La mano de Casado

La mano de Pablo Casado

Sonrisitas Casado ya amenazó que no se iría de vacaciones. Y el verano es muy malo. Hay que tirar de la rabiosa y escandalosa actualidad porque el debate de fondo, si es que alguna vez existió, también se ha marchado ya de vacaciones. Ojo, que  tonto no es. La sequía informativa le garantiza el seguimiento de cualquier perfomance despreciable de las suyas.

“La política de inmigración no admite demagogias”, soltó Sonrisitas Casado rodeado de las alcachofas y lentes de los medios que había convocado para el paseillo-recepción con los recién llegados. Una vez que ya se había presentado genuflexo a Felipito número seis y en modo groupie al tapón de las Azores, solo le quedaba tirarse en plancha a una piscina llena de seres humanos.

Horas antes, en pleno subidón de venazo Salvini, ya había hecho saber a los que calificó de hijos del efecto llamada, que no hay papeles para todos. Eso sí, entre sonrisita y sonrisita intercalaba un gesto como oteando el alma de las personas a las que estrechaba la mano, porque a él también le desgarra este drama y frunce el ceño como Albert Rivera. Para que se le note bien el dolor en los planos. “Yo también soy persona”, añadió. Ambos comparten su pasión por imitar las fotos con poses y miradas al infinito de Adolfo Suárez, entre otras cosas.

“De nada sirven populismos y demagogias”, añadió Sonrisitas después de hacer el ridículo acusando a Pdro Schez de “hacerse la foto” en la recepción del buque Aquarius, foto que nunca se hizo, y de inventarse cienes de millones de datos falsos que el director de la Meretérica tuvo que desmentir.

Y como ya conté en el post anterior, ahí va una versión más corta del dibujando la viñeta en cuestión.

 

 

 

Irse caliente

Viñeta del 08/10/2017 en CTXT

Sentencia 

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha condenado al Estado español por la práctica ilegal de dos ‘devoluciones en caliente’ en la frontera de Melilla.

El tribunal considera que el 13 de agosto de 2014 se devolvió a Marruecos a dos inmigrantes que habían saltado la valla de Melilla sin ser identificados, lo que se conoce como “devolución en caliente”, y que “supone una expulsión de carácter colectivo”, contraria al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

La sentencia, que no es firme, y puede ser apelada, establece que los dos demandantes, N.D. de Mali y N.T. de Costa de Marfil,  deberán ser indemnizados con 5.000 euros cada uno.

El fallo indica también que los demandantes fueron expulsados inmediatamente, “sin que antes tuvieran acceso a intérpretes y a una asistencia jurídica que les informara de las disposiciones pertinentes del derecho de asilo o de los procedimientos contra su expulsión” y que  “fueron privados de toda posibilidad de recurso”, que les hubiera permitido tener acceso a una autoridad judicial y “beneficiarse de un control atento y exhaustivo” de su demanda antes de su devolución.

El Gobierno español, que ha negado estas devoluciones en caliente más de una vez, intentado regularlas incluyéndolas en su legislación, a través de la figura del “rechazo frontera, incluida en una disposición de la Ley de Seguridad Ciudadana, que supuso una reforma de la Ley de Extranjería en 2015 .

(*) Esto provocó que Nils Muiznieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa exigiera al Gobierno de España que frenara la legalización de las devoluciones en caliente asegurando que no cabían dudas de que incumplían la legislación de la Unión Europea y de la ONU y podría suponer un “precedente tremendamente negativo” para toda la UE. (*) Gabriela Sánchez en Desalambre

“Sería el principio del fin del sistema de asilo comunitario”, aseguró Muiznieks en 2015

Relacionado. De la negación hasta la condena judicial: 15 años de devoluciones en caliente en España

 

¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cada día?

Refugiados

refugiados

Viñeta del sábado 29/07/2017 en CTXT

 

Al gobierno se le suele llenar la boca a la hora de insistir en que tenemos que cumplir con los compromisos asumidos con esa Europa nuestra, pero tienen preferencia los económicos. Con los humanitarios se lo toma con mucha más calma.

 

eBook, colección recopilaciones temáticas

Cada eBook puede comprarse por el precio que quieras.

El pago es con Paypal y se envían en PDF a tu dirección de correo. Tú pones el precio. Paga lo que quieras.

De momento hay cinco eBook temáticos y sigo preparando nuevos que iré añadiendo aquí mismo.

*Los suscriptores de Patreon reciben todos los eBooks gratis.

Colección eBook

eBook

1-Inmigración (41 viñetas) Comprar                         2– Internet (60 viñetas) Comprar

 

 

eBook

3– Periodismo (160 viñetas) Comprar                        4– Trabajo (123 viñetas) Comprar

 

5– Corrupción (100 viñetas) Comprar                          6 – Próximamente 

 

¿Quieres un ejemplar de colección de 200 páginas en papel?