El Supremo ratifica la sentencia que condena a El Agitador a pagar 3.000 euros por un fotomontaje

justicia-humor

Tengo que confesar una perversión. Leo sentencias, enteras. Algunas hasta varias veces. Sobre todo las relacionadas con viñetas, chistes y sátira en general. Sorprende la cantidad de giros curiosos en las interpretaciones que hay en ellas.

El 14 de septiembre se cerró otro capítulo del culebrón legal en el que anda metido El Agitador desde hace casi 9 años.

No resulta fácil resumir este asunto porque, además de dilatarse en el tiempo, se cruzaron dos demandas. Por aquí varias notas al respecto. (201020132014)

Recapitulando

Todo empezó el 18 de enero de 2008, cuando la web satírica “El Agitador”publicó este fotomontaje humorístico junto a este texto.

El 25 de noviembre de 2010, el Juzgado nº 1 de Arrecife dictó un auto que ordenaba retirar la viñeta de la web. En octubre de 2011, el recurso de El Agitador consiguió revocar la orden de retirada de la imagen.

El 9 de abril de 2013 se celebró el juicio y el 30 del mismo mes, los tres administradores/autores de El Agitador, conocieron la sentencia, curiosamente a través de los medios, que los condenaba a pagar casi 20.000 euros.

Se les absolvía  del delito de injurias pero se les condenaba por calumnias porque el contenido de la viñeta “excedía los límites del derecho a la información y de la libertad de expresión” y consideraba las expresiones y la composición de la viñeta como injuriosas.

El último episodio llegó con una nueva sentencia (PDF) fechada el 26 de junio de 2014 que los condenaba al pago de otros 15.000 euros al fiscal Pallarés por vulnerar su derecho al honor,  intimidad personal y familiar.

Esta vez por esta viñeta/fotomontaje en la que se añadió la cara del fiscal Pallarés al cuerpo de Chiquito de la Calzada encabezando un texto texto satírico, que fue  publicado el 18 febrero de 2011 y que puede leerse aquí (copia en Archive).  Además se ordenó la eliminación definitiva del artículo.

agitador

Fotomontaje objeto de la segunda demanda

El Agitador anunció un recurso de apelación.

El 15 de julio de 2015 el Tribunal Supremo admitó a trámite el recurso de casación.

El Supremo ratifica la condena

El 14 de septiembre de 2016 se ratificó la sentencia desestimando el recurso de casación interpuesto por don Eusebio y Asociación El Agitador, contra lo dictado el 17 de diciembre de 2014 (Ver sentencia)

Además, fijó de la cuantía de la indemnización en  3.000 euros añadiendo:

 “En atención a la gravedad de la lesión enjuiciada, y a partir de un análisis de los datos de los que dispone el Tribunal sobre la difusión real del artículo (página web y viñeta denunciada) y el nulo beneficio que la Asociación ha podido obtener por el mismo”.

La sentencia examina si existió algún interés público protegido por la Constitución para justificar la publicación de la imagen en el artículo difundido a través de la web de los demandados y llega a  conclusiones que resulta interesante analizar por algunas interpretaciones de la intencionalidad que se hacen del fotomontaje.

Para empezar entiende que la imagen no es crítica política o social.

“La publicación utiliza la imagen del actor para provocar exclusivamente la burla sobre su persona. No se emplea esa imagen con una finalidad de crítica política o social (que podría entenderse que es la propia del texto de la publicación) sino para denigrar al demandante.

Después, concluye que ser representado con la cara de Chiquito de la Calzada en el fotomontaje desacredita y denigra al demandante como profesional de la Justicia  y lo cataloga de falta de respeto, aunque descifrar lo que quiere decir exactamente este párrafo es complicado. Pueden hacerse varias lecturas.

Éste había hecho unas manifestaciones a la salida de una de las sesiones del juicio con jurado. Mostrar el perfil del actor, su representación o figuración como un cómico, histrión o figurante ante los juzgados a cuya entrada se le sitúa, y en los que con frecuencia es natural entender que intervenía, convierte su persona en alguien completamente ajeno a la rigurosidad, seriedad y respeto que la actuación ante la Justicia merece, lo que desacreditaba al demandante.

En sus conclusiones se leen algunas tonterías más, como que el fotomontaje “no es usual“.

¿Usual? ¿hay algo más ambiguo que “usual”?  ¿Existen especificaciones oficiales que regulen la norma por la que se delimite el formato legal exacto del cachondeo? Por otra parte, los fotomontajes se han hecho desde que existen medios técnicos para hacerlos. Parecen decir que no se ha hecho antes con un fiscal, o que no se deben hacer relacionándolos con la Justicia. O a saber.

No existió justificación política o social para la utilización de la imagen del actor en la caricatura, ni es usual el empleo de un montaje irónico a partir de la foto de un fiscal que se coloque sobre el cuerpo de un cómico situado a la entrada de una sede judicial.

Cita algunos casos y concluye que la caricatura no se encuadra en las convenciones del uso social.

Así lo demuestra normativamente el propio art. 8.2 b) al exigir que la utilización de la caricatura se adecue al uso social; y así lo demuestra, también, la doctrina del Tribunal Constitucional al apreciar intromisión ilegítima a través de un texto, historieta o cómic pese a su tono jocoso o burlón cuando el llamado “animus iocandi” se utiliza “precisamente como instrumento del escarnio”.

Leyendo el argumentario se me ocurre que, usando estos criterios, cualquier viñeta en la que se caricaturice a cualquier personaje puede considerarse un delito de injurias.

Aquí se saltan todo rastro de intencionalidad humorística y a tomar por saco el “animus iocandi”.

Se aconseja leer el texto completo, no son demasiadas letras.

Desde El Agitador consideraron la sentencia“absolutamente desproporcionada” y que “pone en entredicho la libertad de expresión en este país”. Insistiendo en que su única intención fue “denunciar una situación de ilegalidad”, la de la vivienda del fiscal y  recuerdan que seguirán “denunciando la corrupción”. (Fuente)

Ya saben, mucho cuidado con esos fotomontajes humorísticos (de según quién) en los que se añaden caretos a otros cuerpos, que no siempre pueden salir bien parados.

Relacionado: 76 casos en otros países

humor-apuros

Nueva condena a El Agitador, 15.000 euros de multa y eliminación definitiva de artículo

fallo

Para encontrar el origen de esta historia hay que retroceder al  18 de enero de 2008, cuando la web satírica “El Agitador”, publicó este fotomontaje humorístico junto a este texto.

El 25 de noviembre de 2010, el Juzgado nº 1 de Arrecife dictó  un auto que ordenaba retirar dicha viñeta de la web. En octubre de 2011, el recurso de El  Agitador consiguió revocar la orden de  retirada de la imagen.

El 9 de abril de 2013 se celebró el juicio y el  30 del mismo mes, los tres administradores/autores de El Agitador, conocieron la sentencia, curiosamente a través de los medios, que los condenaba a pagar casi 20.000 euros.

Se les absolvía  del delito de injurias al fiscal Pallarés pero se les condenaba por calumnias porque el contenido de la viñeta excedía los límites del derecho a la información y de la libertad de expresión y consideraba las expresiones y la composición de la viñeta como injuriosas.

narices-verde El último episodio llega con una nueva sentencia fechada el 26 de junio de 2014 que los condena al pago de otros 15.000 euros al fiscal Pallarés por vulnerar su derecho al honor, la intimidad personal y familiar.

Esta vez por otra viñeta/fotomontaje y texto asociado,  publicado el 18 febrero de 2011 y que puede leerse aquí.  Además se ordena la eliminación definitiva del artículo.

La lectura de la sentencia resulta muy interesante en tanto se descubre que en el planteamiento se citan otros casos en los que se usaron fotomontajes y caricaturas y  termina centrándose, entre otros argumentos,  en  el derecho al honor y la propia imagen rodeando hábilmente el animus iocandi para centrarse en el supuesto uso con intención vejatoria de la fotografía del rostro del denunciante  sin caricaturizar.  Resumiendo mucho, interpretan que el  propósito burlesco es una excusa para el escarnio.

También resulta curioso que, solicitando datos al hospedador de la web sobre el número de visitas de ese post en concreto y al no recibir cifras sobre esa entrada en particular, tienen en cuenta las cantidad total de visitas  de los últimos tres años a toda la web, en un intento de cifrar la cantidad de la multa según el supuesto daño en función del alcance de la difusión de la imagen y texto (publicidad)

Estoy casi seguro que de haber sido una caricatura dibujada, o incluso un fotomontaje con referencias más subliminales al denunciante, lo hubieran tenido mucho más difícil y muy posiblemente no hubiera prosperado.

De tener que pagar esta última multa, el total del dinero a desembolsar, incluyendo costas, superaría los 38.000 euros. Desde El Agitador ya han manifestado su intención de presentar recurso de apelación.

pdf-2 Leer sentencia de 26 de junio de 2014 (PDF)

Antecedentes.

narices(2010)  Juzgado de Arrecife ordena la retirada de una viñeta de una web
narices(2013) La sátira puede salir muy cara, caso “El Agitador”
narices(2014) La Audiencia de Las Palmas confirma la condena a El Agitador por una viñeta sobre el fiscal Pallarés

narices(2015) El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de casación presentado por El Agitador por la viñeta “Demolition man”

La Audiencia Provincial de Las Palmas confirma la condena a El Agitador por una viñeta sobre el fiscal Pallarés

cabecera-agitador

Condenados a pagar más de 20.000€ por una viñeta.

Si los condenados fueran de la revista El Jueves, Mongolia o de El Internedio, todo bicho viviente conocería el caso y se verterían toneladas de opiniones y críticas. Pero no es así.

Resumiendo un poco, todo empezó el 18 de enero de 2008, la web satírica “El Agitador”, publica este fotomontaje humorístico junto a este texto.

El 25 de noviembre de 2010, el Juzgado nº 1 de Arrecife dicta  un auto que ordena retirar la viñeta de la web.

En octubre de 2011, el recurso de El  Agitador consigue revocar la orden de  retirada de la imagen.

El 9 de abril de 2013 se celebra el juicio y el  30 de del mismo mes, los tres administradores/autores de El Agitador, conocen la sentencia, curiosamente a través de los medios, que los condenaba a pagar casi 20.000 euros.

Se les absolvía  del delito de injurias pero se les condenaba por calumnias porque el contenido de la viñeta excedía los límites del derecho a la información y de la libertad de expresión y consideraba las expresiones y la composición de la viñeta como injuriosas.

pdf-2 Ver sentencia de 24 de abril 2013 

Desde entonces, los autores de El Agitador intentan reunir apoyos y ayuda para hacer frente a la multa. Han conseguido recaudar algo más de 4000 euros.

peticion
 

Ahora, la Audiencia provincial de Las Palmas ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo penal número 3 de Arrecife que condena a los tres responsables de la web al pago una multa de casi 20.000 euros por un delito calumnias.

La sentencia aún se puede recurrir ante el Tribunal Supremo.

Relacionado:

narices2010 – Juzgado ordena retirar una viñeta de una web (Entrevista)

narices2013La sátira puede salir muy cara, caso “El Agitador”

narices La historia contada por El Agitador

narices31 de julio de 2015 El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de casación presentado por El Agitador por la viñeta “Demolition man

La sátira puede salir muy cara, caso “El Agitador”

el-agitador

Internet está petado de viñetas, fotomontajes, chistes y chuflas sobre casi todo hijo de vecino y tema, pero lo que debería ser solo eso, en ocasiones puede vaciarte el bolsillo además de darte más de un quebradero de cabeza.

Esta historia empieza el 18 de enero de 2008, la web satírica “El Agitador”, publica un fotomontaje junto a este texto.

El 25 de noviembre de 2010, el Juzgado nº 1 de Arrecife dicta la retirada de la viñeta como medida cautelar tras la querella interpuesta contra los administradores de la página por el ex fiscal coordinador de Lanzarote, Miguel Pallarés Rodríguez, que denuncia injurias y calumnias.

En octubre de 2011, el recurso de El  Agitador consigue revocar la orden de  retirada de la imagen.

La viñeta El fiscal mudo se publicó a raíz de un artículo de opinión publicado el 9 de enero de 2008 en La Opinión de Lanzarote (blog cerrado el 5 de abril de 2011), titulado “Y a todas estas, ¿qué hacen los fiscales?”, que señalaba la inactividad del Ministerio Fiscal en varios casos de corrupción, entre ellos el de La Bufona.  A día de hoy siguen apareciendo artículos de opinión relacionados.

El 9 de abril se celebró el juicio, y el pasado 30 de abril, los tres administradores/autores de El Agitador, conocieron la sentencia, curiosamente a través de los medios, que los condenaba a pagar casi 20.000 euros.

El juez les impone una multa de 2550 euros a cada editor  y 12000 euros más de indemnización que deberán ingresar al fiscal Pallarés de forma solidaria. Además deberán publicar íntegramente el fallo en la web. El  fallo es recurrible en apelación ante la Audiencia Provincial de Las Palmas.

El fallo dice que EL Agitador acusaba a Pallarés:  “por intereses espurios, de faltar a su función como fiscal, por deliberada pasividad efectuando una paralización de la investigación y persecución de varios delitos urbanísticos, atribuyéndole de esta manera  la comisión de delitos de prevaricación y de omisión del deber de perseguir delitos, imputaciones absolutamente gratuitas“.

He vuelto a trasladar algunas preguntas a uno de los demandados y aún no saben si recurrirán, pero esto no termina aquí.

El mismo fiscal ha interpuesto una nueva demanda por otra viñeta y texto, “Demolition Man“, por la que ahora les pide 60.000 euros. El juicio se celebrará en los próximos meses.

Carlos Manuel Meca, uno de los tres redactores de El Agitador, se lamenta “de un exceso que deja en mal lugar a nuestra justicia, tratándose de una web minoritaria y que los hechos que denunciamos ya habían sido publicados anteriormente en diferentes medios locales.

Y es que sorprende la desproporcionada cantidad de la multa, recordar que  la portada “perrito” de El Jueves se saldó con una de 3000 euros, además sin que mediara denuncia del “injuriado” . (Que se sepa)

También es reseñable la poca repercusión mediática, en cuanto a opinión se refiere, y el casi inexistente apoyo a los demandados en comparación con otros casos en los que se ven involucradas otras cabeceras humorísticas “cabezas de cartel”. Y lo peor, la casi ausencia de debate entre los profesionales de la sátira y la información, se entiende que en este país sigue siendo mucho más importante quién dice qué.

Sin embargo, para mi, este caso debe estar en la lista de sentencias absurdas que nos habla una vez más de gente “intocable” por la peligrosa mano del humor.

Ah,  hoy es el Día Mundial de la Libertad de Prensa, y todo eso.

 narices Sentencia (PDF)

narices La historia contada por sus autores

naricesEntrevista a portavoz de El Agitador (2010)

naricesRelacionado (Ebook): ¿Dónde están los límites del Humor Gráfico?

 

Actualización 14 de mayo 2013 : El Agitador anuncia que recurrirá la sentencia

Actualización agosto 2015 El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de casación presentado por El Agitador por la viñeta “Demolition man”