Gustavo Sala, una tira al paredón

La tira de la bronca. Clic para ampliar. Versión con texto añadido

Esta es otra de esas historias que se repiten cada cierto tiempo sobre las que he escrito aquí en más de una ocasión.

Desde ayer ando siguiendo las reacciones a esta viñeta que han desembocado en el habitual alzamiento de antorchas y cruce de comunicados de distintos  colectivos.

Su autor es  Gustavo Sala  nacido en abril de 1973 en Mar del Plata (Argentina). Ha publicado sus tiras en las publicaciones “La Mano”, “Barcelona”, “Genios”, “Comiqueando” y en la revista/fanzine española Monográfico, entre otras.

Ahora trabaja para Página/ 12, en su suplemento “NO” con la tira protagonizada por su personaje Bife Angosto, allí se publicó esta viñeta el día 19 de enero  que ahora aparece retirada.

Muchos medios argentinos e internacionales destacan esta polémica abriendo con esos titulares tan manidos de “Arde Twitter”, se habla sobre antisemitismo, opiniones a favor, insultos, peticiones de ahorcamiento al garabatero y también algunas defensas más o menos argumentadas.

Puede leerlas, si tiene paciencia, aquí bajo #gustavosalas ,  aquí #davidgueto , y otros hilos relacionados que encontrará.

Todo este jaleo ha obligado a su autor a ofrecer una explicación a modo de disculpa.

Y también al diario que, con un escueto comunicado, se disculpa y además matiza su posición.

Disculpas

En las últimas horas, este diario recibió protestas institucionales y personales por la tira publicada el jueves pasado en el Suplemento NO, en la que se hacía referencia a los campos de exterminio nazi. De acuerdo con su histórica toma de posición en contra de la discriminación, Página/12 lamenta haber provocado angustia o dolor y pide disculpas a todos los que pudieran sentirse afectados.

La historia interminable

No es la única viñeta o tira de humor negro que aparece con esta temática, tampoco será la última, los más viejos del lugar podrían citar ya cientos de casos.

Como suele pasar, el pico de indignación ya subió a su punto más alto y todo lo que queda es la bajada natural hasta desaparecer para camuflarse en el olvido.

Solo unos pocos dibujantes y lectores habituales la recordarán como anécdota para citar, esto vuelve a demostrar que el humor grueso, bruto para algunos, parece tener terrenos prohibidos por convenio.

Muchos “nuevos” lectores o acostumbrados al humor blanco, buenista, tontuno, para la risa casi infantil se han encontrado con algo muy practicado desde hace décadas en las alcantarillas del fanzine, incluso mucho más extremo también en internet sin ninguna repercusión mediática.

La diferencia en la reacción solo la marca que la viñeta de la polémica ha sido publicada en un medio.

A estas alturas, agota tener que volver a explicar que el humor de este pelaje es así, que se explotan recursos que mezclan la realidad-ficción, la provocación y la parodia cruda , la historia con lo contemporáneo y el absurdo. Este género, le guste o no,  tiene su público.

Los juicios sumarios sin ninguna argumentación sobre la intencionalidad suelen hinchar globos con puro ruido.

Como ejercicio para la reflexión, eso tan abandonado del pensamiento enriquecido, ya sabe, dejo aquí otra viñeta del mismo autor donde también aparece Hitler  y además se sugiere el exterminio de otros colectivos.

Si considera que hay que apedrear a su autor por ello, aunque ya  se haya repetido mucho, tiene usted un problema. Y muy gordo.

Clic para ampliar

 

Relacionado, 45 casos de distintos países:

humor-apuros