorrada dicha por algún concejal del centro del reino, tiene que importarle y preocuparle tanto como si un meteorito viajara directo hacia el tejado de su casa.

Televisiones, periódicos y radios nacionales se rindieron al cateteo capitalino para insistir en que cualquier chuminada con origen en ese barrio, que es el centro de Madrid, debe recibir todas las atenciones y convertirse en única fuente de toda supuesta información.

Cadáveres por las calles, incendios sin control, bandas asesinas por toda la ciudad. Se declara el estado de sitio en Madrid.

chorradas-madrid

Para algunos, el drama y la alarma social era un día sin algunos coches, sin matices ni más fondo ni reflexión, el intento de reducir la carga de PM2.5, NOx. etc. era lo de menos.

Pero como todo puede hacerse peor, así fue. Un año más, muchos de esos medios, navegando entre el catetismo y la basura que algunos llaman periodismo, se volcaron con la cabalgata de Madrid. Y su poquito de Catalunya, que no falte.

La insoportable catetez con la turra de las “cosas” de Madrit no se puede medir. Desborda.

madrit

Los tontolares van desde lo rancio neutro a lo más idiota, un gran abanico de estupideces  e infantilismos escritos por adultos, con su tradicional eco ruido gallinero en tuiter

tontolares