El alzamiento

Alzamiento

Viñeta del 25/08/2018 en CTXT

Que el del culo blanco siga ahí plantado en un lugar destacado de ese parque temático de la “gloriosa cruzada” como atractivo para exaltadores de la dictadura y el franquismo,  es una anomalía y no hay pero que no resulte sospechoso.

Y digo más, en toda constitución debería existir un artículo del tipo: “todo ciudadano tiene derecho a cagarse de palabra, mofarse y befarse de cualquier dictador propio y/o ajeno , vivo o muerto, y de cualquiera de sus cómplices y esbirros”.

Por salud mental, por normalizar el salto de página, por consolidar el paso adelante y para reconciliarnos un poco con la ilusión de que la maldad comerá tierra sin que de ella brote nada parecido. Para vivir en un ambiente normalizado con aires de “nunca más”.

Estos días corren por las redes de simplificación los argumentos más castrojos, uno de ellos es reprochar a los jóvenes antifranquistas, que no han vivido el franquismo, que de haberlo hecho se hubieran cagado vivos. Suena a algo parecido a eso de “con Mahoma no te atreves”. Es una forma macarra de volver a escupir las “bondades” de la dictadura y en cierto modo, de otorgar a la represión de la dictadura un aire de justicia.

Para estos tapadillos, los autorizados a opinar son sólo los perseguidos y represaliados pero claro, no los de las cunetas ni los que pretenden localizarlos y darles justo entierro. Esos son unos carcas, como los denominó Pablo Casado en 2008.

 

“…pero si son unos carcas, están todo el día con la guerra del abuelo, con las fosas de no sé quién, con la memoria histórica…”

Pablo Casado, catedrático de gargajos históricos.

A ese conglomerado formado por falsos equidistantes, supuestos aburridos de que les recuerden su pasado y de los loros de las viejas heridas hay que añadir los supuestos social demócratas de toda la vida, tapadillos que en el fondo piensan como Casado, que lo de la memoria histórica, las fosas y las cunetas, es cosa de los demonios de izquierda a los que hay que someter como sea.

 

Viñeta del 31/05/2015

Cuando murió Franco yo era un crío que ya levantaba el pecho por encima del hule de la mesa del salón  y cuando el golpe del 23F del 81 ya había hecho más de una maniobra orquestal en la oscuridad . Lo que más recuerdo de aquel día es a mis abuelos asustados haciendo planes de evacuación y rememorando cosas que se me antojaban aterradoras. Y si ellos se preocupaban así es que pasaba algo chungo.

Crecí en ese tránsito tonto, espeso y en apariencia interminable del franquismo al postfranquismo lleno de apologías tibias y no tanto, sin entender bien aún a aquellos que arrastraban el miedo y decidían “no señalarse”. Poco tiempo más tarde entendí que el sedimento que había dejado el franquismo no se iría abriendo las ventanas, algunas mierdas iban a necesitar años de espátula y Zotal.

Décadas después se vuelve a llamar  “nostálgicos” a los franquistas, como dándoles una pátina sentimental, blandita y revisionista. Incluso muchos lechones que no quieren escuchar a sus mayores, ni bucear en su historia reclaman el olvido o que sigamos mirando a otro lado como acto de modernidad.

Da igual si se exhuma a Frasco, mañana o dentro de cuatro meses, muy tarde sería nunca y es algo que se debería haber hecho, sin dramas ni espectáculo, hace ya demasiados años. Metamos la pala y sigamos adelante. Terminemos con esa anomalía histórica y ataquemos otras sociales heredadas que ya empiezan a oler fuerte.

 

Mala memoria

Viñeta del 01/07/2018 en CTXT

Se me ocurren muchos motivos para hacer una reforma integral de ese lugar y sus mamotretos que, por mucho que quieran vender como monumentos de reconciliación, no son más que un tributo a los vencedores.

El Valle de los Caídos fue pergeñado para la exaltación de los “mártires de la cruzada” y no todos los caídos cayeron en la misma ubicación de honor, tanto física como simbólica.

De entrada desacralizarlo, porque con el rollo religioso se le otorga un escudo extra. Aprovechando el engendro anacrónico y ambiguo del artículo 525 de nuestro Código Penal, que permite perseguir supuestos delitos contra algo tan abierto como “los sentimientos religiosos” (eufemismo para la blasfemia), algunos profesionales carcas de la justicia permiten que prosperen denuncias en las que termina cabiendo cualquier cosa y al que muchos recurren como comodín para esconder motivos ideológicos.

Luego ir entrando con las máquinas de la memoria y hacer justicia a la historia.

Poca y mala memoria

Terreno donde se ubicaba la cárcel de Carabanchel. Google Maps (Junio de 2017)

Recuerdo las reivindicaciones de la Plataforma por la Memoria, junto a otros colectivos vecinales, que organizaron movilizaciones y actos de de protesta contra el derribo de la antigua cárcel de Carabanchel, del que este año se cumplen 1o años. Pedían que se conservara  la cúpula central  y que se convirtiera en un centro de recuerdo de la represión franquista y homenaje  a los represaliados.

Imposible, apenas quedaron cuatro piedras porque aquí no tenemos punto medio. O nos apropiamos de la historia como vencedores absolutos sin matices ni discusión o arrasamos con todo. Eso de hacer introspección no va con nosotros.

Foto: The Real Duluoz, 7 de febrero de 2013.  Licencia (CC BY-NC-SA 2.0). Más fotos del Memorial

Hay algunos gestos de otros países, también con cierto exceso de pasión por el “patrioterismo”, que me dan algo de envidia donde se construyen memoriales sobre etapas traumáticas de su historia sin caer en el error de perpetuar y refrescar el castigo de vencidos y víctimas y mucho menos para entronizar dictadores. Visitarlos sirve como clase de historia, recuerdo, tributo y justicia a la memoria.

De esto último andamos siempre bastante faltos, los de siempre siguen exigiendo el olvido para “no reabrir heridas” como postura racional. Traga y olvida, mascullan entre dientes añadiendo; y no olvides que los que ganan las guerras son siempre los guionistas de los recuerdos.

Relacionado:

 Por qué no hay que volar el Valle de los Caídos.  Diego E. barros  

 ¿Qué hacer con el Valle de Franco? Julián Casanova 

 

 

La cruz como excusa

cruz caídos

Viñeta del 24 de mayo de 2017 en CTXT

Otro pasaje en el que aparece ese engendro anacrónico y ambiguo del artículo 525 de nuestro Código Penal que permite perseguir supuestos delitos contra algo tan abierto como “los sentimientos religiosos”, en el que para algunos profesionales carcas de la justicia sigue cabiendo cualquier cosa y que otros aprovechan con otras intenciones que nada tienen que ver con la religión.

El miércoles declararon los presentadores de ‘El Intermedio’ tras ser denunciados por un delito contra los sentimientos religiosos por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos por este comentario hecho el 16 de mayo de 2016.

“El Valle de los Caídos alberga la cruz cristiana más grande del mundo, con 200.000 toneladas de peso y 150 metros de altura, el triple de lo que mide la torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa cruz se viera de lejos, normal, porque quien va a querer ver esa mierda de cerca”.

La querella, en principio, no fue admitida.La Audiencia Provincial ahora considera que puede existir posible delito de odio. (Ver recurso de apelación de 9 de marzo)

Actualización 7 de noviembre de 2017

El juez archiva la denuncia contra Dani Mateo y Wyoming por el chiste del Valle de los Caídos

El magistrado considera que el sketch de ‘El Intermedio’ no constituye un delito contra los sentimientos religiosos.

 

Viñeta de marzo de 2006

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos, presidida por Pablo Linares, tiene un curioso historial de querellas y denuncias.(1), además de un tufo evidente a negacionismo y revisionismo distraído, entre otras cosas.

 Enero de 2010.  Recurso Contencioso Administrativo contra el cierre de todo el recinto del Valle de los Caídos.

 3 de noviembre de 2010– Dos denuncias ante la Guardia Civil de San Lorenzo de El Escorial “por negársenos el acceso al recinto con el fin de asistir a la misa que por todos los caídos, celebraba el P. Abad del Valle y la comunidad benedictina en la Basílica”.

 Noviembre de 2010. Solicitud de medidas cautelares para paralizar las obras de desmontaje de la escultura de la Piedad del Valle de los Caídos, ante la más que evidente evidencia del destrozo que le estaban infringiendo.

 Julio de 2013– Petición ante la Comunidad de Madrid y Ministerio de Cultura de la catalogación de “Bien de Interés Cultural”, para el Valle de los Caídos, catalogación que dotaría al Valle de una singular protección “contra futuros ataques”.

 Enero de 2014. Recurso contencioso administrativo contra el Ministerio de Cultura por su silencio administrativo a la hora de la catalogación del Valle como Bien de Interés Cultural.

 Febrero de 2013-. Querella contra el Senador Iñaqui Anasagasti Olabeaga, por un presunto delito de incitación al odio y a la violencia, al declarar primero en una comisión del Senado (vídeo), y posteriormente en un artículo del diario “DEIA”, que “la mejor solución para el Valle de los Caídos sería volarlo”.

En julio de 2013 el Supremo archivó la querella considerando que:

Anasagasti emitió manifestaciones «opinables», pero protegidas por la libertad de expresión. «Las expresiones vertidas por el senador no contienen de por sí un contenido vejatorio ni discriminatorio, sino una crítica acerba por entender que tal monumento histórico/artístico, el Valle de los Caídos, rinde homenaje» a Franco, sobre cuyos «méritos» discrepan querellante y querellados”

 Febrero de 2105.  Querella contra José Rodríguez Spiteri Pallazuelo, Presidente de Patrimonio Nacional, por el estado de abandono del Valle de los Caídos, y por su falta de un adecuado mantenimiento.

 Julio de 2015– Personación en el Juzgado número 2 de San Lorenzo de El Escorial, en el proceso civil que iniciaron tres particulares para conseguir exhumar los restos de cuatro caídos republicanos inhumados en el Valle de los Caídos. “La Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos, representa legalmente a 107 familias españolas, que tienen a sus deudos enterrados en el Valle y que no quieren, ni van a dar su consentimiento a que los restos de los suyos sean tocados, trasladados y ni mucho menos sometidos a prueba de identificación alguna para satisfacer los respetables deseos de esas tres familias”.

 Junio de 2015. Personación ante el Comité de Desapariciones Forzadas de la ONU en Ginebra ante expediente abierto por escrito del abogado de los anteriores.

 19 de junio de 2016Querella contra el periodista norteamericano Jon Lee Anderson, el medio digital eldiario.es y su director Ignacio Escolar, por un articulo firmado por Anderson del 17 de julio de este año 2016, titulado  “Dinamitar el Valle de los Caídos“. (No he podido saber en qué punto está este proceso)

 Marzo de 2017. Demanda en los juzgados de Zaragoza a Purificación Lapeña Garrido, nieta y sobrina de dos fusilados por el franquismo en Zaragoza durante las primeras semanas de la Guerra Civil “para evitar que se toquen, manipulen y exhumen los restos mortales de cualquier caído inhumado en el cementerio del Valle de los Caídos“.

La familia Lapeña pleitea por la vía civil para sacar los restos de sus dos parientes del monumento franquista.

Aunque dicen no oponerse a la exhumación de los restos de los hermanos Manuel y Antonio Ramiro Lapeña Altabás, “siempre y cuando se garantice la integridad absoluta de los restos de cualquier otro inhumado en cualquiera de los osarios de la Basílica Pontificia del Valle de los Caídos”. Y se supone que eso se arregla con una demanda (?)

Relacionado:

 La ONU vuelve a exigir a España que atienda urgentemente los reclamos de las víctimas del franquismo y la Guerra Civil

 Se archiva la causa contra el concejal de Culturas por el cartel del Carnaval de A Coruña. El Juzgado de Instrucción número 3 asegura que el diseño no desprecia los sentimientos religiosos.