Un homenaje de papel

Me van a permitir que reseñe, no sin cierto sonrojo, un homenaje que hago extensivo al resto de dibujeros de viñetas de cualquier rincón del mundo digital y analógico.

El Dobladillo de diciembre, el nº 11, lleva esta portada ilustrada por @labocadellogo porque se trata de un especial dedicado los que hacemos los cuadrulos.

Un selecto grupo de plumillas de la casa arrima palabras a las viñetas de los autores que publican en CTXT, demostrando que eso de que una imagen vale más que mil palabras no es cierto, que se lo inventó algún vago que no quería leer mucho.

 

También se detienen en el manifiesto de defensa del humor y en algunos otros asuntos relacionados con la nada fácil tarea de hacer lo del humor.

 

Casi en dos parpadeos, CTXT cumple tres años de vida y también celebra los 5.000 suscriptores. Desde su nacimiento no han dejado de dar especial protagonismo y justa difusión a las viñetas, y en general a su grafismo, algo que siempre se agradece.

Además, han puesto a disposición de los suscriptores recopilaciones periódicas de las viñetas como parte de la oferta de contenidos exclusivos.

Desde enero de 2015 he enviado 382 viñetas que se suman a otras tantas de Grañena,  Pedripol,  La Boca del Logo y Malagón.

El Dobladillo

El Dobladillo nació el  10 de febrero de 2017  y es un resumen mensual de lo mejor del semanario digital. La publicación está pensada como recompensa a los suscriptores, para tratar de potenciar un modelo de negocio menos dependiente de la publicidad. No se descarta que en un futuro se distribuya también en quioscos, librerías y cafés.

Primer número de El Dobladillo

Se entregan mensualmente a domicilio a todos los suscriptores, y también se pueden comprar los números sueltos en la tienda. La tirada aumenta cada mes en función de los suscriptores que se van sumando, así que del último número se tiraron unos 5.000 ejemplares.

Se imprime en una sola hoja A1 de papel reciclado plegado en A4, lo que suponen 6 hojas desplegables en tamaño creciente más póster final A1  y cada ejemplar es temático. El formato es el mismo que publica el semanario francés Le Un. 

 

 

 

Documentales sobre dibujantes

Documentales sobre dibujantes

Soy así de cabezón, cuando no encuentro algo intento construirlo y esto es lo que buscaba: una página donde encontrar un repositorio de documentales temáticos sobre cómic, humor gráfico y asuntos relacionados con el dibujeo para no tener que andar hurgando aquí y allá.

La idea no es proporcionar enlaces de descarga, la página no aloja ningún archivo de vídeo ni contiene enlaces a ninguna otra web que los aloje sin autorización de sus autores.

Poco a poco iré completando las reseñas de los que ya he visto y seguiré añadiendo nuevos documentales.

Los documentales que pueden verse desde esta página son sólo los de libre distribución porque sus autores los han licenciado y difundido de forma que permiten que puedan ser compartidos, para el resto se enlaza a las webs de sus creadores o  a sitios donde se venden o alquilan y se muestra el teaser o tráiler oficial.

Aún hay mucho por pulir, pero ya se puede visitar. Si quieres estar al día de los documentales que vaya reseñando puedes enterarte en esta cuenta de Twitter y si tienes alguna sugerencia puedes dejarla aquí.

 

Dibujantes despedidos

dibujantes despedidos

Viñeta del 28 de octubre en Patreon

A los dibujantes se les suele despedir por hacer lo mismo para lo que fueron contratados, basta que la empresa decida dar un quiebro editorial para mandarlos a la calle. Aunque habría que matizar que tampoco se puede llamar despido como tal, porque la mayoría no tienen un contrato que se pueda extinguir, por lo que sale muy gratis despacharlos.

No nos engañemos demasiado. Los que nos dedicamos a esto del garabato a veces parecemos un club de plañideras, pero hasta las plañideras cobraban mejor por los llantos.

Lo nuestro está más apretado. Seguimos buscando la risa/sonrisa/reflexión aunque el panorama laboral sea un erial que amenaza a desierto.

Este año está siendo malo para los obreros de la viñeta. Los dibujantes, igual que el resto de currantes de los medios, han tenido que ir sobreviviendo bajo una lluvia de despidos y recortes. Las bajadas de sueldo nos han precarizado aún más, si es que aún había margen para rascar.

 En febrero de 2017, La Vanguardia dejó de publicar los trabajos de Miguel Gallardo  y Josep Maria Rius i Ortigosa “Joma”, dibujantes que colaboraban desde hace años en el diario. Sus colaboraciones fijas pasaron a ser esporádicas, a capricho de las necesidades del periódico. Y ya sabemos como acaban estos ajustes. En diciembre de 2013 ya hubo otra tanda  (captura) de despidos “de aquella manera”, por Whatsapp  –  (Captura)

 En mayo de 2017, El Español prescindió de Guillermo que trabajaba para este digital desde su fundación en octubre de 2015. Según la empresa, el fin de la relación obedecía a motivos exclusivamente económicos.

 Octubre se llevó por delante a alguno más. Ernesto Rodera anunció el día 3 que esta era su última viñeta porque en CTXT tenían que ‘recortar nóminas’,  la colaboración no llegó a cumplir un año. Rodera publicó su primera viñeta en CTXT el 10 de noviembre de 2016.

 

Última viñeta de Rodera en CTXT

 

 Poco después, el día 10 de octubre, Ferran Martín contaba que República prescindía de sus viñetas tras casi cuatro años de relación y anunciaba (captura) que pasaba a ser #HumoristaDisponible

Última viñeta de Ferran Martín en República

 

 El 31 de octubre, Eneko las Heras  contaba que el diario 20 Minutos le había comunicado que prescindía de sus dibujos después de 17 años de viñetista en el periódico, que desconocía el motivo concreto y que tampoco preguntó. También añadió que algunos dibujos  (captura) ya no se habían publicado en papel durante las últimas semanas.

Última viñeta de Eneko en 20 Minutos

 

 Lluis Puigbert fue despedido de e-notícies el 29 de noviembre y lo contó así en su cuenta de Facebook y en su blog.

“Después de casi 5 años publicado en digital e-notícies, este es el último dibujo. Aunque las razones que me han dado son otras, me temo que su línea editorial cada vez más en cierto sentido y mis dibujos en otro han hecho imposible la colaboración.

Seguimos dibujando en el Setmanari de l’Alt Empordà, en la revista Presència, en el digital el Web Negre… y donde sea necesario. Ganas y temas no nos faltan”.

 

Última viñeta de Puigbert en e-notícies

 

2018, más de lo mismo

 

La situación no tiene pinta de mejorar y muchos medios siguen tambaleándose.

  En enero de 2018, el cierre de las revistas Interviú y Tiempo le arrancó otro cacho del sueldo a Eneko (otra vez) y Malagón, entre otros.

  También en enero, supuestamente por historias económicas, El Economista suspendió temporalmente las colaboraciones diarias de Pepe Farruqo y Napi que publicaban desde hacía 13 años, sin que los dibujantes sepan, después de un mes, si volverán a trabajar ni en qué condiciones.

 El 2 de febrero se conoció que El Periódico decidía prescindir de la viñeta del dibujante Miquel Ferreres que publicaba desde 1997. Según VilaWeb, la dirección del diario le comunicó que sus viñetas seguirán publicándose hasta el 28 de febrero. Las explicaciones de su despido han sido poco concretas y se han basado en motivos económicos y técnicos.

Una semana antes, el Grupo Zeta había anunciado un expediente de regulación de empleo para recortar un 45% de las nóminas de los casi 400 trabajadores de la redacción y de otros departamentos o su equivalente en despidos.

Estos son sólo algunos de los tenemos noticias, bien porque son más populares, tienen más visibilidad o alguien se preocupa por difundir su situación, luego están los que se van cantando bajito y van perdiendo espacios donde trabajar, pero no nos enteramos.

Lo que no contamos

Hemos normalizado la precariedad, no sólo los dibujantes, todos. Nos han ido colando el discursito ese del freelance autosuficiente y toda esa mierda posmoderna de la cancamusa del emprendedor que puede trabajar en cualquier sitio del mundo a golpe de clic y algunos han llegado a creer que iban a llover longanizas de las gordas. Y si no consigues buenos encargos será siempre culpa tuya. Algo te falta o te falla, no eres bueno o hay otro mejor.

La realidad es mucho menos romántica. La mayoría de los autores son/somos autónomos sin más recursos e infraestructura que la mesa en casa y el lápiz.

Muchos de los que conozco necesitan currar para dos, tres o más cabeceras para juntar algo que se parezca a un sueldo. Y cuando un cliente se cae suelen quedarse en una situación cercana a la miseria. Algunos afortunados consiguen conservar varias colaboraciones y pueden aliviar el hachazo con otras ñapas, relacionadas o no con el viñeteo.

Pocos tienen un contrato, ni mercantil, que al menos les asegure cierto compromiso en tiempo y los precios a la pieza han bajado hasta parecerse a tarifas de hace  15 o 20 años. Otra lucha es la de la agonía del clic, ya hay gente currando bajo la sombra amenazante del cumplimiento de objetivos de tráfico.

Y el racaneo, el racaneo que no falte para seguir normalizando esa losa interesada de que con la tripa vacía se crea mejor y la monserga de que hay que promocionarse a base de regalar horas de trabajo para que se lucren cuatro listos.

Es habitual recibir propuestas de colaboración en las que el que hace la oferta está convencido de que  “colaboración” y “trabajar gratis” es la misma cosa, palabras gemelas e inseparables. Eso sí, con imposición de periodicidad y todas las obligaciones que quiera imaginar el medio que propone la colaboración. Así, ante la dificultad de “meter cabeza” y encontrar hueco donde publicar, no son pocos los que aceptan con la esperanza de que con el tiempo recibirán un pago decente “cuando la cosa funcione”.

Ya no estoy seguro de si hay más dibujantes que medios donde currar o menos vergüenza que ganas de tratar a los trabajadores con un mínimo de respeto.

 

¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cuando se publiquen?

 

Brevas #68

Coincidiendo con el 40 aniversario de la revista El Jueves, el museo digital Humoristán presentó esta curiosa pieza, un número inédito de la revista.

Se trata de un nº 00 de 20 páginas de principios de 1977 con trabajos de  Tom, Romeu y JLMartín por encargo de José Ilario, el que fuera editor de Barrabás y primer editor y precursor de El Jueves. Entre otras cosas, incluye una historieta desconocida de Martínez el Facha.

Descargar/leer en Humoristán – Descarga local

 

 

Viñeta de Vázquez

Un artículo bizcochable, también en Humoristán, firmado por el dibujante Jaume Capdevila, “Kap“, bajo el título “La aventura periodística“, un repaso de 40 páginas con interesantes datos y anécdotas sobre la trayectoria en la prensa del dibujante Manuel Vázquez Gallego, más conocido como “Vázquez”, para muchos “el gran Vázquez”.

Leer “La aventura periodística”

 

 

Los colegas del fanzine Cretino han tirado su nº 45 (23 digital). Un montón de autores en 64 páginas. Se trata del cuarto ejemplar de una serie dedicada a los 7 pecados capitales. El turno esta vez es para la ira. El próximo número, que saldrá en septiembre, irá dedicado a la lujuria. Como siempre, aceptan colaboraciones.

Además, regalan un eBook recopilatorio de trabajos de El Koko Parrilla.

Ambas publicaciones pueden leerse por la patilla.

Cretino IRA – eBook: La vida Cretina El Koko

 

 

El dibujante Pedro Fernando Ruiz Pellejero, “Nano”, falleció el lunes 12 de junio en Logroño a los 87 años. “Nano” publicó sus viñetas en La Rioja durante la décadas de los 70 hasta finales de los 80 en las que dio vida a su personaje ‘Taquio’. La noticia en La Rioja

 

 

El dibujante turco Melih Gürler, encarcelado en la prisión de Samsun Bafra, ha recibido una nueva condena de 10 meses por  “ insultos al ministro de justicia, Bekir Bozdag” en una carta que escribió desde la cárcel al político kurdo Selahattin Demirtas del partido HPD.

Güler cumple una condena de 1 año y 6 meses por “insultar al presidente Erdogan” en una carta que prendía enviar a una dirección de Ankara con el nombre de Abdül Müttalip.

Carta y dirección de Gürler en prisión

Recordatorio. El dibujante  , junto a sus compañeros del diario Cumhuriyet, lleva más de siete meses encarcelado acusado de “relación con grupo terrorista”.