LPI, impuesto de cita

170214-lpi

Este engendro de anteproyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI)  (ver texto .doc) pretende apuntalar los vestigios de la época del reinado del papel. Y lo que es peor, seguir persiguiendo el enlace como delito o infracción y de paso cargarse el derecho de cita. Y si cuadra, el de divulgar y opinar.

Y es que va contra la naturaleza de internet: enlazar y en contra el propio objetivo de los medios de comunicación y difusión.

Nunca se ha leído, comentado,  debatido y difundido tanto  lo que se publica en los medios como ahora, la prensa en internet está viviendo una nueva juventud gracias a redes sociales, blogs y agregadores, y se arriesgan a que esto cambie y también lo pierdan.  Un calco de aquel discurso del lloriqueo de las pérdidas de la industria cultural. Otro rescate, ahora a la industria de los medios.

Pero los empresarios,  varados en en el negocio prehistórico de la venta de la copia están encantados con el nuevo impuesto a la cita que está preparando el gobierno.

 

A lo que toda la vida han sido lectores indirectos, ahora algunos medios se toman la licencia de llamarlos “piratas”.

Como El País, que lo celebró titulando así:

pirateria
O ABC, que junto al dibujo de un barco pirata y un simpático “cerco a la piratería” añade este titular en su portada:

gratistotal
(Hoy ambos medios castigados sin enlace)

Es un impuesto a medida, que como era de esperar se lo repartirán las sociedades privadas de gestión (CEDRO, VEGAP) engordando  barriga propia y la de los tres o cuatro medios más “influyentes”.

Llamarlo “Tasa Google” es otro subterfugio para  que el lector común crea que es algo  del internet de las grandes empresas de por ahí lejos.

A falta del texto definitivo pueden colocarle  la tasa a cualquier cosa digital, desde un blog a un servicio cualquiera que permita agregar feeds.

Quedan muchas cosas por definir, las principales son en qué consistirá eso del “fragmento no significativo” y la tarifa a pagar, que para colmo no se permitirá que un medio pueda renunciar a su derecho de remuneración en favor de los agregadores.

Eso sí, los medios pueden seguir usando trabajos ajenos por motivos de interés general o actualidad (concepto bastante ambiguo). O si no es de actualidad tampoco importa, siempre podrán seguir  añadiendo un pre-roll de publicidad a vídeos del tubo para hacer caja con trabajo ajeno y ni citar al autor,  bastará un ridículo (Fuente:Youtube)

O usando fotografías de Twitter, Facebook, etc por la cara o viñetas sin atribuir autoría o incluso mostrándolas como propias. Que sea el creador el que pelee por su cuenta y se gaste los cuartos en reclamar una simple cita.

Esta LPI no beneficia a nadie, pero sobre todo no persigue el pago a esos que llaman propietarios intelectuales, es otra basura mercantilista más. Las empresas de comunicación no repartirán un céntimo entre los creadores de esas propiedades porque muchos de ellos deben firmar contratos en los que se ceden todos los derechos de sus creaciones, sin restricciones, a la empresa.

Enlaces mucho más interesantes:

naricesDerecho por agregación de contenidos en la reforma de la LPI y su impacto a servicios de internet

naricesSi bebes, no escribas reformas de la LPI

naricesLos piratas de la prensa

narices‘La propuesta de Wert perjudica económicamente más a los medios que a Menéame’

naricesLos editores consideran que el boicot no es democrático

naricesA plagiar se ha dicho

naricesCuál es el papel de los medios, AEDE y CEDRO en la ‘tasa Google’

naricesPreguntas frecuentes sobre la nueva ley de Propiedad Intelectual

Se busca redactor para periódico online a nivel nacional

redactor

 

En esta casa, como en muchas otras, se busca empleo.

Ayer contestamos a este anuncio  (ver captura) ilustrado con una bonita foto sacada de una tienda de mobliliario de oficina que, aunque breve, contiene una buena cantidad de mentiras.

No cuento nada que no sepan ya aquellos que hayan contactado, las estadísticas del anuncio indican bastante actividad.

295
Esta es la respuesta recibida a la petición de más información y condiciones.

respuesta-trabajo

Piden seriedad aunque provocan risa. Mucho pedir pero nada de dar.

De entrada  el supuesto “periódico online a nivel nacional” se trata de un simple blog.

La consulta de remuneración ha fracasado, no hay. No pagan. 

Pero prometen que pasados unos tres meses, ya si acaso, se verá este detalle sin importancia. Seguro que cuando el negocio florezca el dinero correrá en fajos de no menos de medio kilo.

Se desconoce el tipo de relación laboral que se establecerá, pero se intuye que puede ser ninguna.  Lo importante es empezar a escribir, cuanto antes levantes su negocio, antes podrás obtener beneficios.

Además, si tienes conocimientos de albañilería, fontanería y decoración puedes reformar la oficina en los ratos libres, eso te dará muchos puntos para la promoción interna.

La historia de siempre

Ya sé que no descubro nada nuevo, es solo la versión digital de las prácticas de siempre, gente que habla de negocios que no tiene y que quiere que funcionen con esfuerzo ajeno sin dar nada a cambio.

Pero hace tiempo me propuse no callar ante lo que considero engaños e intentos de explotar a las personas que depositan cierta esperanza en estas ofertas confiando en la veracidad de los anuncios.

Este anuncio es engañoso, porque bajo la apariencia de una oferta de empleo se esconde un absoluto nada, un anuncio basura.

Y es que hay mucho listo con alma de negrero, como este tipo  que quiere hacerse unos bolos y llevarse la mitad del fruto de tu trabajo , o este otro que busca periodistaSEO y ofrece de sueldo unos futuribles beneficios de Adsense.

También están los que dicen que te van a ofrecer formación a cambio de que trabajes gratis, y te lo dicen en latín mal escrito.

O este otro jeta que ya ni se molesta en buscar algún eufemismo para el engaño e invita a  disfrutar como un enano trabajando gratis.