Última horda

Descerebrados están imitando a periodistas desde hace años.

Son gente con enfermedades sin diagnosticar. Sus titulares y opiniones maquilladas como noticias nada tienen que ver con información o independencia en el criterio. Son asociaciones rebuscadas capaces de sugerir que existen vínculos entre  Heidi y Al Qaeda.

Son simples escupitajos desde la agonía del quiosco que ya ni salpicaban.

Pero ahora con Tuiter sus directores han encontrado un filón y se acercan para  darles luz a sus zurullos secos para intentar que vuelvan a brillar. Porque tuiter será divertido, útil en ocasiones y con un innegable poder para el eco, pero también es un terreno sembrado para que cualquier trolazo consiga que se hable, y mucho,  de todo aquello que la mayoría repudia.

Y aquí la mayoría caemos, ellos ya lo saben.

Con el crédito de la prensa ya en lo más bajo, arrinconado en la esquina más profunda del vertedero, el tratamiento del movimiento 15M añade más heridas mortales en el gremio de informar.

Estos gazmoños que imitan a periodistas son los intrusos, son los que dejan a verdaderos profesionales en la calle del desprecio.

De los titulares suicidas de estos lunáticos reincidentes que imitan a periodistas no se escuchan muchos debates apasionados en  todos esos congresos y saraos de periodismo.

Y sinceramente, nunca pido ni espero nada, pero me gustaría que todo plumilla o aspirante, a los que tengo por valientes,  que asomara  por aquí se sincerara y dejara su opinión sobre este titular.

(Me refiero al de apertura, no al de las prostitutas… pero si se considera usted un experto del puterío, puede ser un tema alternativo y/o complementario)

No es una broma, tengo verdadera curiosidad de saber qué opinan los periodistas  de esta asociación “distraída” y festiva entre manifestantes y terroristas.

 

Risa o muerte II

Por mucho que se junten estos tres jamás podrán hacernos reir tanto como la fusión de estos otros tres.

Pero es que  ya se sabe, cada cual tiene el sentido del humor ubicado a capricho en un orificio diferente.

Pero si el humor no te toca nada, ni la moral, ni la conciencia, el sobaco o los cojones, ni es humor ni es nada.

Algunos de los ejemplos de mal rollo ante trabajos relacionados con el humor, más o menos gráfico,  de los últimos meses dejan claro que las críticas  a lo humorístico siguen siendo muy de reojo.

Cuando “nos toca” o creemos que “atacan” nuestras ideas, manías o encoñamientos, y es cuando se tira de demostraciones públicas de indignación, y en el peor de los casos , el que puede, en persecución tijera en mano.

Todos estos ejemplos, conocidos por casi todos los que leen cuadrulos de humor, merecen algo más de texto, pero como en los fururkus hay que ir al grano y explotarlo rápido los soltaré  lo más breve que sea capaz.

El Oso de Mahoma

South Park añadía en uno de sus capítulos a Mahoma como parte de un grupo de superhéroes, aparecía en los capítulos 10×04 y  10×05 titulados  “Cartoon wars”.

Desde la web Revolutionmuslim  se amenazó a los creadores de South Park por  la emisión de esos episodios donde aparece el Profeta Mahoma disfrazado de oso. Al poco, esta web desde donde se amenaza con una”violenta retribución” a Trey Parker y Matt Ston apareció hackeada.

Como todo hijo de vecino aficionado a South Park vi esos capítulos varias veces, sigo sin entender cómo puede liarse tanto follón por unos dibujos de humor, que si bien no son Pocahontas, sólo se pueden “justificar” acciones violentas derivadas de estos capítulos entendiendo la religión como  fanatismo radical chungo al cubo turbo.

El Pulitzer y Apple

Los de la Apple, que parece que tienen la gracia en el mismisimo ojete de su manzana, rechazaron una aplicación que mostraba los trabajos de humor del dibujante Mark Fiore, ganador del Pulitzer de humor gráfico 2010 por su trabajo animado en la web del ‘San Francisco Chronicle’.

Tras recibir una  cascada de broncas  tuvieron que admitir el error y pedirle al humorista que volviera a subir su aplicación a la Papa Store. Dudo mucho que hubiera sucedido lo mismo ,y tan rápido, de haber sido de un artista sin los laureles de Mark.

Burkas, etarras y gendarmes

También hay periodistas que entienden que el humor gráfico sólo tiene un objetivo, la gracia para la risa tonta.  Pero no gracias sarcásticas, ni cínicas, nada de sonrisas de hiena, todo lo que se salga del humor blanco y neutro para la carcajada floja o  histérica enseguida los descoloca.

Liberatión publicó esta viñeta y esta vez fue David Picazo el que se descolocó por lo que consideraba “humor sin demasiada gracia”.

Son los periodistas y los opinantes de plantilla de los medios los primeros que corren a soltar toneladas de tinta y no pocas chorradas sensacionalistas tras cada suceso trágico, por eso me resulta curioso que sea un periodista el que diga que:

“En el periódico se escudan en la libertad de expresión, que incumbe también – y por supuesto – al mundo de las caricaturas, donde se suele recurrir a asuntos trágicos para llevarlos al límite. Añaden, eso sí, que la fecha de su publicación ha sido elegida de manera fortuita… Yo diría también que totalmente desacertada…”

No hay momento ni fecha “mala” para una viñeta. No reconozco a nadie con autoridad suficiente para marcar los tiempos en el trabajo de un humorista, si bien  en algunas ocasiones se puede ver “arrollado” por la actualidad,  suelen ser esos temas “del día” lo que su medio y lectores  demandan.

Quizá más de uno podría empezar leyendo  de vez en cuando “Charlie Hebdo” o “ Le Canard Enchaîné” o a dibujantes franceses sueltos para ir encajando y entendiendo el humor, pero sobretodo, en este caso, el humor francés.

Portadista sin Fortune

La revista Fortune rechazó esta portada del dibujante Chris Ware. Aquí hay pocas justificaciones para el  adorno y ninguna perdiz para marear. Puede que la historia sea otra, pero la portada  de Chris tocaba muy mucho las miserias de determinadas  empresas gordas y esto no es  filosofía ,línea editorial , buen negocio para la revista y como el que paga manda, se rechaza y se pone otra. Circulen.

Lo único bueno de esta anécdota es que existe internet para poder verla y hacernos un plano de situación, en el pasado hubiera quedado en el fondo del cajón de los repudios.

Ramoncín y los 40 abogados

Pero no todo sucede por ahí afuera.

Ramoncín y sus cuarenta abogados, en su cruzada contra el humor, se llevaron por delante a unos cuantos. Con otros no pudieron.

A Juanjo,  el dibujante que firma como Runtime-Error también le llegó a finales de marzo ese email amenaza-plantilla de Ramón para que borrara algunos comentarios y modificara algunas de sus viñetas.Y así lo hizo.

Pero esto es internet amigo. Y las copias de las viñetas, censuradas o no, se reproducen como conejos y  en caché eterno se convierten.

Ramoncín , que tonto no es, en su intento desesperado e inútil  de lavado de imagen mezcló supuestos  insultos, injurias y amenazas con el contenido de las viñetas de Runtime y consiguió que el autor las modificara. Cada cual lleva sus asuntos como estima conveniente y le resulte menos perjudicial para sus intereses profesionales y su bolsillo, pero creo que le podría haber jugado un par de manos más antes de tocar una viñeta por amenazas legales.

En el caso de la petición de borrado de comentarios  en Menéame, Ricardo Gallir cuenta que hasta la fecha quedó en una simple comunicación:  “Sus abogados se pusieron en contacto con los nuestros, les pedimos que nos dijeran qué comentario y por qué pedían borrarlo. No hubo más noticias.”

El polidemandante ahora anda de pose buenrollista (arropada por algunos medios) , es posible que alguien le haya aconsejado un giro a su estrategia de persecuciones. O puede que esté preparando cualquier otra accción destinada al ruido por el ruido.

El Fin

Para ponerle fin a esto nada mejor que hacerlo con Delfín hasta el fin, porque hasta el 14 de mayo puedes conseguir una camisetaca exclusiva. Para conseguirla pincha fuertemente aquí y déjate informar.

————————————-

Ver anterior Risa o muerte I