Una viñeta en Singapur

dario

Viñeta de Darío Castillejos (México)

 

Dibujantes por la Igualdad de Género” (illustrators for Gender Equality)  es de esas exposiciones que tienden a hacerse perennes y ya empiezan a parecer  un clásico. La muestra, nacida en 2007 e impulsada por Enio Navarro,  se mueve ahora hasta Asia.

El próximo 8  de marzo se inaugura  en el museo The Arts House, situado en  un edificio construído  en 1827  y que albergó la sede del parlamento de Singapur hasta 1999 . La exposición se abrirá simultáneamente, en el Palacio Ducal de Pastrana (Guadalajara, España), como símbolo de la lucha global por la Igualdad de Género.

Estas viñetas, todas sin palabras, ya han visitado países como Cuba,  México,  Suecia y distintas ciudades españolas, avalada por asociaciones pro-derechos de las mujeres, organismos judiciales y gubernamentales y universidades.

Para esta ocasión se han enrolado nuevos dibujantes como Dario Castillejos (México); Elena Ospina, (Colombia);   Tayo Fatunla (Nigeria ); Miel (Singapur) y el Keniata Victor Ndula,  ganador del primer premio Ranan/ Lurie otorgado por la ONU en 2012.

La inauguración contará con la presencia de la Presidenta fundadora de UN Women Singapur (ONU) la Dra.Kanwaljit Soin.

La nueva plantilla de “Dibujantes por la Igualdad de Género” queda configurada así,  30 dibujantes de 20 países:

Blasberg (Argentina); Tsocho Peev (Bulgaria); Huang kun,Yu LiangNi Rong (China); Elena Ospina, Vladdo (Colombia); Oki(Costa Rica); FalcoAresAdán(Cuba)Pancho Cajas (Ecuador);NodeJRMoraSexEnio (España); Kimberly (Hong Kong) ; Victor Ndula (Kenia);Derkaoui (Marruecos); BoligánDarioRocko (México); Tayo Fatunla (Nigeria); Firuz Kutal (Noruega); Kilia Llano (República Dominicana); Florian-Doru Crihana (Rumanía); Omar Zevallos(Perú); Doris (Polonia); Miel (Singapur) y Enos (USA).

elena

Viñeta de Elena Ospina (Colombia)

¡Tengo leyes, oiga!

De un tiempo a esta parte, cada vez escucho un “vamos a hacer” o un “vamos a desarrollar” siento escalofríos y episodios de risa espontáneos, breves pero intensos.

El Gobierno anda en una norma social  que  desarrollará derechos constitucionales.

Anteproyecto de Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No Discriminación, así de largo e ilusionante lo titularon.

Se supone que con esto tendremos más herramientas para combatir las discriminaciones varias, se creará un organismo estatal para gestionarlas (se desconoce el presupuesto de este organismo) pero  incluirá un nuevo régimen sancionador.

Según Sanidad, discriminar a alguien puede suponer multas desde 150 euros  hasta 500.000 euros.

Y todo esto es muy bonito y necesario creerán algunos,  pero no me malentienda.

En lugar de parchear y reestrenar leyes ya existentes, como si de nuevos logros sociales se tratara, ya va siendo hora de pillar ese libro  breve pero intenso que es  La Constitución, dejar de manosearlo y adorarlo, que se nos está desmontando a trozos de no usarlo y ponernos a la tarea de que se cumpla. A ser posible en todos sus capítulos.

Y si no puede ser, pues no estaría mal empezar a multar también a los que prometieron su cumplimiento y se hicieron los locos durante años.

Y de propina, la viñeta de ayer en