Legionario vs El Jueves

Cada cierto tiempo le doy un refresco a esta lista y también hago una rebusca para intentar rescatar casos menos conocidos. Leer sentencias puede parecer aburrido, pero se aprende bastante. Estoy siguiendo algunas de menos entidad al ser relacionadas con prensa local o demandantes y/o autores menos populares con intención de publicar como se resolvieron.

Esta historia comenzó en octubre de  2008.

aburrir-rajoy

En la página 11 de El  Jueves nº 1638 se publicó este fotomontaje de Santi Orue en el que aparecía un legionario durante un desfile, al que se le había añadido maquillaje de payaso, del que salía un bocadillo con el texto: “todo sea por no aburrir a Rajoy”.

El contexto del chiste eran unas declaraciones que se le escaparon a Mariano Rajoy la víspera del 12 de octubre de 2008,  sin percatarse que había un micro abierto:

«Mañana tengo el coñazo del desfile; en fin, un plan apasionante»

Los medios dieron buena cuenta de la pillada y se comentó como chiste durante mucho tiempo.

El legionario que aparece en la foto demandó a la revista en ejercicio de acción de protección civil de su derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen, solicitando una indemnización de 30.000 euros por daño moral.

Todo terminó siete años después,  el 1 de octubre de 2015 . El Tibunal Supremo desestimó la demanda.

Según se desprende de su lectura, resultó irrelevante que se usara la imagen del demandante o la de otro legionario, porque lo que buscaba el medio de comunicación era que el lector pudiera identificar el desfile militar con un espectáculo divertido que desmintiera el comentario de Mariano Rajoy (por entonces líder de la oposición), en el que claramente se centraba la carga crítica de la viñeta sin afectar ni a la persona del demandante ni a la Legión ni a las Fuerzas Armadas en general. Según la sentencia, en tales circunstancias, debe primar el derecho a la libertad de expresión sobre el derecho a la propia imagen del recurrente, cuya vulneración no se apreciaba porque el uso de su imagen manipulada, que prácticamente impedía su identificación, fue accesorio de la opinión crítica, irónica y mordaz que se quería expresar sobre un asunto de interés general, tratándose de una utilización proporcionada y adecuada a los usos sociales que en ningún caso tuvo por finalidad la ridiculización del personaje ni su profesión.

En resumen, el tratamiento humorístico o sarcástico de los acontecimientos que interesan a una sociedad constituye una forma de comunicación y crítica de los mismos que está unida al ejercicio del derecho a la libertad de expresión.

Mejor leer la sentencia para profundizar en los detalles.

pdf-2 Sentencia (PDF)

Nueva condena a El Agitador, 15.000 euros de multa y eliminación definitiva de artículo

fallo

Para encontrar el origen de esta historia hay que retroceder al  18 de enero de 2008, cuando la web satírica “El Agitador”, publicó este fotomontaje humorístico junto a este texto.

El 25 de noviembre de 2010, el Juzgado nº 1 de Arrecife dictó  un auto que ordenaba retirar dicha viñeta de la web. En octubre de 2011, el recurso de El  Agitador consiguió revocar la orden de  retirada de la imagen.

El 9 de abril de 2013 se celebró el juicio y el  30 del mismo mes, los tres administradores/autores de El Agitador, conocieron la sentencia, curiosamente a través de los medios, que los condenaba a pagar casi 20.000 euros.

Se les absolvía  del delito de injurias al fiscal Pallarés pero se les condenaba por calumnias porque el contenido de la viñeta excedía los límites del derecho a la información y de la libertad de expresión y consideraba las expresiones y la composición de la viñeta como injuriosas.

narices-verde El último episodio llega con una nueva sentencia fechada el 26 de junio de 2014 que los condena al pago de otros 15.000 euros al fiscal Pallarés por vulnerar su derecho al honor, la intimidad personal y familiar.

Esta vez por otra viñeta/fotomontaje y texto asociado,  publicado el 18 febrero de 2011 y que puede leerse aquí.  Además se ordena la eliminación definitiva del artículo.

La lectura de la sentencia resulta muy interesante en tanto se descubre que en el planteamiento se citan otros casos en los que se usaron fotomontajes y caricaturas y  termina centrándose, entre otros argumentos,  en  el derecho al honor y la propia imagen rodeando hábilmente el animus iocandi para centrarse en el supuesto uso con intención vejatoria de la fotografía del rostro del denunciante  sin caricaturizar.  Resumiendo mucho, interpretan que el  propósito burlesco es una excusa para el escarnio.

También resulta curioso que, solicitando datos al hospedador de la web sobre el número de visitas de ese post en concreto y al no recibir cifras sobre esa entrada en particular, tienen en cuenta las cantidad total de visitas  de los últimos tres años a toda la web, en un intento de cifrar la cantidad de la multa según el supuesto daño en función del alcance de la difusión de la imagen y texto (publicidad)

Estoy casi seguro que de haber sido una caricatura dibujada, o incluso un fotomontaje con referencias más subliminales al denunciante, lo hubieran tenido mucho más difícil y muy posiblemente no hubiera prosperado.

De tener que pagar esta última multa, el total del dinero a desembolsar, incluyendo costas, superaría los 38.000 euros. Desde El Agitador ya han manifestado su intención de presentar recurso de apelación.

pdf-2 Leer sentencia de 26 de junio de 2014 (PDF)

Antecedentes.

narices(2010)  Juzgado de Arrecife ordena la retirada de una viñeta de una web
narices(2013) La sátira puede salir muy cara, caso “El Agitador”
narices(2014) La Audiencia de Las Palmas confirma la condena a El Agitador por una viñeta sobre el fiscal Pallarés

narices(2015) El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de casación presentado por El Agitador por la viñeta “Demolition man”