Egos reunidos

Esta noche  ha habido eclipse, los ombligos de guruses, artistas del canon, el alambre y las leyes han tapado la luna con sus egos.

Muchos hemos visto en directo la emisión el capítulo 1306X02 del culebrón “Angelines de mis enlaces”

Contado a lo tragalopavo lo que ha pasado es más o menos esto:

Un ciudadano fue a ver a Álex de la Iglesia para presentarle una propuesta de apaño para enmendar la ley Sinde. Con la de leyes que tenemos ya para todo… hasta tenemos una Constitución casi en desuso.

Porque como todos sabemos,  la Academia del Cine es el sitio indicado para arreglar algo que nació de un error de redacción de la guionista que le puso a la ley el apellido de su abuela.  Eso es así.

Hasta aquí nada sería de alarmarse, dos ciudadanos libres, que no representan a nadie salvo a sus respectivos ADN´s se citan para charlar sobre asuntos de leyes.

Esas cosas que todos hacemos, o podemos hacer, como ciudadanos libres cuando nos de la gana.  Así pues, ejerciendo de ciudadanos libres deciden que la cita quede por el momento como un encuentro íntimo.

Posiblemente para que no parezca que quieren ponerse medallas, hacerse la foto o para evitar rabietas de  los internautas descargantes, nadie lo sabrá nunca.

Pero como viene siendo tradición,  la SER , que dice  que recibe una pista, sobre la reunión o sobre el contenido de la propuesta de arreglo… o algo…llama enseguida al gurú que tiene apuntado primero  en la agenda. Luego se sacude las pulgas.

Y el resto es la historia de siempre, igual el despacho de Álex, tiene un redactor de El País camuflado en una lámpara y micrófonos espía de la SER escondidos por toda la sala.

Porque aún hay catetos, con blog o no, y también en otros medios, que no se atreven a decir que ha muerto Elvis hasta que no “salga” en la SER .

Y el resto en Tonter.

Aunque mejor infórmese por su cuenta, que aquí no se nos subvenciona para eso.

Ebobos

Diciembre de 2009, González-Sinde anuncia que el IVA del libro electrónico será el mismo que el del impreso.

Abril de 2010, Hacienda  dice que  tururú,  el tipo reducido del impuesto del 4% no alcanzará a  los libros electrónicos que se comercialicen a través de la venta de códigos de descarga.

Y ahora que me cuente alguien cuál es la lógica de esta desigualdad y discriminación manifiesta a la venta de Ebooks por descarga.

¿Joder aún más el mercadillo editorial digital?

¿Favorecer a los grandes dinosaurios del papiro?

¿Se lo ha recomendado a Hacienda, o a  Sinde, un sobrino que hace webs con Frontpajas?

¿Los libros electrónicos se gravarán  con un impuesto por las labores del PDF?

¿Es otro pasito más para el control y secuestro de las planchas de internet para proteger al creador?

Diga, diga…