Derecho de oposición

Spam religioso

Viñeta del 28/11/2018 en CTXT

El gobierno de India había prohibido acercarse a menos de cinco kilómetros de la isla Sentinel del Norte, pero eso no impidió que John Allen Chau intentara desembarcar  para comerle el coco a sus moradores y sembrar allí su religión como un ridículo conquistador influencer moderno.

En su primer viaje fue atacado y se dice que una flecha se clavó en una biblia que llevaba. Esto debería haber bastado para que Jhon entendiera la indirecta con una advertencia tan simbólica y no lo intentara otra vez, pero su obsesión por evangelizar a los habitantes de isla le costó la vida en su segundo intento. Sabía a lo que iba a y lo que se encontraría, así que sospecho que algunas piezas no engranaban bien en su cabeza.



Más allá de consideraciones médicas, científicas, antropológicas y morales, los sentineleses me caen bien. Lo mejor que se puede hacer es no hacer nada y dejarlos en paz en su isla, porque llevan miles de años currándose su estilo de vida sin atacar, invadir o exterminar a nadie, se lo han ganado de sobra.

Las razones por las que la tribu me cae simpática crecen y la principal es gracias al supuesto misionero y su obsesión enfermiza por llevarles su matraca religiosa nunca solicitada. Es algo frecuente entre los fanáticos religiosos, no conciben que haya gente que pueda vivir sin las creencias que ellos consideran únicas e irremplazables. Chau, en su tontería, quizá creyera que aquellos negritos eran almas perdidas que necesitaban desesperadamente que un representante del mundo evolucionado les encarrilara el pensamiento. Y de paso hacerse un selfie exótico.

La familia escribió un comunicado en la cuenta de Instagram de Chau perdonando a los indígenas de la tribu que lo mató, de la que se dice que probablemente sea el último grupo de origen preneolítico del mundo. Estos aborígenes cazadores-recolectores negros de la etnia Sentinel pueden tener sus raíces en África y serían descendientes de los jarawa o los aeta.

 

Satish Acharya renuncia a su trabajo en “Mail Today” tras el rechazo de una de sus viñetas

Satish Acharya

Viñeta de Satish rechazada por el editor del diario indio “Mail Today”

El editor del diario indio “Mail Today”, Dwaipayan Bose, decidió publicar el domingo 12 de agosto una fotografía en lugar de esta viñeta titulada “Garras” de su dibujante, Satish Acharya.

El autor publicó el mismo día su opinión sobre este asunto en su blog bajo el título “Lo siento, no hay viñeta“.

En su texto, cuenta que su interpretación sobre cómo China está rodeando a India con sus garras y extendiendo su influencia a países como la República de Maldivas, y otros, había sido rechazada y sustituida por una fotografía. Acharya pone en duda la libertad de los colaboradores en las páginas de opinión del diario.

Viñeta de Satish a modo de protesta

Según Acharya, el editor dijo:

“La ilustración es muy derrotista y se está exagerando el problema de China

El dibujante , si bien cree que el medio es soberano para publicar, o no, lo que le plazca, considera que la experiencia es humillante, confiesa sentirse dolido y añade:

“Los dibujantes no están obligados a imitar la voz del editor. Se supone que los viñetistas deben expresarse con voz independiente. Eso es lo que se espera de ellos”.

Acharya reflexiona sobre el papel del dibujante editorial y sobre su obligación de mostrarse crítico y libre en las páginas de opinión del medio y, tras pensárselo, ha decidido renunciar a su trabajo en el “Mail Today”, que desarrolla de forma independiente, como la mayoría de viñetistas.

El domingo por la noche, el editor de “Mail Today”, Dwaipayan Bose, contestó a las preguntas de Scroll.in negando las acusaciones de censura y justificando la decisión de no publicar la viñeta apelando a criterios editoriales sin definir.

“Las viñetas de Satish Acharya se han publicado todos los días y es la primera vez que se suspende (revise los números de Mail Today). En cuanto a por qué se ha hecho, tenga en cuenta que la toma de decisiones editoriales son un ejercicio interno y una prerrogativa del equipo editorial de Mail Today. Nuestra libertad editorial es absoluta y no se ve afectada por acusaciones falsas e insinuaciones injustas. No estamos obligados a publicar contenido que no pase nuestros filtros editoriales”.

 

Sin embargo, Satish Acharya desmintió a Dwaipayan Bose, no era la primera viñeta que este editor se había negado a publicar. Así lo desveló en Twitter el dibujante mostrando otras viñetas rechazadas y recordando que habían llegado a más lectores gracias a las redes sociales. (Captura)

 

Varios compañeros de profesión en India se han solidarizado con Acharya y han publicado viñetas alusivas al “recorte” de “Mail Today”

Viñeta de Manjul en FirstPost

Viñeta de Irfan en su web donde se pregunta dónde está la libertad de expresión.

 

Relacionado, 115 casos de distintos países:

humor-apuros

“Un viñetista debe poder trabajar sin ninguna inhibición”

Viñeta publicada en el diario Dinamalar en 2013 y denunciada por difamación.

Los viñetistas indios tienen que andarse con mucho ojo a la hora de hacer chistes sobre ciertos temas, sirvan como ejemplo los casos de  Aseem Trivedi,  Swathi Vadlamudi y  Durga Malathi,  G.Bala, Inturi Ravikiran  o  Kanika Mishra.

Ahora, una sentencia (PDF) publicada el 5 de abril sobre un caso de 2013 añade un poco de cordura para equilibrar la balanza.

“Un viñetista debe poder trabajar sin ninguna inhibición”

Así de rotunda es la conclusión de esta sentencia de la Corte Suprema de Madras, que resuelve y cierra el caso de una demanda por difamación presentada hace cinco años contra el diario Dinamalar y su viñetista “Karna“, por la publicación, el 7 de enero de 2013, de un chiste que retrataba a los miembros del partido DMK como monos.

 

 

 

La imagen juega con el cuento popular infantil “The Cap Seller and The Monkeys“, una fábula que se cuenta a los niños indios desde hace generaciones. (Cuento en español)

La sentencia, además de hacer un interesante repaso por distintos casos en India y otros países, concluye que en la viñeta no hay nada intrínsicamente difamatorio.

“Un lector normal de periódicos, acostumbrado a las viñetas, simplemente se reiría. De hecho, el objeto mismo de la caricatura es producir tal efecto en el lector.

Sin duda, los miembros del partido han sido satirizados, pero, definitivamente, esto no produce entre el público la sensación de menoscabo de su imagen. Si se tiene en cuenta la moraleja de la historia, la viñeta se podría considerar un cumplido para el presidente del partido por su sagacidad.

Sin duda, la ley tiene que defender a aquellas personas que se sientan difamadas, pero la ley prevé que sea ante casos razonables  y no para aquellas personas susceptibles e hipersensibles como el demandante.

Un dibujante debe poder trabajar sin ninguna inhibición. No debe estar bajo la presión de ser perseguido mediante un proceso penal por su trabajo. Por supuesto, este tribunal no sugiere que un dibujante pueda hacer lo que le plazca”.

El dibujo en este caso es una representación pictórica de un tema de importancia pública. No hay nada intrínsecamente difamatorio en dicha viñeta “.

El juez también aprovecha para soltarle al denunciante un guantazo de coherencia.

“El tribunal también recordó al demandante que el presidente de DMK, M.K. Stalin, había condenado el año pasado el arresto del caricaturista G. Bala diciendo que era contrario a la libertad de expresión. Este tribunal opina que el demandante debería inspirarse en su líder”

La sentencia también incluye una curiosa reflexión y defensa del honor y dignidad de los animales, también de los monos, y en particular de Hánuman, el dios mono. 😛

Queda pendiente la traducción de la viñeta porque no he podido encontrar a un colega que pueda traducir el tamil..

Relacionado, más de 100 casos en otros países.

humor-apuros
Una pila de documentales sobre dibujantes.

Periodistas denunciados por herir los sentimientos religiosos y ofender a los dioses hindúes

Una de las denunciadas es  Swathi Vadlamudi, por dibujar y publicar esta viñeta en Facebook.

España no es el único país donde se denuncia cualquier cosa por ofensas a los sentimientos religiosos, las pataletas legales de los que consideran que se insulta a sus cosas del creer son algo casi universal y una de las causas de conflicto que más problemas puede acarrear a un humorista. Otro caso para la lista con escenario en la India.

Si no estás muy al día en hinduismo, para entender mejor la viñeta puedes leer la leyenda de Sita y Rama. Confieso que tuve que rebuscar un buen rato para no hacerme un lío considerable con tanto dios y subdios y aún no sé si lo tengo claro.

Sea como sea, en la viñeta, Sita lee varias noticias sobre distintos crímenes sexuales contra menores en un diario y le dice a su esposo, el dios hindú Rama:

‘¡Estoy tan contenta de que Rávana me haya secuestrado y no tus bhakts!’

La imagen también coincide con las protestas de un grupo de derecha llamado Hindu Ekta Manch, exigiendo la liberación de Deepak Khajuria, uno de los sospechosos en un caso de violación y asesinato de una niña de 8 años en Kathua.

Se supone que los aludidos consideran que se les está llamando violadores y además lo de siempre, que los dioses no se tocan. Ni para chistes.

Hasta 3 años de cárcel

El 14 de abril la policía de Hyderabad registró un FIR, contra la periodista Swathi Vadlamudi por dibujar y publicar la viñeta  el día 10 y 11 de abril de 2018 en su página de Facebook. El denunciante considera que la imagen insulta a los devotos del dios Rama y la diosa Sita y hiere sus sentimientos.

También se denuncia al periodista Shabbir Ahmed de Times Now por compartirla en Twitter. Un día antes ya se había presentado otra denuncia contra este periodista por publicar imágenes y mensajes “ofensivos”. (Ver denuncia anterio. Pag. 1  y 2)

Denuncia presentada el 14 de abril

Un FIR (First Information Report) es algo similar a una denuncia, se trata de una acción legal que supone una comunicación formal de un caso de delito de ofensas contemplado en el Código penal indio y que abre el proceso penal.

Ahora, Swathi Vadlamudi puede ser condenada bajo la sección 295 (a) del Código penal, es decir, “actos deliberados y maliciosos, destinados a ultrajar los sentimientos religiosos de cualquier clase al insultar su religión o creencias religiosas” y que se castigan con penas de prisión de hasta tres años y/o una multa.

Amenazas de muerte

Shawthi, que no se dedica profesionalmente al humor gráfico y que trabaja para “The Hindu”, un diario en inglés, que se publica en Chennai (Madras), ha tenido que soportar insultos y amenazas de muerte tras la publicación de la viñeta. “Es hora de otro Charlie Hebdo”, le han escupido a la periodista, entre otras lindezas.

Human Rights Defenders Alert- India ya ha iniciado una acción de defensa de la periodista.

la Alianza Nacional de Periodistas también condena los ataques.

El denunciante

La denuncia fue presentada por  Karuna Sagar Kashimshetty (Tw), abogado y presidente del grupo “Hindu Sanghatan“, una organización creada en 2017  que ni siquiera está  registrada como tal y que no tiene ni dirección física ya que sólo se trata de 3 o 4 personas con ideas afines.

Según Karuna Sagar, que asegura no tener vínculos con grupos políticos, la misión del colectivo no es otra que demandar a todo aquel que publique algo en internet que consideren ofensivo, tal y como declara a The News Minute.

“La intención de Hindu Sanghatan es encontrar publicaciones que ridiculizan y degradan a los hindúes y emprender acciones legales contra ellos”

“Hay un aumento de pseudo-seculares y pseudo-liberales que están difamando a la religión hindú en todas las protestas. Por lo tanto, queríamos emprender acciones legales contra aquellos que manchan la religión hindú”.

 

De hecho, Karuna Sagar publica en su cuenta de Facebook todas las fotografías posando con los policías y mostrando las denuncias, un inquietante y cutre ritual que da un poco de yuyu.

 

La NWMI (The Network of Women in the Media, India) una red de profesionales de medios de comunicación de India condenó  la presentación del FIR contra los periodistas y considera a la organización “Hindu Sanghatan” una rama de Vishwa Hindu Parishad, un grupo fundamentalista de ultraderecha hindú.

Además, exigen a la policía de Hyderabad que retire inmediatamente todos los cargos contra Swathi Vadlamudi, Shabbir y cualquier otra persona contra la que se presenten casos en este contexto. También piden que se inicien acciones inmediatas contra aquellos que insultan y amenazan a Swathi Vadlamudi, Shabbir Ahmed o al dibujante Satish Acharya, (que también ha recibido amenazas de muerte por posicionarse contra los denunciantes) y cualquier otra persona relacionada con este asunto. Comunicado

Swathi Vadlamudi (Facebook, Twitter)

 Actualización 20/04/2018

Otra pintora amenazada

La casa de Durga Malathi en Kerala fue atacada durante la noche a causa unos dibujos sobre la violación de Kathua, unos desconocidos apedrearon la fachada de su casa y su coche que estaba aparcado en la puerta.

Además recibió amenazas de muerte y violación, los ataques sucedieron tras la publicación de estos dibujos en Facebook los días 12 y 15 de abril

Durga Malathi también había sido señalada y denunciada (captura) por Karuna Sagar Kashimshetty.

Relacionado:

humor-apuros
¿Quieres echar una mano?